Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

6 ago. 2014

Des-Pujol-ando la independencia catalana

Hay una leyenda urbana popular en Catalunya que los pesos pesados ​​políticos de ambos gobiernos, regionales y municipales, han estado durante décadas emplumando sus nidos mediante el cobro de una comisión del tres por ciento en la mayoría de las ofertas públicas de infraestructura y bienes raíces. Un número de alcaldes y concejales ya han sido sorprendidos en el acto, pero no había ninguna prueba definitiva que conectase estas prácticas a Pujol Sr., quien encabezó el Parlamento de Catalunya entre 1984 y 2003 - hasta ahora.

De hecho, si hay un poco de verdad en los últimos alegatos de la policía - que tan casualmente se han filtrado a casi todos los medios de comunicación en España - la familia Pujol es culpable de un conjunto de ilegalidades que va más allá del escarnio de los fondos públicos. Según María Victoria Alvarez, ex-novia de Pujol Ferrusola - un testigo peligroso si alguna vez hubo uno - los Pujols han logrado acumular más de € 100 millones en el transcurso de 40 años de extorsión política.

Alvarez dijo a la policía española de que su ex-novio, Jordi Jr, traía de vuelta bolsas llenas hasta la mitad de un millón de euros de sus viajes regulares entre Madrid y Andorra, el pequeño enclave impuesto rodeado de montañas alojado entre Francia y España. Según Álvarez, Pujol Sr. "es un mentiroso patológico", y lo único que unía a la familia Pujol era su amor por el dinero - el dinero que supuestamente se ha transferido entre no menos de 13 diferentes paraísos fiscales en los últimos años.

La principal fuente de ese dinero parece ser negocios ilegales a través de un popurrí de lugares y sectores de actividad. Incluyen (y a los fans de los Soprano les encantará) los servicios de gestión de residuos en el extremo sur de Catalunya, así como las inversiones en turismo y bienes raíces en los Estados Unidos, Argentina y México. En México, Pujol Jr. está acusado de haber invertido hasta 93 M € en un centro turístico de lujo en Acapulco, así como una cantidad no especificada en el Casino Royale de Monterey. Muchas de estas ofertas, o bien no fueron declaradas o fueron facturadas a empresas ficticias, dice la policía.

En cuanto a el hermano menor de Pujol, Olegeur, que está siendo investigado por la unidad anticorrupción de España por la compra en 2007 de 1,152 sucursales de Banco Santander (ya apareció el dichoso bastardo) por poco más de € 2000 millones. Según las denuncias de la policía, la operación formó parte de un esquema de masivo lavado de dinero que involucra empresas fantasmas con sede en España, el Reino Unido, Holanda y Luxemburgo.

Independientemente de la veracidad de las acusaciones que se vierta a través de la prensa española, dos cosas son ahora muy claras: en primer lugar, la escala y el alcance de la corrupción política, la extorsión y el nepotismo en Catalunya en particular y en España en general, son aún mayores que se temía; y en segundo lugar, el momento del anuncio de Pujol - sólo tres días antes de una importante junta entre el presidente, Mariano Rajoy, y su homólogo catalán, Artur Mas - no podría haber sido más inoportuno para el gobierno de coalición de Cataluña. De hecho, sólo se puede suponerse que la decisión de Pujol de “explicarse” en este momento era con el fin de adelantarse a la publicación de acusaciones sobre sus hijos.

Como dijo el ex aprendiz de Pujol y actual líder de CDC (Convergencia Democrática de Catalnya), el partido político Pujol fundara en 1974, la mano ya débil de Mas ahora está paralizada de manera efectiva - especialmente si Rajoy utiliza la amenaza de prisión a su mentor como moneda de cambio. 

El problema es que al tratar de descabezar el movimiento independentista de Catalunya, Madrid corre el riesgo de hacer un problema que a día de hoy es difícil, intratable. Lo que Rajoy y los suyos parecen incapaces de entender es que el nacionalismo catalán contemporáneo un fenómeno de abajo hacia arriba –proviene de la base, de la ciudadanía-. Por lo tanto, es poco probable que derriben el movimiento sacando a Mas o a  Pujol.

Como están las cosas actualmente el 80% de los catalanes en edad de votar quieren un referéndum, y poco más de la mitad de ellos apoyan la independencia nacional de España - una perspectiva que le resulta impensable para la gran mayoría de los políticos en Madrid.  Pedro Sánchez, el líder electo de- segundo mayor partido político de España –por ahora-, el PSOE, reiteró la amenaza de una posible intervención militar en caso de un referéndum de Cataluña o de consulta pública.

Para empeorar las cosas, las acciones de Madrid arriesgan aún más el sentimiento de radicalización tanto en el parlamento y en las calles de Catalunya. Los índices de aprobación de Mas han estado en caída libre desde que se tomó la fatídica decisión, hace dos años, para saltar a bordo del tigre salvaje de la independencia nacional. Su pérdida ha sido la ganancia exclusiva de Oriol Junqeras, el líder agitador del partido de izquierda Esquerra Republicana Catalana (ERC).

A diferencia de Mas, Junqueras no es alguien que se muerde la lengua o mire hacia abajo en una confrontación, como lo demostró con creces el año pasado cuando decidió con ocasión de una visita a Bruselas para “entregar” una amenaza apenas velada a los acreedores de España sobre los peligros de la falta de entendimiento en el conflicto latente entre Madrid y Catalunya:
Teniendo en cuenta que Cataluña representa una cuarta parte de los ingresos fiscales España y que tenemos los medios para movilizar a dos millones de personas a las calles de Cataluña, ¿alguien cree en serio que no somos capaces de frenar la economía catalana durante una semana? Si hiciéramos esto, ¿te imaginas qué clase de impacto  tendría en el PIB español? [...] Como tal también tenemos nuestros propios instrumentos. Las instituciones europeas tienen que decidir lo que debe prevalecer: los principios democráticos o de las acciones de-facto del (Español) Estado. Si es esto último, claramente vamos a desplegar todos los instrumentos a nuestra disposición. 

Madrid y Barcelona tienen menos de 100 días para desactivar el tic-tac de la bomba que se encuentra en medio de ellos. El genio de la independencia nacional está fuera de la botella y, al igual que con todos los genios, no quiere volver a entrar. Y menos aún con la perspectiva de voto que le otorgan las encuestas al señor Junqueras. 
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER