Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

30 oct. 2014

Apartheid Israelí: Los palestinos no podrán viajar en los autobuses israelíes


El ministro de Defensa israelí, Moshe Ya’alon ha prohibido oficialmente a los palestinos  viajar en el transporte público israelí en Cisjordania, según un nuevo informe de Haaretz, el diario más importante de Israel.

La nueva ley del apartheid dicta que los palestinos no pueden tomar los autobuses que van desde el centro de Israel a Cisjordania.

Ya es difícil para los palestinos entrar en Israel. Los trabajadores palestinos que viajan al centro de Israel a sus puestos de trabajo tienen que atravesar una alta seguridad con puntos de control militarizados. Los que están autorizados a cruzar no se les permite dormir en Israel. El desempleo y la pobreza son altos en Cisjordania a causa de los  47  años de ocupación militar israelí . Los palestinos buscan oportunidades de empleo en Israel, a menudo en trabajos mal pagados y peligrosos. Debido a los puestos de control y a la seguridad militarizada israelí, los palestinos necesitan mucho tiempo para viajar a Israel. Esta nueva decisión aumentará su ya desmesurada gran tardanza.

Un funcionario de seguridad dijo a  Haaretz  que "ningún palestino se le impide llegar a su destino"; esto puede ser cierto, pero la pregunta es cuánto tiempo tarda un palestino en viajar entre el trabajo y el hogar.

Haaretz  señala que la decisión de segregar los autobuses no salió de la nada; Yaalon tomó eta decisión después de enfrentarse a "una intensa presión de los colonos”. El documento explica que el Comité Samaria Settlers y las autoridades judías locales "llevaron a cabo una campaña agresiva" para tal los palestinos. Añade que "los colonos han intentado en varias ocasiones evitar  los desplazamientos de los palestinos en los autobuses, y han lanzado una llamada en vídeo para que sean prohibidas".  Ya'alon "se reunió con los líderes de los colonos" y les aseguró que pondría en práctica sus deseos.

Está claro que esta decisión está motivada explícitamente en el racismo, no por preocupaciones de "seguridad".  Haaretz  indica que la Fuerza de Defensa de Israel (FDI) ha declarado oficialmente que "no considera la presencia de los palestinos en los autobuses de Cisjordania como amenaza a la seguridad.”. Según el entrevistado, el general Nitzan Alon, del Comando Central de la FDI GOC, insistió en que los palestinos de Cisjordania no suponen una " amenaza a la seguridad ", puesto que ya " deben obtener la aprobación previa de los servicios de seguridad del Shin Bet y la Policía de Israel para poder recibir los permisos. Depués, se someten a los controles corporales en los pasos fronterizos".

La presente convocatoria sobre la segregación en los autobuses no es nueva.  AFP  informa  que "los colonos israelíes en la Ribera Occidental han pedido durante años que a los palestinos se les prohibiera el transporte público". En muchos sentidos, los autobuses israelíes se han estado moviendo hacia la segregación hace algún tiempo. En marzo de 2013, Israel  creó  autobuses sólo de palestinos. Aunque técnicamente no es obligatorio, los colonos israelíes racistas utilizan la existencia de estos autobuses como presión a los palestinos para su uso.

Motivado por una sociedad racista

Lo más revelador es que esta decisión fue tomada por la presión ejercida desde abajo, no impuesta desde arriba hacia abajo. El racismo en la sociedad israelí no es sólo sistémica; la mayoría de los propios israelíes son obscenamente racistas hacia los palestinos indígenas y refugiados africanos.

En Israel, no es raro que las turbas fascistas que deambulan por las calles escriban  "Muerte a los árabes" y "gas para los árabes" (así como  "Muerte a los izquierdistas"  y "Gas para los izquierdistas").

La gran mayoría de los israelíes apoyan sus etnocracia, políticas de supremacía étnico-religiosa. El  95% de los israelíes  apoya el más reciente ataque militar de su país en Gaza, “Operation Protective Edge”, un asalto de 50 días en el que murieron cerca de 2.200 personas, incluyendo más o menos 1.600 civiles, 500 de los cuales eran niños, resultaron heridas más de 11.000 y se quedaron más de 100.000 personas sin hogar.

En 2012, también en  Haaretz , el reconocido periodista Gideon Levy publicó los resultados de una encuesta que encontró  que "La mayoría de los judíos israelíes apoyaría un régimen Apartheid en Israel . El estudio reveló los siguientes hechos desagradables acerca de la sociedad israelí:

- 59% tiene preferencia de judíos sobre los árabes en la admisión a puestos de trabajo en los ministerios gubernamentales.
- 49% quiere que el Estado trate a los ciudadanos judíos mejor que a los árabes.
- 42% no quiere vivir en el mismo edificio con los árabes.
- 42% no quiere a sus hijos en la misma clase con los niños árabes.
- 33% quiere una ley que prohíba a los árabes israelíes  votar para la Knesset.
- 69% objeta de dar a 2,5 millones de palestinos el derecho al voto si Israel se anexiona Cisjordania.
- 74%  están a favor de carreteras separadas para los israelíes y los palestinos.
- 24% cree que los caminos separados es "una buena situación."
- 50% cree que los caminos separados es "una situación necesaria."
- 38% quiere que Israel se anexione los territorios con asentamientos en ellos.
- 31% no admite que Israel practique el apartheid contra los árabes.
- 58% admiten que Israel practica el apartheid contra los árabes.

En agosto de 2014,  Haaretz  publicó un informe titulado " adolescentes israelíes: racistas y orgulloso de ello ", revelando que "el odio étnico se ha convertido en un elemento básico en la vida cotidiana de la juventud israelí". El artículo abre con una cita de una niña israelí de décimo grado de una escuela secundaria en la parte central del país:

Para mí, personalmente, los árabes son algo que no puedo ver y no puedo soportar. Soy tremendamente racista. Yo vengo de un hogar racista. Si fuera soldado y tuviera la oportunidad de disparar uno de ellos, no voy a pensarlo dos veces. Yo estoy lista para matar a alguien con mis manos, si es un árabe. He aprendido que ... su educación consiste en ser terroristas y no se puede creer en ellos. Yo vivo en una zona que hay árabes, y todos los días los veo cuando pasan hacia la estación [autobuses]. Les deseo la muerte.


El artículo es una revisión de un próximo libro del que es un extracto de esta entrevista.  Escenas de la vida escolar  se basa en tres años de trabajo de campo por el sociólogo israelí Idan Yaron a un niño de seis años, de la escuela secundaria secular israelí. La escuela era "la escuela más promedio que pudimos encontrar", dice el profesor de educación Yoram Harpaz, que escribió el libro con Yaron. La cita anterior fue tomada de un estudiante de esta "escuela promedia". El libro de Yaron está lleno de innumerables casos de israelíes que piden el asesinato, e incluso el exterminio genocida de palestinos.
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER