Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo.

26 feb. 2018

Colápso Económico y Hegemonía del Dólar: ¿Cuándo Comenzó Todo?

hegemonía-dólar-bitcoin-conjugandoadjetivos
En el  artículo anterior  (aquí en español) expliqué por qué el bitcoin debería considerarse una reacción a la hegemonía del dólar estadounidense y cómo otras naciones y bancos centrales se enfrentan a la crisis del dólar provocada por la desdolarización.  En este artículo analizaré cómo llegamos a este punto y qué mecanismos ayudaron a crear una sociedad basada en la deuda.  En el tercer y último artículo examinaremos la naturaleza de la futura transición geopolítica y geo-financiera, así como las señales que debemos vigilar en el futuro inmediato.

Del oro al papel

Para comprender lo que está ocurriendo hoy en día, debemos mirar hacia atrás en tiempos más simples, cuando las personas intercambiaban entre sí. La utilidad y la disponibilidad de los productos determinaba su valor. El oro, en particular representaba un bien finito que era difícil de encontrar y útil en varios campos. Por esta razón, el oro siempre ha sido considerado como el mejor ejemplo de un bien valioso, junto con los diamantes, el platino, la plata y otros elementos que son difíciles de encontrar pero que tienen un uso común o diario. Por ejemplo, la importancia de la utilidad transformó el uranio, un elemento por lo demás inútil, en un bien valioso tras el descubrimiento de la energía atómica. Volviendo al oro, uno puede entender cómo en la era del trueque, el oro era el elemento de referencia con el que tasar el valor de todo. Poco a poco, al oro se unió la plata y luego el bronce para simplificar el intercambio de mercancías y aumentar la comodidad de su uso.

El oro tenía su propio valor intrínseco y era válido en todos los imperios del mundo; lo mismo pasaba con la plata y el bronce. El oro se había convertido no solo en un medio de intercambio y una medida de valor, sino también en un depósito de valor que se iba heredando. Sobre todo, era un medio de pago. Cuando las monedas de plata comenzaron a escasear, se introdujo el pago con la moneda impresa en cuero. Sin embargo, a menudo fueron rechazados debido a que carecían de los principios básicos que otorgaban el oro, la plata o el bronce atendiendo a su medida y depósito de valor. Esta moneda podría desgastarse, y aunque era un medio de pago, no era tan sólida y confiable como los metales preciosos.

La verdadera revolución comenzó en el siglo XVIII cuando el banco central francés comenzó a tomar barras de oro de sus ciudadanos a cambio de trozos de papel con el valor correspondiente escrito en él. Este cambio tendría enormes repercusiones en la economía mundial durante los próximos 300 años.

El aspecto más importante de este cambio fue psicológico, por el cual la persona común estaba dispuesta a entregar su oro físico al banco francés a cambio de un pedazo de papel que indicaba la cantidad de oro que poseía. Hay dos razones fundamentales que llevaron a esta elección, ambas relacionadas con la naturaleza humana: la simplicidad de uso y la confianza en el sistema. El estado francés, a través de su banco central, retiró el oro, la plata y bronce a la gente y lo cambió por papel moneda física sin ningún valor intrínseco. Pero el papel moneda ofrecía un alto grado de portabilidad y facilidad de uso, ayudando a su manejo como medio de pago e intercambio de bienes. El capitalismo nació y la transferencia de riqueza se completó. El mundo estaba pasando de una economía real basada en valores intrínsecos, como la representada por el oro, la plata y el bronce, a una ficticia anclada en trozos de papel.

La Moneda de Reserva Mundial.

El Imperio Británico, y luego el estadounidense, han prosperado enormemente en este arreglo, gracias a la acumulación de oro en sus bancos centrales. El Banco de Inglaterra había acumulado enormes reservas de oro y, por lo tanto, pudo emitir grandes cantidades de libras, lo que aumentó el concepto de una reserva monetaria mundial. La libra había reemplazado lentamente a la moneda francesa como el principal medio de intercambio en todo el mundo, dejando a Gran Bretaña en una posición privilegiada dando como resultado el papel central de Londres en la economía global. A lo largo de la historia, el surgimiento de grandes imperios ha coincidido con que su moneda sea la moneda de reserva mundial. Hasta el Imperio Británico, la moneda siempre había sido una mezcla de monedas valiosas y monedas de reemplazo. Pero con la libra esterlina, el oro fue reemplazado por completo por la libra, dando a Gran Bretaña y sus colonias un poder desproporcionado para manipular la economía global. Para que el sistema fuera sostenible, la obligación era imprimir moneda solo en relación con la cantidad de oro que realmente se poseía. Cada libra emitida se correspondía con una tarifa de oro que solo se había tomado prestada del banco central británico. Cada titular de la moneda, primero en Francia y ahora en Inglaterra, teóricamente podría haber pedido su oro en lugar de libras esterlinas o florines franceses. Este acuerdo se basó en la confianza depositada en los bancos centrales y el estado, liberando al ciudadano promedio de tener que transportar y proteger las monedas preciosas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos emergió como el mayor triunfador en el Oeste y Washington pronto reemplazó a Londres como la principal potencia mundial, con el tomando el dólar en lugar de la libra como moneda de reserva mundial. El verdadero cambio negativo se produjo cuando Nixon decidió en 1971 eliminar el dólar del correspondiente valor en oro que se había establecido en el Acuerdo de Bretton Woods. Ya no se le exigía a la Fed que se imprimiera el precio del oro en su papel moneda. La crisis del petróleo de 1973 fijó aún más el valor del dólar como resultado de este choque petrolero, llevando a Arabia Saudita y los países de la OPEP a firmar un acuerdo secreto con Washington. Este acuerdo estipulaba que, a cambio de la protección política y militar de Washington, los países de la OPEP tendrían que vender petróleo solo en dólares. Así nació el petrodólar, que reemplazó al estándar vinculado al oro que existía antes de Nixon.

En el transcurso de unos años, la economía mundial experimentó un cambio dramático y catastrófico. El poder militar y económico estadounidense había prevalecido, y la FED podía imprimir infinitas cantidades de dólares sin preocuparse por su sostenibilidad o credibilidad, confiando en la guerra, los medios y el consumismo para apuntalar la fachada. El mundo comenzó a enviar bienes de consumo a los Estados Unidos a cambio de papel usado sin relación con el oro. La estafa del siglo estaba completa. Es una farsa que depende de la colusión entre bancos, agencias federales, agencias de calificación y gobiernos para crear la ilusión de que los bonos del gobierno estadounidense son el activo más seguro del mundo, incluso más que el oro mismo, que comenzó a desaparecer lentamente del radar como una reserva de valor intrínseco.

Avanzando rápidamente hasta el final de la década de 1980, la situación comenzó a empeorar con la transición a una realidad digital regulada por Wall Street y la especulación financiera. Los bancos centrales podrían crear dinero simplemente transfiriendo dinero a los bancos digitalmente.

Este fenómeno provocó una enorme divergencia entre los activos reales y el valor de las monedas. Muchos países que carecen de cierto nivel de credibilidad internacional podrían ver un aumento de la inflación en cuestión de horas como resultado de una fuerte especulación financiera, devaluando el valor de su moneda con consecuencias desastrosas para la economía real.

Veinte años más tarde, la grieta revelada por Lehman Brother repentinamente amplificó todos los problemas existentes. El riesgo era que los ciudadanos perderían la confianza en el dólar o el euro, socavando la comprensión que existía desde el siglo XVIII, donde los ciudadanos intercambiarían oro por papel con la certeza de que la integridad de este proceso estaba garantizada por el banco central de su país. En lugar de sanar al sistema financiero, la solución ideada buscaba aumentar el poder de los bancos y las instituciones financieras, y sobre todo inundar el mercado con dinero para salvar a los bancos que eran demasiado grandes para quebrar. Los contribuyentes ordinarios de repente se vieron envueltos en una deuda de 800 mil millones de dólares con un simple clic del mouse, la Fed trabajando toda la noche para crear dinero de la nada con el fin de aumentar la liquidez de los bancos.

Gracias a una continua corriente propagandística de los medios de comunicación, el ciudadano medio estuvo poco preocupado por estas acciones y la economía global evitó ir cuesta abajo. Los bancos centrales se encontraron en una situación sin precedentes, forzándolos a admitir que la única forma de salvar la economía era crear más dinero de la nada. Una situación tan absurda que ha llevado al Deutsche Bank en 2018 a acumular instrumentos financieros tan tóxicos como derivados por aproximadamente 46 billones de dólares, el doble de la economía estadounidense. Esto está degenerando en una locura sin sentido, como veremos en el próximo y último artículo de la serie.

En el siguiente y último artículo de la serie explicaré cómo la criptomoneda podría salvar a todo el sistema financiero en caso de una nueva crisis y por qué esto significa el final del momento unipolar para los EE.UU.


Artículo de: FEDERICO PIERACCINI, Strategic-Culture. 
Comparte:

23 feb. 2018

Hellstorm: El Genocidio Sobre el Pueblo Alemán en la Segunda Guerra Mundial

Hellstorm es un documental sobre el tratamiento de civiles alemanes en los antiguos países ocupados después de la Segunda Guerra Mundial, con testigos y víctimas que recuerdan los horrores con abrasadora claridad. - No confundir con un documental de la BBC sobre los crímenes de los aliados. Aunque este documental se centra en los crímenes de los soviéticos e ignora los crímenes de EE.UU y Reino Unido -. El documental Hellstorm ha revolucionado youtube poniendo de relieve, una vez más que la Historia la cuentan los vencedores. Muchos escépticos han catalogado Hellstorm de "propaganda nazi" sin siquiera haberlo visto. Visionenlo y juzguen ustedes mismos.

Comparte:

23F: De Las Inumerables Reseñas De Lo Que Pasó

Para entender la realidad de corrupción política que vive España hay que viajar al pasado, hay que volver a la génesis de nuestra “democracia”… Y las comillas en la palabra “democracia” son intencionales.

Siempre he tenido dudas sobre determinados aspectos del 23-F. Aspectos del Golpe operado el 23 de febrero de 1981 que nunca me han parecido coherentes… ¿Cómo es posible que se trame un Golpe a espaldas del Servicio Secreto? ¿Cómo es posible que de saberlo el Gobierno español no hiciese nada para evitarlo? ¿Qué papel jugaban los Servicios Secretos americanos, alemanes o franceses? ¿Qué papel jugaba el Servicio Secreto español en la logística del Golpe?  ¿Por qué no se encarceló al Rey desde el primer momento…? ¿Cómo es posible que el Rey dispusiese de comunicación en todo momento durante la “intentona”? ¿Cómo pudo el Rey emitir un discurso por televisión cuando debería haber estado aislado? ¿El fin del Golpe era luchar contra la democracia…?

juicio de Campamento
Tejero, Milan del Bosch, Armada… ¿Cuál es su papel real en el Golpe? ¿Quién engaño a quién? Es de suma importancia entender el ambiente que se respiraba militar y políticamente en España… Realmente los militares implicados en la intentona eran los más fieles a la Corona… Entonces ¿Traicionaron el Rey…? De ser así ¿Por qué luego le pedirán permiso para poder testificar en el llamado juicio de Campamento?

Hace ya unos cuantos años que vienen publicándose algunos libros en España que explican asuntos que han permanecido oscuros en nuestra historia reciente. En general son libros terribles, en los que se cuentan cosas que producen o bien repugnancia o bien le ponen a uno los pelos de punta.

Y lo más curioso: que se sepa, ninguno de sus autores ha sido procesado –ni siquiera denunciado– por difamación y calumnias. Nadie ha sido puesto entre rejas, lo que hace presumir que las afirmaciones que esos libros contienen tienen mucho de verdaderas.

Con la publicación de 23-F. El Rey y su secreto (Ed. Libros Libres) el escritor Jesús Palacios abre una nueva vision sobre lo ocurrido.


En  este libro se desvela cómo todo el arco parlamentario, con el PSOE de Felipe González a la cabeza, apoyaba la formación de un gobierno de concentración cuyo objetivo era, apunta Palacios"el redondeo de la Transición y de la propia democracia" a través de una operación de "corrección" del sistema.





Después de la primera moción de censura que supera el presidente Suárez, Jesús Palacios glosa los principales aspectos que desencadenan la llamada "Operación DeGaulle".

"El presidente había renunciado a los usos y modos del Parlamento, y por lo tanto de la Democracia, y se había refugiado como un autista en la Moncloa. Se hacía necesario corregir la vertebración del Estado Autonómico que había dado alas a las aspiraciones secesionistas de nacionalistas vascos y catalanes, y por la misma razón había que reformar la Ley Electoral".

Los capítulos de 23-F. El Rey y su secreto reseñan cómo se desarrollaría la operación en dos fases:

* La primera al margen de la legalidad institucional con un "supuesto anticonstitucional máximo" que sería encarnado por el teniente coronel Tejero con una imagen de elemento de involución.


* La segunda fase, que fracasó, llevaría al general Armada al Congreso de donde desalojaría a Tejero y haría aprobar por toda la cámara la propuesta del gobierno de concentración previamente consensuado por los grupos.


Y, ¿por qué fracasó la operación?

"Cuando Tejero, a quien no le han explicado todo el desarrollo del plan, ve quiénes formarían aquel Gobierno (con González en la vicepresidencia) niega el paso a Armada. En aquel momento todo termina y todos los que estaban involucrados se desentienden y señalan a Armada como el gran traidor".


El que fuera miembro de la inteligencia cuenta la relación que existió entre el 23-F y el Cesid".



Fue el comandante Cortina el que decidió la hora y la fecha, y que esta unidad fue clave en el intento del golpe.

 "el asalto al Congreso estaba planificado en líneas generales por Tejero, pero la fecha y la hora se decide por el propio comandante Cortina". Trataban a Cortina como "un hombre de inteligencia superior" que además era muy respetado por sus subordinados. "Se le quería como un ayatolá", aseguraba.



Y es que el que fuera capitán de la inteligencia española confirma que la Aome conocía el golpe. "Que lo planes del asalto al Congreso ya se conocían en la unidad es una evidencia".



Además, Juan Alberto Perote indica que si hubo sorpresa por el golpe sólo fue por el momento en el que se llevó a cabo. "El presidente Suárez conocía todos los golpes que se estaban preparando", así como el secretario general del Cesid, Javier Calderón. Igualmente, subraya que "el Rey conocía que se iba a dar un golpe". Aunque aclara que "tanto al Rey como al propio director del Cesid en funciones les pilla de sorpresa".


Otro de estos escritores es Diego Camacho López-Escobar( nacido en Madrid en 1944, ingresa en la Academia General Militar (1963) donde obtiene el empleo de Teniente de Infantería (1967). Desarrolla su actividad profesional en los siguientes destinos: Escuela Militar de Montaña (Jaca); Agrupación de Tropas Nómadas del Sahara (Smara); Compañía de Operaciones Especiales (Madrid); Brigada Paracaidista (Alcalá de Henares); Regimiento de la Guardia del Jefe del Estado (Madrid); Ministerio de Defensa (Madrid); Equipo de Cooperación Militar (Guinea Ecuatorial); Embajada de España en San José (Costa Rica); Embajada de España en Rabat (Marruecos); Embajada de España en París (Francia); Museo del Ejército (Madrid). Obtiene el empleo de Coronel de Infantería en 1995).

Durante el 23-F Diego estaba destinado en la unidad del CESID que participó más directamente en la asonada golpista. A los pocos minutos de entrar Tejero en el Congreso, pudo comprobar que durante el día en el centro se había realizado acopio de víveres y bebidas para toda la noche y que varios agentes habían sido encapsulados informativamente y puenteados en su función por el jefe de la unidad.

Pasada la media noche, el capitán Camacho se introdujo con otro agente en el Congreso, unos 10 o 15 minutos después de la llegada de Pardo Zancada, y fueron testigos directos del clima existente y de las razones que habían motivado el enfrentamiento entre Armada y Tejero.

A las 05:00h del 24-F, ambos agentes se trasladaron a la sede central del CESID para comunicar a Javier Calderón la autoría intelectual del golpe. Ese mismo día también le informaron de la participación de la unidad y de varios agentes dirigidos por Cortina en la asonada.

Más adelante, los cuatro agentes que habían descubierto la implicación del CESID, impulsaron una investigación interna que no se materializó hasta un mes después, una vez que fracasaron los intentos de la Dirección para que lo descubierto fuera silenciado. Dicho informe sería ocultado a las defensas de los implicados y mutilado parte de su contenido.

Existe un completísimo informe realizado por el señor Camacho aquí.

23-F, EL GOLPE QUE NUNCA EXISTIÓ, TODO FUE URDIDO POR EL REY

“En el otoño de 1980 -escribe el coronel Martínez Inglés en este libro- La Zarzuela, para tratar de desmontar el golpe duro “a la turca” que los tenientes generales franquistas preparan para la primavera del año siguiente, encarga al general Armada, la puesta en marcha de la solución política que enseguida llevaría su nombre: la“Solución Armada”, y que consistía en ir a un Gobierno de concentración, unidad o salvación nacional presidido por un alto militar (el propio Armada), con carácter temporal (dos años), formado con representantes de los principales partidos políticos (socialistas y centristas, básicamente) y consensuado con la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM)…”

El libro “23F, El Golpe del CESID” del periodista Jesús Palacios confirma las tesis de Amadeo Martínez Inglés. Según este libro, editado por planeta, el 23 F no fue un golpe real, sino un simulacro para reforzar la democracia frente a ciertos conatos golpistas que se cocían en la trastienda del estado. El diseñador del Golpe fue el CESID, la inteligencia militar española, a cargo del General Javier Calderón y José Luis Cortina.

La TRANSICION Española se diseñó en la sede central de la CIA

Este libro nos recuerda que “la CIA interviene en la instalación de las bases militares estadounidenses en nuestro suelo, la transición del franquismo a la Monarquía, el golpe de Estado del 23-F o la definitiva integración del Estado español en la estructura de la OTAN”.

"La CIA en España, el periodista de investigación Alfredo Grimaldos asegura que el arribo al poder del socialista Felipe González como presidente del Gobierno español en 1982, fue en realidad la alternativa "diseñada y controlada" por la CIA para mantener la tutela sobre España.

El libro de Grimaldos, publicado en el 2006, afirma que el actual Partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue un partido que no surgió de una verdadera base social, sino que fue recreado, moldeado y financiado por la CIA norteamericana" a través de fundaciones del Partido Socialdemócrata de Willi Brandt de la República Federal Alemana: "Los servicios secretos norteamericanos y la socialdemocracia alemana se turnan celosamente en la dirección de la Transición española , con dos objetivos: impedir una revolución tras la muerte de Franco y aniquilar a la izquierda comunista. Este fino trabajo de construir un partido "de izquierdas" para impedir precisamente que la izquierda se haga con el poder en España, es obra de la CIA, en colaboración con la Internacional Socialista". (Puede leerse aquí el capítulo La CIA y la refundación del PSOE).

Alfredo Grimaldos tiene otro libro: "Claves de la transición 1973-1986 para adultos" (Editorial Península). Su libro inicia con la frase siguiente: "El franquismo no es una dictadura que finaliza con el dictador, sino una estructura de poder específica que integra a la nueva monarquía".

En entrevista publicada por el periódico Público.es, Grimaldos responde una pregunta sobre: ¿Hasta qué punto la CIA tutela la Transición?

"Cuando Nixon llega a España en 1970 se encuentra con un Franco muy mayor. Nixon se vuelve preocupado. Para ellos era muy importante mantener la Península Ibérica en su sistema de alianzas. Entonces, le dice a Vernon Walters, su hombre de confianza, que venga a España para ver qué va a suceder después la muerte del dictador. Franco se dio cuenta enseguida de qué pasaba y le dijo a Walters que está todo atado y bien atado, que el Ejército se pondrá de parte de Juan Carlos I y que su principal monumento no es el Valle de los Caídos sino la clase media española que hará de colchón para impedir una revolución".

Grimaldos hace pedazos la imagen oficial que se ha tenido de la Transición en España, señalada constantemente como referente ejemplar del paso de una dictadura hacia la madurez de la vida democrática y en ese contexto, el papel desempeñado por aquel joven luchador, inteligente, carismático, elocuente, a quien el diario Pravda, siendo todavía órgano del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética , llenara de elogios en la parte final de los 80 por su "flexibilidad y pragmatismo".

Resulta entonces que ese faro de luz llamado Transición.

¿Fue construido sobre la falsificación y el engaño? 

Dice así el testimonio, publicado en el libro de Grimaldos, del general Manuel Fernández Monzón, enlace de los servicios secretos del franquista Luis Carrero Blanco con la CIA: 

"No es verdad lo que se ha dicho de la Transición. Como eso de que el rey fue el motor. Ni Suárez ni él fueron motores de nada, sólo piezas importantes de un plan concebido al otro lado del Atlántico. 

Todo estuvo diseñado por la Secretaría de Estado y la CIA".  

Recientemente el ex candidato presidencial venezolano y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, informó a través de su cuenta de Twitter que se reunió en Bogotá, Colombia, con el ex presidente del gobierno español Felipe González, quien fuera "íntimo amigo" del ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez y promotor de políticas neoliberales en España y en América Latina.

Entrevistado por una estación radiofónica del Uruguay, el analista James Petras respondió así a una pregunta sobre si Felipe González está asesorando a Henrique Capriles:

"Felipe González trabajaba con Álvaro Uribe, el asesino, narco-presidente de Colombia. Felipe González apoyaba los grupos pro escuadrones de muerte de Centroamérica, cuando estuve en España y Grecia, pude ver como los partidos derechistas de El Salvador y Guatemala recibían el apoyo de Felipe González. 

Entonces, el hecho de que esté con Capriles no me sorprende porque Felipe González no está vendido, es alquilado. Cualquier gobernante o dirigente de la derecha puede contratarlo por una cuota. Se necesitan por lo menos 300.000 dólares para recibir los ‘consejos’ de Felipe González. No es simplemente un reaccionario, sino que además es uno de los más corruptos e inmorales, en toda la historia de la política socialdemócrata europea".


Para acabar quien esté interesado puede escuchar los audios de El Vórtice donde se detalla perfectamente lo ocurrido en la Transición, antecedentes y consecuencias.
Comparte:

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

Buscar este blog

TWITTER