Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

7 abr. 2014

La geopolitica del oleoducto "Oleoductistan" (Pipelineistan):Irán,Pakistán,Siria,Qatar,India,China,Israel y Turquía....uffffff!!!


La construcción de un gasoducto que une Irán y Pakistán está a punto de concluir, un proyecto que augura un cambio geopolítico enorme. Cómo las potencias regionales fortalecerán los vínculos en este mercado clave de energía, están mirando a China, y lejos de Occidente.

Entre otras novedades, es de lo que se trata todo esto, la conclusión del tramo final de los  7,5 mil millones de dólares; de las 1.100 millas de tuberías de gas natural de Irán-Pakistán (IP),partiendo del gran campo iraní South Pars en el Golfo Pérsico, y que se espera esté completado a finales de 2014.

Nadie pierde dinero apostando a la reacción de Washington; IP pondría a Islamabad en embargo. Embargo que  no tiene nada que ver con la ONU, pero si con las sanciones de Estados Unidos realizadas por el Congreso y el Departamento del Tesoro por  "violación de las sanciones de las Naciones Unidas sobre Irán a causa de su  programa nuclear.".

¿Las sanciones? ¿Qué sanciones? Islamabad necesita energía. China necesita urgentemente energía. Y la India estará muy tentada, especialmente cuando llegue el IP a Lahore, que está a sólo 100 kilómetros de la frontera con la India. India, por cierto, ya importa petróleo iraní y no es sancionado por ello.

Todos a bordo del tren de ganar-ganar (win-win)

El oleoducto IP se consideró por primera vez en 1994 - entonces como Irán-Pakistán-India (IPI), también conocido como el " gasoducto de la paz ". Pero Tras la gran presión por la administracion Bush, India abandonó la idea en 2009.

IP es lo que los chinos llaman un acuerdo de “ganar-ganar”(win-win). El tramo iraní ya está terminado. Islamabad consciente de los inmensos problemas de liquidez, Teherán está prestando $ 500 millones, e Islamabad se va a plantear con invertir $ 1 mil millones para terminar la sección paquistaní. Es instructivo observar que Teherán sólo aceptó el préstamo después de Islamabad certificado que no iba a retroceder (a diferencia de la India), bajo la presión de Washington.

El IP, como un cordón umbilical de acero, es una burla de lo artificial – EE.UU. alentó la división entre suníes y chiíes. Teherán necesita los ingresos extraordinarios, y la mayor influencia en el sur de Asia. Ahmadinejad :"con gas natural, no se puede fabricar bombas atómicas."

Zardari, por su parte, aumentó su perfil de cara a las elecciones de Pakistán el 11 de mayo. Con IP bombeo de 750 millones de pies cúbicos de gas natural en la economía cotidiana de Pakistán, los cortes de energía se desvanecen, y las fábricas no se cerrarán. Pakistán no tiene petróleo. Puede tener un gran potencial para la energía solar y eólica, pero no posee inversión de capital y conocimientos para desarrollarlos.

Por otra parte, Islamabad tendrá una estrecha cooperación con Teherán para ejercer una medida de control de Afganistán después de 2014. De lo contrario una alianza India-Irán estará en el asiento del conductor.

Washington quiso un Plan B que fue dar vagas promesas para ayudar a la construcción de represas hidroeléctricas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Islamabad argumenta que Washington por lo menos trate de mostrar cierta comprensión. En cuanto a Pakistán, se mantienefirme a las presiones de EE.UU .

Esta fotografía tomada el 12 de febrero 2013 reflejan la obra de construcción en el puerto de Gwadar en el Mar Arábigo. (AFP Photo / Baloch Behram)


El gran ganador es ... China

IP ya es el  protagonista estrella de la Nueva Ruta de la Seda. Y luego está la ultra-jugosa, estratégico cuestión Gwadar (prácticamente en la desembocadura del el Estrecho de Ormuz. Gwadar - un puerto construido por China - es la clave absoluta).

Islamabad decidió no sólo entregar el control operacional del puerto del Mar Arábigo de Gwadar, al suroeste de Baluchistán, a China. Fundamentalmente, Islamabad y Beijing también firmaron un acuerdo para construir una refinería de petróleo de $ 4 mil millones, que procurará 400.000 barriles al día, la más grande de Pakistán.

Gwadar, un puerto de aguas profundas, fue construido por China, pero hasta hace poco, la administración del puerto era de Singapur.

El plan maestro a largo plazo de China es una belleza. El siguiente paso después de la refinería de petróleo sería trazar un oleoducto desde Gwadar a Xinjiang, en paralelo a la carretera de Karakoram, configurando Gwadar como el nodo clave del “Oleoductistán” para la distribución de petróleo del Golfo Pérsico y el gas para el oeste de China - y finalmente escapar del dilema de Pekín- Ormuz .

Gwadar, estratégicamente situado en la confluencia del suroeste y el sur de Asia, no en Asia Central, que ahora está obligado a emerger finalmente como el petróleo y el gas y como centro petroquímico - con Pakistán como corredor energético vital que une a Irán con China. Todo eso, por supuesto, asumiendo que la CIA no establezca a Baluchistán en la línea de fuego.

Lo inevitable a corto plazo es que la obsesión de Washington con las sanciones está a punto de ser puesto a descansar en el fondo del mar Arábigo, cerca del cadáver de Osama bin Laden. Y con IP probablemente convertirse en IPC (con la incorporación de China ). India aún puede despertar, oler el gas, y tratar de revivir la idea inicial IPI.


El ángulo  sirio del Oleoductistán

Este éxito gráfico iraní en el sur de Asia contrasta con su situación en el Sudoeste de Asia.
Los campos de gas de South Pars - el más grande en el mundo - son compartidas por Irán y Qatar. Teherán y Doha han desarrollado una relación muy complicada, mezcla de cooperación y dura competencia.

El  motivo de que Qatar esté tan obsesionado por el cambio de régimen en Siria es matar al oleoducto de $ 10 billones de Irán-Irak-Siria, que fue acordado en julio de 2011. Lo mismo se aplica a Turquía, ya que este oleoducto pasaría por alto Ankara, que siempre se anuncia como el cruce de caminos energéticos clave entre Oriente y Occidente.

Es importante recordar que el gasoducto Irán-Irak-Siria es como un anatema para Washington como IP. La diferencia es que en este caso Washington puede contar con sus aliados Qatar y Turquía para sabotear el acuerdo conjunto.

Esto significa sabotear no sólo Irán sino también la estrategia de 'Four Seas' anunciado por el presidente sirio Bashar al-Assad en 2009, según el cual Damasco debe convertirse en el centro del Oleoductistán conectado con el Mar Caspio, el Mar Negro, el Golfo Pérsico y el Oriente Mediterráneo.

La estrategia detalla a Siria íntimamente conectada con flujos de energía a Irán - y no de Qatar. Irán-Irak-Siria es conocido en la región como el "oleoducto de la  amistad. Por lo general, los medios corporativos occidentales las ridiculizan llamándola la “tubería islámica”.(¿Y las saudíes que son, católicas?) Lo que lo hace aún más ridículo es que el gas en el gasoducto fluiría a Siria y Líbano - y de ahí a los hambrientos de energía  mercados europeos que están cerca.

El juego del Oleoductistán se hace aún más complicado cuando añadimos el desordenado Kurdistán iraquí / Turquía, relación amorosa de energía - detallado aquí por Erimtan Can - y los recientes descubrimientos de gas en el Mediterráneo oriental involucrando aguas territoriales de Israel, Palestina, Chipre, Egipto, Líbano y Siria , algunos o quizás todos estos actores podrían convertirse de importadores de energía a  exportadores de energía.

Israel tendrá una clara opción para enviar su gas a través de un oleoducto a Turquía, y luego exportarlo a Europa, es por ello que  ya llevan cotorreando telefónicamente el Primer Ministro Erdogan de Turquía y Netanyahu de Israel, y negociado por Obama que últimamente le gusta mucho viajar a Israel.

Fronteras terrestres y marítimas entre Israel y el Líbano siguen dependiendo de una nebulosa Línea Azul de la ONU, creada allá por el año 2000.  Y Damasco también apoya la estrategia de Bagdad de diversificar sus medios de distribución, una vez más tratando de escapar del estrecho de Ormuz. Por lo tanto, la importancia del gasoducto Irán-Irak-Siria es inmensa.

No es de extrañar que Siria es una línea roja que no se puede cruzar para Teherán. Ahora el conjunto del Oleoductistan estará observando hasta qué punto Qatar está dispuesto a ir tras la obsesión de Washington.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER