Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

16 abr. 2014

El obelisco inacabado de Aswuan, Egipto



¿Cómo pudieron los antiguos egipcios tallar, trasladar, izar y colocar enormes columnas de piedra de una sola pieza, algunas de mil toneladas de peso? ¿Qué clase de tecnología emplearon, que no requería ni ruedas, ni caminos? Además ¿era su función simplemente decorativa?

El obelisco inacabado de Asuán se encuentra en las canteras del norte de la ciudad (de la ciudad de Asuán salía buena parte de la piedra con la que se hacían los monumentos egipcios).

Es un objeto en el que se estaba trabajando y que posiblemente iba a ser la pareja del Obelisco laterano de Karnak (hoy en Roma), que se resquebrajó y se tuvo que dejar sin concluir. Si no hubiera sido así hubiera sido la pieza de piedra trabajada más grande del mundo.

A las afueras de la moderna ciudad de Asuán, no demasiado lejos de la ciclópea presa construida por Nasser en los años sesenta, se encuentra uno de los vestigios del antiguo Egipto más desconcertantes que existen.

Foto de Gérard Ducher
Grande cómo ninguno, el llamado obelisco inacabado de Asuán yace sobre el suelo rocoso de la cantera todo lo largo que es -42 metros-, esperando que alguien pueda resolver los interrogantes que plantea el método que los egipcios pretendían utilizar para transportarlo. Si el paradigma de todas las pirámides del mundo está en la Gran Pirámide de la meseta de Gizeh, su homólogo en el campo de los obeliscos yace toscamente tallado en la cantera de Asuán.

Cualquier diccionario especializado en egiptología nos puede proporcionar una definición somera de lo que es un obelisco. Nombre de origen griego (“ojbelisko”), esta pieza es un monolito en forma de aguja paralelepípeda erguida, con cuatro lados y coronada por una pirámide pequeña denominada piramidión. Su función parece estar firmemente vinculada al culto solar de Heliopolis, la On Biblica, al identificarse esta construcción con el primer punto en el que se posaron los rayos del sol durante la creación del mundo, según la mitología egipcia de esta ciudad. No en vano, el significado de la palabra “tejen” (txn) utilizada por los egipcios para denominar a estas enormes agujas, significaba literalmente “rayo de sol”.

COLOSOS DE MIL TONELADAS

La tradición existente en Egipto en el traslado de grandes bloques de piedra es de sobra conocida por todos, Las grandes pirámides de Gizéh poseen bloques de hasta 40 toneladas. Por los restos de un coloso de granito de Ramsés II (ca. 1250 a.C.) disgregado por los patios del famoso Rameseum de Tebas, se ha calculado que la figura medía casi 20 metros de alzada y que su peso debió de superar las mil toneladas, Con todo, los obeliscos se llevan la palma en tamaño y peso. Algunos de ellos fueron extraídos de las canteras de granito rojo de Asuán. Sus medidas oscilan entre los 20 y 30 metros y su peso puede llegar a superar las mil toneladas. No obstante, el ejemplo más popular -y que supera cualquier imaginación es el ya mencionado obelisco inacabado de Asuán, que puede fecharse en la XVIII Dinastía, es decir, hacia el 1400 a.C.

Abandonado en la cantera y unido solamente por un lado al suelo rocoso, una vez puesto en pie este coloso superaría los 40 metros de altura y su peso rondaría las 1.200 toneladas. A partir de ahí no sabemos nada más. En el estudio de estos gigantescos monumentos son dos los problemas que nos podemos encontrar. El primero de ellos es el trabajo de la piedra. Parece inexplicable que con herramientas de cobre se pudiera trabajar con soltura una piedra tan dura como el granito. Por otro lado, nos encontramos, quizá, con el problema más insoluble.

¿Cómo trasladaron los egipcios miles de toneladas de piedra sin romper la frágil estructura de los obeliscos? Hoy día a ningún constructor moderno se le pasa por la cabeza realizar un bloque de piedra de tan descomunales proporciones por el simple hecho de que sería imposible de mover. Nuestros camiones de mayor carga pueden transportar apenas 50 toneladas. En caso de, por ejemplo, cargar con una viga para un puente de un peso mayor, deben ir escoltados por la policía de carretera y a una velocidad de 20 kilómetros por hora.

¿Cómo lograron los egipcios, entonces, cargar manualmente lo que hoy no podemos hacer con nuestras mejores máquinas? Tradicionalmente se ha interpretado que el traslado de un gran obelisco se realizaba arrastrándolo hasta el río, donde era embarcado en un gran barco de papiro y madera. Según el especialista Kurt Lange, la lógica nos lleva a pensar que el objeto saldría totalmente acabado de la cantera. Con ello se pretendía evitar cargar con un peso mayor innecesario. Así, sería mucho el cuidado que, a lo largo del trayecto, se debía de dar al piramidión y a las aristas del obelisco para no deteriorarlas.

OBELISCOS ELÉCTRICOS

Otros autores como el profesor José Álvarez López, defienden la posibilidad de que nos encontremos ante simples pararrayos, haciendo referencia al material metálico con el que se construía el mencionado piramidión: el electrum, un combinado natural de oro y plata al que se añadía, con frecuencia, un porcentaje de cobre.

Sea como fuere, de lo que no cabe duda es de que los obeliscos egipcios ofrecen una serie de misterios que aún hoy los expertos no han podido resolver. Sin ir más lejos, Francois Daumas, uno de los mejores egiptólogos que ha dado Francia en lo que va de siglo, reflexiona sobre los obeliscos afirmando que “el procedimiento que tenían los egipcios para erigir un obelisco sin aplastar su zócalo sigue siendo misterio para nosotros”.

A este enigma habría que añadir otros más inexplicables, como su traslado, levantamiento o colocación milimétrica. Se trata de problemas que están más allá del tradicional “aaaauuppa” con que más de una vez se nos ha intentado explicar el método de colocación de estos gigantes de piedra.

Comparte:

1 comentarios :

  1. La pregunta correcta es ¿Quién convivía con los egipcios en aquel tiempo?
    El obelisco esta ahí, los egipcios no lo tallaron, lo trabajaron los...

    ResponderEliminar

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER