Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

16 jun. 2015

Vaticano y el cambio climático

El 18 de junio, el Vaticano tiene previsto publicar la carta del Papa Francisco referente al cambio climático en el mundo.

Uno de los oradores que presentarán la carta es el profesor John Schellnhuber, director y fundador del Instituto Postdam para la Investigación del Impacto Climático. Schellnhuber ha advertido a la presidenta de Alemania, Angela Merkel, sobre la amenaza del calentamiento global. Según informa Breitbart, el profesor ha declarado que en el mundo sobramos 6 mil millones de personas.

Schnellnhuber es bien conocido por su promoción de medidas draconianas para combatir el cambio climático. En 2009  propuso una cuota de CO2 por cada persona en el planeta. También ha presentado un "plan maestro" para la transformación de la sociedad que implica la creación de un sistema de gobierno mundial que incluye una constitución para la Tierra, un consejo mundial y un tribunal planetario.

La ciencia del calentamiento global ha estado rodeada de fraude. También hay una agenda globalista orientada a la supervivencia basada en la idea del calentamiento global. En un informe de 1991 titulado "La Primera Revolución Mundial", publicado por el Club de Roma, nos encontramos con la siguiente declaración:

En la búsqueda de un nuevo enemigo para unirnos, se nos ocurrió la idea de que la contaminación, la amenaza del calentamiento global, la escasez de agua, el hambre y similares encajaría en el proyecto .... Todos estos peligros son causados ​​por la intervención humana ... El verdadero enemigo, entonces, es la humanidad misma.

En la década de 1970, el Proyecto Modelos del Orden Mundial, financiado por la Fundación Carnegie para la Paz Internacional y la fundación Rockefeller, propuso "estrategias de transición" hacia una nueva era global. Saúl H. Mendlovitz, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores, dirigió el proyecto. Richard A. Falk, también miembro del CFR, contribuyó al trabajo académico. Uno de los objetivos del proyecto era utilizar líderes simbólicos del mundo para promover las ideas globalistas. El proyecto específicamente denominó al Papa como un portavoz potencial para el orden del día. 


Nota sobre el informe “La Primera Revolución Mundial”:

Es un informe de Alexander King y Bertrand Schneider al Club de Roma. Aunque ya algo antiguo, sigue conservando la lucidez que lo caracterizó en su momento para diagnosticar los rasgos del mundo actual.

Los autores consideran el cambio que se está produciendo en la actualidad como una Revolución Mundial, en la medida en que, como consecuencia de la extensión por el planeta de los efectos de la sociedad posindustrial, todas las sociedades se encuentran sometidas a cambios acelerados, profundos y radicales que llevan a una mutación de sus estructuras.

A diferencia de otros autores que mantienen una visión optimista del cambio ---como Toffler, por ejemplo---, el Club de Roma alerta sobre los graves peligros de autodestrucción de la especie y la Tierra que, por primera vez en la Historia, acechan en el futuro, si no se adoptan políticas urgentes para controlar el proceso.

Por esta razón, afirman, "Todo este libro es un llamamiento a la solidaridad mundial. Viviendo, como vivimos, en los comienzos de la primera revolución mundial, en un pequeño planeta que parece infernalmente decidido a destruirse, asediados de conflictos, en un vacío ideológico y político, enfrentados a problemas de dimensiones globales que los decadentes Estados-Nación son impotentes para resolver, con inmensas posibilidades científicas y tecnológicas para la mejora de la condición humana, ricos en conocimientos, pero pobres en sabiduría, buscamos las claves de la supervivencia y de la sostenibilidad. La única esperanza parece radicar en una acción conjunta provocada por la luz de la comprensión común de los peligros y de la comunidad de intereses de todos los hombres y mujeres"(pág. 241).

Para el Club de Roma, se está produciendo un cambio sin dirección ni control, que crea problemas interrelacionados de rango mundial, y de efectos irreversibles de suma gravedad, que ya no pueden ser abordados desde las instituciones existentes.

Los problemas más importantes creados por el cambio son los siguientes:

1) En primer lugar, la explosión demográfica ---la población mundial crece en un millón de personas neto cada cuatro o cinco días---. Este incremento demográfico crea dos problemas inmediatos, como son el crecimiento urbano incontrolado y la insuficiencia radical incluso de las tasas de desarrollo económico más elevadas para alimentar a la especie.

2) En segundo lugar, la macrocontaminación producida por los vertidos a la Naturaleza de sustancias tóxicas no biodegradables y desechos radiactivos, la destrucción del ozono de la estratosfera, la deforestación y el "efecto invernadero". Esta macrocontaminación, que está traspasando un umbral crítico e irreversible, producirá cambios climáticos, aumento del nivel del mar, desplazamientos de grandes masas de población, esterilización de inmensas zonas de tierras fértiles y disminución de los alimentos disponibles, incluida en ellos el agua potable.

3) En tercer lugar, el consumo incontrolado de la energía, que aumenta el "efecto invernadero", así como el agotamiento de las fuentes energéticas, que harán entrar en crisis el sistema productivo y el desarrollo.

4) En cuarto lugar, el estancamiento económico y la desigualdad, a nivel mundial y en el interior de los países, que ponen en cuestión los modelos existentes de desarrollo y producirán un aumento de la pobreza, el hambre, el desempleo, el desarraigo y la emigración.

5) En quinto lugar, una crisis de valores ---la nación, la religión tradicional y la autoridad--- y de ideologías, que producen un vacío normativo en el que lo único que sobrevive es un materialismo grosero y un comportamiento insolidario. Esta anomía produce un creciente "malestar humano" y estimula la aparición de fenómenos de fundamentalismo, fanatismo, xenofobia y racismo, así como de las plagas actuales: la violencia, el terrorismo, las mafias, el tráfico de drogas, y el Sida.

6) En sexto lugar, la "crisis de gobernabilidad", la caducidad de los sistemas políticos: de las instituciones, e ideas que deberían constituir los medios de solución de los demás problemas.

En efecto, el ámbito mundial de los problemas, la rapidez de los cambios, la complejidad de las decisiones, la intensidad de la interdependencia en un amplio número de asuntos, la hipertrofia de las burocracias y la acentuación de sus inercias, las crecientes demandas populares y el decreciente respeto a la autoridad, hacen entrar en crisis la capacidad de dirección y control del poder político.

Frente a la situación descrita en las líneas que anteceden, y que el Club de Roma denomina "La Gran Transición", los autores proponen una serie de medidas. Entre ellas se incluyen el desarrollo de instituciones supraestatales y mundiales; el cambio del modelo de desarrollo económico; la concienciación de la opinión pública acerca de la peligrosidad de la situación, y la formulación de una nueva ética que dé sentido y orientación al comportamiento de la Humanidad.


KING, A. & SCHNEIDER, B.: "La Primera Revolución Mundial. Informe del Consejo al Club de Roma". Ed. Plaza&Janes. Barcelona, 1991.
Comparte:

1 comentarios :

  1. El mayor problema que tiene el planeta y el principal enemigo de este es el cochino dinero . Por intereses economicos se contamina , se betan un monton de inventos por no ser rentables economicamente , se saquean paises por todo el mundo y tambien la gente tiene que emigrar de sus tierras por esos mismos intereses . El dia que los 4 babosos que manejan el planeta a su antojo dejaran de pensar en amasar mas y mas dinero y poder, ese mismo dia , la Humanidad pasaria de ser infantil , a ser adulta . No me quiero extender mas , pero el tema daria para mucho

    ResponderEliminar

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER