Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

19 mar. 2014

¿Quién se beneficia de la crisis económica de Ucrania? (Pista: los ucranianos no, por supuesto)

El 16 de marzo de 2014, el 83% de los votantes totales de Crimea han votado en un 97% a la secesión de Ucrania y su unión a Rusia. Al mismo tiempo, las negociaciones entre la Unión Europea y el FMI con el gobierno interino de Ucrania, llevados al poder por un golpe de Estado el 22 de febrero continua hacia una conclusión fijada tentativamente para el 21 de marzo. Por tanto, la extrema incertidumbre política promete continuar durante semanas o tal vez meses dados estos hechos, mientras que las condiciones económicas en consecuencia, siguen deteriorándose en Ucrania, un estado ya extremadamente precario.
                                                                                                                                   
La mayoría de las informaciones de la situación en Ucrania y Crimea se han centrado hasta la fecha en los eventos y las condiciones políticas. Poco se ha dicho en la prensa sobre las consecuencias económicas del golpe y los acontecimientos posteriores, o posibles escenarios para el futuro.

¿Qué intereses-en Ucrania y a nivel global (es decir, el oeste de Europa, EE.UU., Rusia) –y quiénes se beneficiarán económicamente de los acontecimientos recientes y futuros en Ucrania? ¿Quién pierde? Hay un refrán muy antiguo, si usted quiere saber "quién se beneficia", sólo hay que "seguir el rastro del dinero". Esa ruta también se puede realizar a la inversa, '¿Quién paga?’.

El acuerdo con el FMI del mes de marzo de2014: ¿Quién se beneficia, quién paga?

Mientras que la versión final del último paquete del FMI para Ucrania está todavía en desarrollo, las relaciones pasadas y acuerdos entre el FMI y Ucrania indican algunas características probables del  “deal # 2” que debe presentar el 21 de marzo. (el “Deal # 1” fue el acuerdo alcanzado el 21 de febrero entre el FMI y el gobierno antes del golpe del presidente Yanukovich. Mientras que el ex acuerdo fue pactado para el 21, curiosamente, el presidente fue depuesto en las 12 horas siguientes por las “acciones callejeras violentas de las fuerzas proto-fascistas y  las consecuencias acarreadas por los asesinatos de francotiradores aún no identificados de más de 100 manifestantes y la policía en Kiev”).

Los antiguos acuerdos y propuestas entre el FMI y Ucrania desde la "Revolución Naranja" de 2004 dieron lugar a los préstamos del FMI a Ucrania de la siguiente manera:
2005 del FMI términos del acuerdo: 16,6 mil millones dólares en préstamos a Ucrania
2010 del FMI términos del acuerdo: 15,1 mil millones dólares en préstamos a Ucrania
Diciembre 2013: Ucrania solicita otros $ 20 mil millones del FMI

La Revolución Naranja de 2004 dio lugar a la ruptura de gran parte (pero no todas) de las relaciones económicas entre Ucrania y Rusia. Eso causó una contracción económica significativa para la economía de Ucrania durante varios años después. Piensa en los efectos similares de una hipotética ruptura entre la economía  de la costa oeste de los Estados Unidos-California, Oregón, Washington-y se uniera a Canadá. Mientras que el resto de la economía mundial, incluyendo a Rusia, disfrutó de una moderada recuperación económica entre 2004-07, Ucrania no se benefició mucho debido a la ruptura económica con Rusia en 2004 con la Revolución Naranja. El PIB de Ucrania disminuyó o se estancó. En otras palabras, el acuerdo con el FMI de 2005 hizo poco para la economía ucraniana.

Luego vino el colapso económico mundial de 2008-09, generada en gran parte por EE.UU., Reino Unido y el exceso de especulación de los bancos occidentales en valores financieros. La economía de Ucrania y el PIB, al igual que muchas economías, se derrumbaron en más de un 15% durante esos dos años. Eso llevó al segundo acuerdo con el FMI de 2010.Ucrania creía que el segundo acuerdo abriría sus exportaciones a Europa Occidental y que generaría la recuperación. Sin embargo, la economía europea (UE) se vio sumergida en la recesión, con una "doble caída" en 2011-13, y la demanda de las exportaciones de Ucrania no evolucionó como estaba previsto. El  PIB de Ucrania de nuevo se encontró estancado después de una corta y modesta recuperación, y luego entró en recesión otra vez en el segundo semestre de 2013. En resumen, el acuerdo con el FMI 2010 hizo poco para Ucrania también.

De hecho, el acuerdo con el FMI de 2010 probablemente desaceleró la recuperación económica, ya que requería un aumento del 50% en los precios del gas doméstico y los recortes correspondientes en las subvenciones para la misma. Eso redujo significativamente la demanda de consumo agregado de los hogares de Ucrania y se desaceleró la economía. Lo mismo causó las correspondientes demandas del FMI para reducir el gasto público, que eran una condición previa para el paquete de 2010 del FMI de 15.1 mil millones de dólares.

Sin duda, una de las razones de por qué  el gobierno de Yanukovich el pasado diciembre 2013 decidió renunciar a otro acuerdo con el FMI fue el requisito del FMI que los subsidios domésticos de gas se recortaran en un 50% más y de una vez. Otros requisitos onerosos  del FMI incluían recortes a las pensiones, en el empleo público y la privatización (léase: que las corporaciones occidentales son las que siempre compran) de los activos del gobierno y de la propiedad. Por tanto, es probable que las condiciones del FMI que  actualmente están en negociación, y que saldrá el 21 de marzo 2014, incluirá una vez más, importantes reducciones en los subsidios al gas, los recortes en las pensiones, los recortes de empleos inmediatos del gobierno, así como otras reducciones en los programas de gasto social en Ucrania.


Esta posibilidad no parece molestar al actual primer ministro interino, Arseni Yatseniuk, quien ha comentado públicamente sobre los recortes, diciendo que "no nos queda otro remedio que aceptar la oferta del FMI". 

Las primeras filtraciones del acuerdo del próximo 21 de marzo sobre el rescate del FMI / UE parecen que la UE / FMI aportará una subvención inmediata  de 2000 $ millones y otra posterior de 11 mil millones en préstamos. El Banco Europeo de Inversiones proporcionará dos  mil millones más, completando un paquete total de alrededor de  15 mil millones. Pero no hay ninguna razón para creer que la venida de  15 mil millones estimule económicamente a Ucrania tanto como lo hizo el acuerdo de 2010 de  15.1 mil millones. Ucrania, Europa y la economía mundial está aún más débil es de lo estaba en 2010, cuando una breve y modesta recuperación de la economía global estaba en marcha. Hoy en día la tendencia es el estancamiento económico en Europa, el crecimiento significativo de la desaceleración en China, y el colapso de los mercados emergentes. Europa occidental en general, y Alemania en particular, se centran en la subvención y la expansión de sus exportaciones en primer lugar, y estarán pocos interesados ​​en fomentar las exportaciones de Ucrania a Europa a costa de sus propias industrias. Por lo tanto, como fue el caso con el acuerdo post-2010 del FMI, la Europa occidental en 2014-15 no representará una importante fuente de demanda de exportaciones para estimular la economía de Ucrania. Y, evidentemente y como siempre,  rápidamente se necesitarán más rescates de la UE / FMI.

Los  15 millones de dólares prometidos representan menos de los  20 millones que Ucrania dijo que necesitaba, es decir, en diciembre pasado, antes de que su moneda se redujera un 20% y sus reservas de divisas pasaran a menos  de 10 mil millones. De partida, las cuentas están mal hechas y queda patente que esos 15 mil millones no irán al pueblo ucraniano.

Incluso si se supone que todos  los 15 mil millones de dólares entraran en la economía ucraniana directamente los cortes simultáneos a los subsidios al gas, las pensiones, los trabajos del gobierno y el gasto público que exige el acuerdo con el FMI / UE es casi seguro que “compensaran” mucho, si no todo el rescate.

Teniendo en cuenta sólo la cuestión de los subsidios de gas a los hogares:

Las últimas cifras del  PIB de Ucrania (2012)  muestran que su PIB fue equivalente a  176000 millones en términos nominales (y  335,000,000,000 si se ajustan a los precios mundiales, o en 'PPP', paridad del poder adquisitivo,). Los subsidios al gas de los hogares, ascendieron a 7,5% del PIB en 2012. Eso es alrededor de $ 13 mil millones en términos nominales. Así que si el acuerdo pendiente con el FMI, requiere un recorte de los subsidios al gas de 50%, - estamos hablando que 7.5 mil millones de ese “préstamo” está sacado de la economía ucraniana. Así que los presuntos resultados de los 15 mil millones del FMI  se quedarían en sólo la mitad en cuanto a los efectos de estímulos reales. Vemos que esos  15 mil millones se convierten en sólo una red de  7.5 mil millones para la economía ucraniana.

Cortar los subsidios al gas no sólo implica la eliminación de los ingresos para el gasto de los hogares que pierden los subsidios, sino que también dará lugar a fuertes aumentos en los precios del gas que reduzcan el gasto en casi todos los hogares.

Los cortes de gas a los subsidios y las pensiones, y el aumento de los precios del gas, reducirán el consumo inmediato (y, por tanto, el PIB de inmediato) fácilmente por más de $ 10 mil millones.

El gasto del gobierno ucraniano de hoy representa el 46% del PIB. Es casi seguro que el FMI exija también una reducción significativa de este gasto. Eso significará en el corto plazo, incluso una mayor disminución del PIB. Eso dejaría  un efecto económico real neto sobre la economía ucraniana en términos negativos de 5 mil millones.

Si esos 5 mil millones suenan mal, ahora viene lo peor. La mayor parte del préstamo del FMI se destinará a los bancos occidentales (especialmente  Austria e Italia) para pagar capital e intereses sobre los préstamos anteriores del FMI y de los bancos occidentales (alrededor de  2 mil millones este año), se utilizará para financiar las futuras exportaciones de Ucrania), o serán utilizados por el banco central de Ucrania para apuntalar la moneda ucraniana (ahora cae un 20%). La parte de los 15 mil millones del paquete del FMI / UE que se desviarán inicialmente para cubrir los intereses del préstamo bancario, el déficit comercial de finanzas, y a los esfuerzos de los bancos centrales de Ucrania para frenar el colapso de su moneda está por verse. Pero atendiendo a las “prioridades” del FMI, gran parte de esos 15 mil millones serán utilizados como primera prioridad para los fines anteriores. Lo que quede,  irá directamente a la economía de Ucrania. Lo que quede, sin duda, ascendería a mucho a lo que se 'sacaría' de la economía de Ucrania como resultado de la reducción de los subsidios de gas, el gasto público y las pensiones.(práctica usual del FMI).

Yo no soy economista, soy estadístico; pero creo que no es necesario tener un título en la mano para llegar a estas conclusiones simplemente con una lectura de ciertos datos –los datos que aquí aparecen son todos del propio FMI- y darse cuenta que en Ucrania se está usando el mismo método de expolio que se ha usado anteriormente en otros muchos países por parte del FMI.

Empresas Multinacionales:  Lo que EE.UU. y la UE quieren en Ucrania.

Generalmente se piensa que la economía de Ucrania es poco competitiva y excesivamente representado por las industrias básicas anticuadas como la minería del carbón, el acero, los metales. Pero eso es una burda tergiversación. Ucrania ofrece un atractivo económico especial listo para recoger por las multinacionales occidentales. He aquí sólo algunas pruebas de este último punto:

La economía de Ucrania tiene grandes inversiones en generación de energía nuclear y la generación hidroeléctrica. Esto ofrece nuevas e importantes oportunidades de inversión para las empresas de construcción de energía nuclear occidentales, que se enfrentan a una creciente oposición pública a la construcción de nuevas centrales nucleares en el oeste.

Ucrania es el 6 º mayor exportador de aviones militares de mercancías, especialmente el transporte de equipos y tiene una avanzada industria sistemas de cohetes. Ocupa el 4 º en el mundo en términos de profesionales de la tecnología informática, sólo por detrás de EE.UU., India y Rusia, y tiene una mano de obra técnica excepcionalmente bien educada y un sistema educativo orientado a la. Su mercado de tecnología supone más de 4 mil millones de dólares al año. El 90% de su población está conectado a internet y cuenta con 125 teléfonos móviles por cada 100 habitantes. Su industria de la construcción naval es uno de los más avanzados, incluyendo buques de gas natural. Una industria del automóvil floreciente (camiones y la producción de autobuses públicos). Y tiene el 30% de los suelos más ricos del mundo, la producción de granos, el azúcar y los aceites vegetales tiene un muy por debajo del europeo. También tiene sus propias reservas significativas probadas, pero aún no totalmente desarrolladas de gas de esquisto.


Lo que Occidente quiere es que sus empresas “metan las manos” en estas industrias y sus productos y para integrarlos en los planes de expansión y la producción mundiales de sus corporaciones multinacionales. Y lo tendrán fácil gracias al FMI. La "reestructuración" de estas industrias de Ucrania irá orientada para integrarlas a los planes globales de las multinacionales occidentales. Los ucranianos perderán puestos de trabajo en estos sectores prometedores, ya que sus salarios se verán estancados, y los beneficios -como pasa a nivel mundial- no irán para los trabajadores ni el pueblo ucraniano en general.
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER