Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

27 may. 2014

El tamaño de la burbuja de derivados se cierne sobre la economía mundial

La burbuja de los derivados a nivel mundial es ahora un 20 por ciento más grande de lo que era antes de que la última gran crisis financiera golpeara en 2008. Se trata de una burbuja financiera mucho más grande que cualquier cosa que el mundo haya visto jamás, y cuando finalmente estalle será una completa y absoluta pesadilla para el sistema financiero. Según el Banco de Pagos Internacionales, el valor nocional total de los contratos de derivados de todo el mundo se ha disparado a la asombrosa cantidad de 710 billones de dólares ( 710,000,000,000,000 $). Otras estimaciones sitúan el total en más de mil billones de dólares. Si eso suena como un montón de dinero, es porque lo es. Por ejemplo, el PIB de EE.UU. se prevé que sea de unos 17 billones de dólares para el 2014. Por lo tanto, 710 billones de dólares es una cantidad de dinero casi incomprensible. Y en lugar de hacer algo acerca de la conducta imprudente de los grandes bancos, nuestros líderes han permitido que la burbuja de los derivados ocasionada por estos bancos se haga más grande que nunca. De hecho, los grandes bancos de Wall Street son colectivamente un 37 por ciento más grandes de lo que eran justo antes de la última recesión. El "Demasiado grande para quebrar" es un problema mucho más grande de lo que era la última vez, y en algún momento esta burbuja de derivados va a estallar haciendo que estos bancos caigan empicado. Cuando llegue ese día, vamos a estar enfrentando una crisis que va a hacer que la de 2008 parezca un picnic de domingo.

Si no sabes lo que es un derivado, Mayra Rodríguez Valladares, directora gerente de MRV Associates, ha proporcionado una definición bastante buena en su reciente artículo del New York Times:

Un derivado, en pocas palabras, es un contrato entre dos partes cuyo valor se determina por los cambios en el valor de un activo subyacente. Estos activos pueden ser bonos, acciones, materias primas o divisas. La mayoría de los contratos se negocian cara a cara, donde los detalles sobre los precios, la medición del riesgo y las garantías, si los hay, no están disponibles al público.

En otras palabras, un derivado no tiene ningún valor intrínseco. Es esencialmente una apuesta lateral. Por lo general, los contratos de derivados tienen que ver con el movimiento de las tasas de interés. Pero hay muchos, muchos otros tipos de derivados. La gente está apostando a casi cualquier cosa y todo lo que te puedas imaginar, y Wall Street se ha transformado en el casino más grande de la historia del planeta.

Después de la última crisis financiera, nuestros políticos nos prometieron que iban a hacer algo para que el comercio de derivados estuviera bajo control. Pero en cambio, el tamaño de la burbuja de los derivados ha alcanzado un nuevo máximo histórico. En el artículo del New York Times que he mencionado anteriormente , Goldman Sachs y Citibank fueron señalados como dos de los jugadores que han experimentado un gran crecimiento en esta área en los últimos años:

Goldman Sachs ha estado aumentando sus volúmenes de derivados desde la crisis, contando con una cartera de alrededor de 48 billones de dólares a finales de 2013. Bloomberg Businessweek informó recientemente que como parte de su estrategia de crecimiento, Goldman planea vender más derivados a los clientes. Citibank, también, ha incrementado su cartera de derivados, a pesar de los numerosos desafíos regulatorios de capital y, de hecho, su cartera se ha incrementado en más del 65 por ciento desde la crisis - más que cualquier otro banco - a  62 billones de dólares.

De acuerdo con cifras oficiales del gobierno estadounidense , los 25 principales bancos de Estados Unidos tienen ahora un total de más de 236 billones de dólares en exposición a los derivados. Pero hay cuatro bancos que empequeñecen todos los demás. Las siguientes son las cifras más recientes de esos cuatro bancos:

JPMorgan ChaseTotal activos:  1,945,467,000,000 $ (casi 2 billones de dólares)La exposición total a los derivados:  70,088,625,000,000 $ ( más de 70 billones de dólares )CitibankTotal activos:  1,346,747,000,000 $ (un poco más de 1,3 billones de dólares)La exposición total a los derivados:  62,247,698,000,000 $ ( más de 62 billones de dólares )Bank Of AmericaTotal activos:  1,433,716,000,000 $ (un poco más de 1,4 billones de dólares)La exposición total a los derivados:  38,850,900,000,000 $ ( más de 38 billones de dólares )Goldman SachsTotal activos:  105,616,000,000 $ (más de 105 billones de dólares - sí, leyó usted bien)La exposición total a los derivados:  48,611,684,000,000 $ ( más de 48 billones de dólares )

Y este tipo de cosas no sólo sucede en los Estados Unidos. El gigante bancario alemán Deutsche Bank cuenta con más de 75 billones dedólares de la exposición a derivados. 



Esta burbuja de los derivados es una " espada de Damocles "que pende sobre la economía global por un hilo día tras día, mes tras mes, año tras año. En algún punto ese hilo se va a romper, la burbuja va a estallar, y luego todo el infierno va a desatarse. Se puede apreciar que, la verdad es que prácticamente ninguno de los problemas subyacentes que causaron la última crisis financiera han sido corregidos. En cambio, nuestros problemas simplemente se han vuelto aún más grandes y las burbujas financieras se han vuelto aún más grandes. Tristemente, la mayoría de los “plebeyos” son totalmente ajenos a todo esto. Sólo tienen fe en que nuestros líderes saben lo que están haciendo, y se han calmado en la complacencia de una burbuja de falsa estabilidad que hemos podido disfrutar en el último par de años.



Si el mercado de valores sigue subiendo, las tasas de interés se mantienen bastante estables y la economía mundial no experimenta un descenso importante, el estallido de esta burbuja probablemente no sea inminente. Pero si hay un choque importante para el sistema, podríamos experimentar fácilmente una gran crisis de derivados muy rápidamente y varios de esos bancos podrían fallar simultáneamente.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER