Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

18 may. 2014

Psicopatía Política

Una característica del político psicópata es que es un mentiroso, pero no un mentiroso cualquiera, es un artista: actúa, convence y manipula. Un político común, cumplida su función, se va. Al psicópata, en cambio, una vez que está arriba, no lo saca nadie. No deja el poder, y mucho menos, lo delega. 

Las personas con derechos son "cosas" a su servicio, cuya voluntad no duda en doblegar, bien con un cargo, con un subsidio o con una falsa promesa. No es un dar desinteresado, es un uso de las personas para construir su propio poder rodeándose de una clientela política que le es incondicionalmente fiel. "Yo te doy, pero tú me lo devuelves o me respondes cuando y como yo te lo pida". 

El político psicópata no se adapta a la tranquilidad. Él necesita la crisis. Las sociedades lideradas por políticos de estas características viven de crisis en crisis. Necesita desestabilizar siempre las cosas. Necesita fabricar crisis. A la pregunta de "¿Cuál es su tendón de Aquiles? ¿Cuál es su punto débil?", responde: "La frustración de sus planes"

Cuando el político psicópata apuesta por un proyecto y no le sale, entonces se desorganiza y empieza a cometer torpezas. En este punto, la gente reconoce sus majaderías y percibe cómo comete una tras otra, y es entonces cuando comienza a quebrarse esa unidad que había conseguido con su capacidad de convicción, persuasión y manipulación. 

¿Les viene a la memoria, en España, algún caso así?
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER