Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

11 sept. 2013

Cómo los grandes bancos en EE.UU pueden quedarse con tu casa aunque la tengas totalmente pagada.

¿Sabías que los grandes bancos tienen una manera de robar legalmente la casa de un particular, incluso si ese particular no debe ni un centavo de su hipoteca? Los grandes bancos y fondos de cobertura están comprando miles de millones de dólares de los impuestos fiscales de los gobiernos locales de todo el país, y son implacables en la ejecución respecto a los propietarios de viviendas que no pueden pagar las multas absolutamente ridículas y honorarios de abogados que se acompaña a la factura original. Como se verá más adelante, un hombre de 76 años de edad, perdió su casa de 197.000 dólares que poseía plenamente por no poder pagar una factura de 134 $. Una mujer de 95 años de edad, perdió  su casa valorada en más de 300.000 dólares por no pagar una factura referida a impuestos de 44.79 $. Esta es una manera muy, muy sucia de ganar dinero, y las instituciones financieras depredadoras que están involucradas en este negocio definitivamente no quieren hablar de ello.

Por supuesto, gran parte de la culpa también debe ser asumida por los gobiernos locales que están vendiendo con frialdad estos montantes de deuda fiscal a estos depredadores despiadados. Si los gobiernos locales quieren cobrar sus facturas, deben hacerlo ellos mismos. No deberían  ser subastadas a las instituciones financieras insensibles que están muy ansiosas por cometer una versión legal de robo a mano armada.

Hace unos días,  el Washington Post informó sobre la trágica historia de un ex marine de 76 años de edad llamado Bennie Coleman. Coleman había comprado originalmente su casa con dinero en efectivo, pero eso no detuvo a los depredadores de retención de impuestos de robar su casa sobre un impuesto a la propiedad sin pagar de 134 dólares ...


El día en que Bennie Coleman perdió su casa, los alguaciles armados estadounidenses llegaron a su puerta y le ordenaron que saliera de la propiedad, se dejó caer en una silla plegable en la calle y vio como a sus 76 años lo sacaron a la acera.

En la acera, acarreado a su sillón, su ropa, su televisión. Luego vinieron las cosas que estaban más cercanas a su corazón: sus medallas del Cuerpo de Marines y fotografías de su difunta esposa, Martha. El duplex en el noreste de Washington  que Coleman compró con dinero en efectivo hace dos décadas se vació y se cerró. Al atardecer, él no tenía adónde ir.

Todo porque no pagó una factura referente a impuestos de propiedad de 134 $

Entonces, ¿por qué no podía pagar una pequeña factura semejante?

Bueno, como el Post explicó, estos grandes bancos y fondos de cobertura mantienen intereses variados, multas y honorarios de abogados hasta que las cuentas fiscales son muchas veces más grandes que eran originalmente. Cuando los propietarios en dificultades no pueden llegar a miles de dólares para pagar las deudas, los grandes bancos y los fondos de cobertura se mueven para hacer el jaque mate ...

Durante décadas, el Distrito puso gravámenes sobre las propiedades cuando los propietarios no podían pagar sus cuentas, y luego se vendían los derechos de retención en las subastas públicas a los inversores y así, mamá y papá que sacaban un beneficio mediante el cobro de intereses por ser propietarios de deuda tributaria podían pagar. Sin embargo, bajo la mirada de los líderes locales, el programa se ha transformado en un sistema depredador del cobro de deudas. (otro ejemplo que expone The Washinton Post es el de una factura de 500$ se convierte en una de 5000 $).

En particular, los fondos de cobertura han descubierto que esta es una gran manera de hacer montones de dinero. El siguiente es un breve extracto de un artículo de la CNN que se publicó en mayo:
Con los compradores identificados sólo por números, la industria no regulada, fragmentada, resulta opaca. Incluso el tamaño del mercado se debate - $ 15 mil millones al año, de acuerdo con Howard Liggett, el director ejecutivo de Distressed Real Estate Consulting Services, o $ 5 mil millones al año, según  National Tax Lien Association, un grupo comercial. Mientras que los rendimientos son un secreto muy bien guardado, los inversores suelen hacer entre el 2,5% y el 10% al año.

Los fondos de cobertura están persiguiendo un alto rendimiento en este negocio", dice Albert Friedman, director de Alterna Capital, una firma de inversión alternativa en Boca Raton que compra este tipo de deuda fiscal.

Se estima que los fondos de cobertura ya controlan el 40% del mercado de los impuestos de retención, por debajo de 5% de hace cinco años, con los bancos regionales, las asociaciones poco claras  como ATM LLC  y los inversores mamá y papá que componen el resto.

Y una serie de bancos "demasiado grandes para quebrar" están involucrados en este negocio también.

Y, ¿cómo funciona?

1) Los grandes bancos de Wall Street crean o invierten en empresas ficticias ( ficticias en el sentido que no hacen lo que dicen que hacen)
2) Estas empresas fantasmasy compran todos los privilegios fiscales  que pueden tener en sus manos.
3) los niveles abusivos de interés (en algunos estados de hasta 18 por ciento), tasas y sanciones rapidamente se van acumulando junto con las deudas fiscales no pagadas. Los propietarios afectados terminan debiendo muchísimo más de lo que era la factura original.
4) Si la empresa de recogida tiene que contratar a un abogado, a continuación, se cobra a los dueños de casa también. Los honorarios inflados de algunos de estos abogados pueden llegar a ser el gasto más grande de todos.
5) Si esta deuda fiscal no es pagada, las empresas de recogida ejecutan la  hipoteca tan pronto como sea legalmente posible.

Según el Huffington Post , los bancos de Wall Street como Bank of America y JPMorgan Chase han estado devorando cientos de miles de deudaas fiscales de los gobiernos locales. Parece que "los mercados de vivienda en dificultades"  están particularmente dirigidos.

Muchos de estos privilegios fiscales se venden en subastas on-line, por lo que no está claro si muchos funcionarios del gobierno local ni siquiera se dan cuenta de que detrás de todo existen empresas fantasmas.

Estas grandes instituciones financieras pueden considerar que se trata de "un buen negocio", pero la verdad es que están destrozando vidas en el proceso. Esto es particularmente cierto cuando se trata de personas mayores que no entienden completamente lo que les está sucediendo. Basta pensar en los siguientes ejemplos de un reciente artículo del Washington Post ...

A los 48 años de edad, profesor de matemáticas que había pagado sus impuestos en 2007, pero la Delegación de Hacienda tomó su pago de $ 1.400 y lo aplicó a la casa equivocada, acreditándolo como un contribuyente completamente diferente.

A los 58 años de edad, un empleado de banca estuvo a punto de perder su casa en 2010 por un error de la oficina de impuestos que envió facturas y avisos a un terreno arbolado frente a un centro comercial en la avenida de Virginia - 12 veces.

A los 69 años, una diseñadora de sombreros se le dio la cantidad de pago equivocado y terminó en los tribunales para salvar su propiedad, propiedad de su familia desde 1943.

Los dueños de una casa connNoventa y cinco años de edad, Daisy Dolsey, y luchando con la enfermedad de Alzheimer, no tuvo tanta suerte: ella perdió su casa 300.000 dólares por una deuda tributaria de 44.79 $, incluso después de que pagó sus impuestos.


Y luego los grandes bancos y los fondos de cobertura tienen el descaro de preguntarse por qué la gente no les agrada.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER