Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

11 ago. 2014

Ebola, Peste Negra y posible cura con tabaco

Científicos afirman que un virus similar al ébola fue el causante de la peste bubónica en la Edad Media.

Por siglos se ha culpado a la peste bubónica de ser la causante de la muerte de más de un cuarto de la población europea en la Edad Media. Pero ahora un par de científicos afirman que en realidad la llamada peste negra se dio por un virus muy parecido al ébola que se transmitía directamente de una persona a otra.

En su nuevo libro Biology of Plagues: Evidence from Historical Populations, Christopher Duncan y Susan Scott compararon los síntomas de la peste negra con virus modernos como el ébola y encontraron que las descripciones medievales son muy parecidas a la fiebre hemorrágica producida por éste. Esta fiebre ataca rápido, logra que los vasos sanguíneos exploten debajo de la piel, produciendo bulbos muy parecidos a los que se describen en los textos históricos. La destrucción de los órganos internos concuerda con las autopsias de las víctimas de esta plaga en el año 1347, que mostraban órganos prácticamente disueltos alrededor de un líquido oscuro.

Se ha creído que la peste bubónica fue causada por un mosquito infectado por ratas negras que venían en barco desde China hacia Italia. Pero Duncan y Scott creen que en realidad el causante de este mal fue un virus que se transmitía por contacto directo. De no ser así la cuarentena, que fue la medida que finalmente ayudó a controlar el problema, no hubiera surtido efecto.

Estos dos ingleses iniciaron sus estudios cuando tuvieron conocimiento de un gen mutado llamado CCR5, que es resistente al virus de HIV. Se estima que alrededor del 15 por ciento de la población europea lleva el gen. Se ha establecido que la primera mutación ocurrió hace 650 años, fecha que coincide con la primera epidemia de peste negra en el viejo continente. Los científicos sostienen la teoría de que estas personas lograron sobrevivir gracias al gen mutado, el cual aún persiste entre un porcentaje de la población de éste continente.

Los científicos e historiadores afirman que, aunque son datos interesantes, aún es necesario practicar más estudios para poder conocer si las bases de sus teorías son sólidas.

La Gran Peste de Londres 1665 – 1666

Se ha calculado que la Gran Peste de Londres acabó con la vida de unas 100.000 personas en el lapso de un año. Hubo numerosas pestes menores por toda Europa en las décadas anteriores, pero ninguna comparada con la Gran Peste que se centró en Londres durante 1665-1666. Según indican los historiadores, la Gran Peste comenzó en julio de 1665 y duró hasta septiembre de 1666, justo hasta el momento del Gran Incendio de Londres que destruyó la mayor parte del centro de la ciudad. Luego la ciudad volvió a estabilizarse y la nobleza, que se había retirado hacia áreas rurales ante los primeros indicios del brote, regresó a Londres.

Si alguna vez has escuchado el clásico infantil 'Suena un anillo de rosas', básicamente has escuchado una descripción de cómo fue esta particular plaga ya que la canción se originó en aquella época. La letra original decía:

Suena un anillo de rosas
Un bolsillo lleno de ramilletes
Atishoo, atishoo
¡Todos caemos!

Uno de los síntomas iniciales de la peste incluía un sarpullido color rosa en forma de anillo. Bolsillo lleno de ramilletes eran las hierbas que la gente guardaba en sus bolsillos ya que muchos creían que la peste se transportaba a través de los malos olores. "Atishoo" era el sonido del violento estornudo, otro síntoma común. "¡Todos caemos!", bueno, creo que puedes adivinar lo que eso significa.

En cualquier caso, con promedios récord de mortalidad durante la Gran Peste, los ciudadanos de Londres se vieron obligados a tomar medidas desesperadas. Para empeorar las cosas, muchos de los médicos de la ciudad, sacerdotes y otros recibieron entrenamiento para tratar a los enfermos y moribundos sin poder regresar hasta que lo peor hubiera pasado. Las clases más pobres quedaron abandonadas a sufrir y manejar la enfermedad y los cuerpos sin vida de la manera que pudieran. Con la mayoría de los médicos lejos, la gente tuvo que tomar su salud en sus propias manos y encontrar remedios viables para combatir la plaga. Imaginarás que debe haber habido una fuerte "presión de selección" con tantas muertes, descartando los remedios que no funcionaban y que no ofrecían protección. Así que para aquellos que se las arreglaron para superar a la peste, ¿tenían algún remedio en común que les haya dado protección?

En aquellos tiempos quienes cavaban tumbas quizás eran quienes peor lo pasaban intentando mantenerse saludables. Al tener que manipular los cuerpos sin vida, se infectaban fácilmente y muchos no vivían por mucho tiempo. En el libro Diario del Año de la Plaga, escrito por Daniel Defoe, se relata la historia de un cavador de tumbas llamado John Hayward quien se las agenció para sobrevivir a la Gran Peste gracias a su propio método especial. Según dice:

Jamás utilizó protección alguna contra la infección más que mantener ajo y ruda en su boca, y fumar tabaco. Este último también lo usaba en su boca. El remedio de su esposa era lavarse la cabeza con vinagre y rociar sus ropas con vinagre manteniéndolas siempre húmedas, y si su olor resultaba un tanto ofensivo, ella aspiraba vinagre por su nariz y lo echaba en sus sombreros, y también usaba un pañuelo mojado con vinagre en su boca.

Okay, esto es interesante. Aparentemente, el tabaco era parte de su secreto. ¿Pero podría ser simplemente una casualidad? Después de todo, también utilizaba ajo y ruda, y su esposa también usaba vinagre para protegerse. La protección pudo haber sido gracias a cualquiera de estas sustancias. Pero como muestra la historia, él no era el único que creía que el tabaco ofrecía cierta protección contra la peste. Según un sitio Web que resume la historia de la Gran Peste:

Aquellos que se quedaron en Londres hicieron todo lo posible para protegerse de la peste. Ya que nadie sabía su causa, la mayoría se basaba en supersticiones. En 1665 el Colegio de Médicos emitió una directiva que el azufre 'bien quemado' estaba recomendado como cura para el aire malo que causaba la peste. Aquellos que trabajaban en la recolección de cuerpos frecuentemente fumaban tabaco para evitar contagiarse de la peste.
 "Para las desinfecciones personales nada recibía más apoyo que el tabaco; la creencia en el mismo era general, e incluso a los niños les hacían encender un poco en pipas. Thomas Hearnes recuerda a Tom Rogers diciéndole que cuando iba a la escuela en Eton el año que arrasó la gran peste, todos los niños fumaban allí obligatoriamente, y que él nunca fue azotado tanto en su vida como lo estuvo una mañana por no fumar. De allí en adelante era una tradición que todo aquel que tuviera un comercio de tabaco no tendría la peste". - A J Bell escribiendo alrededor del 1700.

¿He leído bien? Niños obligados a fumar tabaco; ¿azotado por no fumar? ¿Puedes imaginar un grupo entero de niños de primaria encendiendo un cigarrillo en plena clase? Bueno, yo no puedo. No con toda la programación y desinformación anti-tabaco que escuchamos incesantemente por estos días. ¡Pero ahí lo tienes! Parecía haber una generalizada creencia que el tabaco protegía de la peste a la gente; ¡la gente creía lo suficiente como para obligar a sus hijos a fumar! Dadas las presiones medioambientales de aquel momento, parece razonable que la creencia en el tabaco como remedio protector contra la peste fuese mucho más que una simple superstición

Espero que no haya sido demasiado impactante de leer, ¡sí lo fue para mi cuando lo leí por primera vez! Creo que esto seguramente sea suficiente como para hacer volar el razonamiento emocional de la mayoría de la gente. Después de todo, la mafia anti-tabaco nos ha machacado en nuestras cabezas que fumar tabaco es tan perjudicial que permitir que un niño fume es equivalente a cometer un asesinato. ¿Pero deberían los niños quizás ser expuestos al tabaco a una edad temprana, o al menos permitirles la oportunidad de recibir un poco de humo de segunda mano? También podría tener otros efectos benéficos. Ten en claro que estoy hablando del humo de tabaco natural puro, y no de los cigarrillos comerciales cargados de basura química. 

Soy conciente que este es un tema "caliente" respecto a los niños y el tabaco, pero quizás sea hora de tener este debate en nuestra cultura. Quiero decir, existe más que suficiente evidencia como para sugerir que la campaña mundial para prohibir el tabaco es un tanto sospechosa, como mínimo. Considera por ejemplo el hecho que el promedio mundial de cáncer (con el cáncer de pulmón segundo en la lista) haya aumentado un 20% en los últimos 10 años, y que aún así, en el mismo período la cantidad de fumadores haya disminuido (como resultado de la propaganda del gobierno) en grandes porcentajes en muchos países del mundo. Considera también el hecho que el promedio de cáncer de pulmón entre no-fumadores está en aumento. En lugares como Delhi en India, por ejemplo, un tercio de las personas con cáncer de pulmón son no-fumadoras. Toda esta evidencia decididamente sugiere que los 'libros han sido manipulados' respecto al cáncer y al tabaco, y una ciencia seriamente influenciada que está siendo promovida por los gobiernos. ¿Por qué? 

Considerando la información histórica mencionada sobre los posibles efectos anti-microbianos del humo de tabaco, podríamos especular que las potenciales propiedades del tabaco para salvar vidas durante una peste son una de las principales razones por las que quienes detentan el poder quiere ver prohibido al tabaco sumado a todo lo demás. Entonces sin el tabaco, la gente no solo está estresada e incapaz de pensar claramente, sino que también podrían ser más propensas a las enfermedades pandémicas. ¡Que conveniente! 


Científicos se tropiezan con el tratamiento más obvio para el Ébola: el tabaco
Maggie Fox
mie, 21 ago 2013


Un cóctel de anticuerpos cocinado en plantas de tabaco puede proporcionar un tratamiento de emergencia para el virus de Ébola, uno de los virus más mortales conocidos, informaron los investigadores el miércoles. 

El tratamiento proporciona un 100 por ciento de protección a los monos cuando se administra inmediatamente después de la exposición. Pero también ayuda incluso después de desarrollar los síntomas, informaron los investigadores en la revista Science Translational Medicine. 

El Ébola apareció por primera vez en 1976 y causa una forma especialmente alarmante y mortal de fiebre hemorrágica. Los pacientes mueren de shock, pero pueden sangrar internamente y externamente. Dependiendo de la cepa, mata entre un 25 y un 90 por ciento de los pacientes. 

No existe ningún tratamiento ni vacuna. "Es horrible", dice Gene Olinger del Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas (USAMRIID por sus siglas en inglés) del Ejército de EE.UU., quien trabajó en el estudio. 

Varias cepas del virus aparecen de manera impredecible a través de África, tal vez a medida que las personas se aventuran en los bosques para cazar animales salvajes, especialmente monos y simios, conocidos como carne silvestre. El virus infecta a simios y monos e infecta a las personas que están expuestas a fluidos corporales, como la sangre. 

Los científicos están trabajando en una variedad de enfoques para tratar el virus y también para hacer una vacuna. Este último tratamiento posible proviene del trabajo en la vacuna.

"Nosotros estábamos desarrollando una vacuna y la vacuna se probó en ratones y los ratones fueron utilizados para hacer los anticuerpos monoclonales para entender cómo protegerse de la enfermedad", dijo Olinger en una entrevista telefónica.

Los anticuerpos son proteínas del sistema inmunitario que reconocen y atacan a invasores tales como bacterias y virus. Los anticuerpos monoclonales están diseñados para reconocer un patógeno específico - en este caso, una cepa de Ébola. 

El equipo eligió a tres de los anticuerpos y los convirtió en un cóctel llamado MB-003. Ellos lo han estado probando en monos, que pueden ser infectados con el Ébola casi de la misma manera que los seres humanos. 

En esta última prueba, el 43 por ciento de los monos se recuperó y sobrevivió al ser tratados hasta cinco días después de que fueran infectados, incluso después de haber comenzado a mostrar síntomas. "Estábamos emocionados", dice James Pettitt, del USAMRIID. 

Por lo general, una vez que comienzan los síntomas, eso significa que el virus ya sobrepasa las defensas del cuerpo. 

Olinger cree que una dosis más alta de los anticuerpos podría funcionar aún mejor. Los anticuerpos se deben administrar por vía intravenosa, pero las clínicas que están a cargo de grupos como Médicos sin Fronteras tienen las instalaciones para ofrecer el tratamiento, dice. 

Más pruebas son necesarias primero, antes de intentarlo en las personas. Una compañía en Canadá está trabajando en el desarrollo de otros anticuerpos que pueden mejorar el tratamiento. Y este cóctel particular reconoce la mayoría, pero no todas, las cepas conocidas de Ébola. 

Kentucky BioProcessing en Owensboro, Kentucky, hace el MB-003 usando plantas de tabaco. Las plantas han sido diseñadas genéticamente para producir versiones "humanizadas" de los anticuerpos. "Crea un jugo verde y purificamos el anticuerpo a partir del mismo", dice Pettitt. "Es una forma mucho más barata y más rápido para producir el anticuerpo." 



[Comentario: Bueno, a decir verdad, este procesamiento no inspira mucha confianza. Es probable que alterar el tabaco genéticamente afecte sus propiedades curativas, e incluso agregue nuevas propiedades nocivas para el organismo, como de hecho ha ocurrido con otras plantas alteradas genéticamente (vea el maiz transgénico de Monsanto por ejemplo)]. 


"Nuestra planta puede producir estas proteínas en dos semanas con una reducción sustancial en el costo de otros métodos de producción", dice Barry Bratcher, director de operaciones de la compañía. "Este método avanzado de fabricación nos permite abordar las necesidades de forma rápida y económica." 

África está llena de virus desagradables. El virus de la fiebre de Lassa proviene de una familia conocida como arenavirus y causa 500.000 casos de fiebre hemorrágica al año. El virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo y la fiebre de Rift Valley están en otra familia llamada bunyavirus; Los virus Ébola y Marburg son sus primos en una familia llamada filovirus. 

La Organización Mundial de la Salud documenta docenas de brotes de Ébola, incluyendo un brote de Ébola Zaire en el que murieron 128 personas, de 143 infectados en el Congo en 2003 - una tasa de mortalidad del 90 por ciento - y un brote en el 2007, en la República Democrática del Congo, en el que murieron 187 de 264 personas infectadas con una tasa de mortalidad del 71 por ciento.



Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER