Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

29 may. 2013

S-80:El submarino que no flota (III): Bienbenido Mr. Marshall

Submarino S-80
La US Navy acude al rescate. El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha confirmado en una comparecencia en el Congreso de los Diputados que Navantia recurrirá a expertos de la Marina norteamericana para que les echen un cable para solucionar los fallos técnicos surgidos en la construcción de los nuevos submarinos S-80. En concreto, el alto cargo del Ministerio anunció auditores de Electric Boat-US Navy evaluarán los problemas en el sumergible y harán una revisión del programa de fabricación.


Argüelles también confirmó que el exceso de peso detectado por Navantia en la construcción del submarino suponen un retraso en el programa de uno a dos años, por lo que no se contempla por el momento ningún otro ajuste y se mantiene el gasto en el mismo en 2.135 millones de euros.

"Nuestro país ha decidido afrontar los riesgos tecnológicos que implica una apuesta así", subrayó el secretario de Estado, quien añadió que lo que se persigue es la autonomía de las Fuerzas Armadas españolas con una tecnología puntera.


Submarino S-74
De refilón y escuetamente, así es como Pedro Argüelles confirmó el 24 de mayo en su comparecencia en el Congreso que el retraso en la entrega del primer submarino S-80 “obligará a realizar la gran carena del submarino Tramontana en los astilleros de Navantia”. De los 30 millones de euros estimados como necesarios para acometer esta gran revisión ni dijo nada ni fue preguntado. Se despeja así la incertidumbre sobre un escenario que, en un plazo de sólo tres años, hubiera arrojado el triste saldo de una flota de submarinos en la Armada española de un solo sumergible, el “Mistral”(nombre premonitorio ya que, como gélido viento del norte, éste se ha resistido, “congelando” al super S80). La entrada en servicio en 2015 del primer S-80, el “Isaac Peral”, no va a producirse y, en el peor de los escenarios, no lo hará hasta 2017.

En la propuesta de reprogramación de programas de Defensa españoles que Argüelles expuso ante los diputados, el secretario confirmó que “el techo de gasto del submarino no sufrirá variación, 2.135 millones de euros, tal y como estaba previsto en el año 2009. Más adelante, a la vista del análisis que se está llevando a cabo, habrá que reevaluar las opciones posibles”. (por lo que se ve, Arguelles no sabe que existe algo que se llama inflación y que 2.135 millones de euros del 2009 serán muchos más en 2015).

A parte del programa del submarino S80, Defensa tiene otros que siempre viene a bien tenerlos en cuenta:

Según la comparecencia que tuvo el señor Secretario ante la comisión de Defensa del Congreso ( que ningún mass media ha tenido en cuenta y que a mi parecer es bastante importante porque con lo que están cayendo en España y se hablen de las cifras que se hablaron…… bueno, no se…) defensa ahorrará hasta 7 mil millones de euros hasta el año 2030 con el "Plan de reconducción de los 19 programas especiales de armamento" (eso está por ver).

Hasta ahora, el último techo de gasto, aprobado en 2009 por el Consejo de Ministros, preveía unos pagos para los programas especiales de 26.695 millones hasta 2025. El nuevo techo de gasto de 29.494 millones, que será elevado "próximamente" al Consejo de Ministros para su aprobación, es el resultado de la primera reprogramación "global e integral" que ha acometido el Ministerio de Defensa, según Argüelles, que ha recordado que el anterior secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, calculó en octubre de 2011 que el coste de los programas especiales podría estar entre 31.631 y 36.875 millones hasta 2025.

Esta reprogramación, según Argüelles, "no excluye la necesidad de buscar financiación", ya que, para afrontar los pagos en 2013, 2014 y 2015 serán necesarios entre 800 y mil millones de euros. La vía, probablemente, será la petición de un crédito extraordinario. Este método, según el SEDEF, no signifcia una falta de transparencia, sino que responde a la escasa dotación del presupuesto de Defensa en su capítulo de inversiones.

Defensa ya utilizó en 2012 un crédito extraordinario de 1782 millones de euros, que sumado a la aportación de 309 millones del Ministerio de Industria, hizo que los 654 millones de euros previstos en el capítulo de inversiones de los presupuestos de 2012 pasara de 654 a 2818 millones de euros, lo que permitió alcanzar "cifras algo superiores a 2007 y 2008". Sin embargo, según Argüelles, estas cifras suponen una "comparación engañosa" porque con ellas se afrontó los pagos correspondientes para a los ejercicios 2010, 2011 y 2012.

El nuevo plan para afrontar los programas especiales ha buscado, según Argüelles, una "cifra más fiable que una horquilla", en referencia a los datos que presentó Méndez poco antes de dejar su cargo. Para reducir este techo de gasto en casi 7.000 millones, Defensa ha aplazado entregas y cancelado unidades en algunos de los 19 programas especiales de armamento, con el objetivo de "reducir los compromisos de pagos asociados a estos programas" y para diseñar un "escenario de recuperación" para abordar nuevos programas, que ofrezca "un escenario de optimismo para la Industria de Defensa".


Qué supondrá, en cifras, en cada programa


Programa del caza de combate Eurofighter

España no participará en la llamada Trancha 3B (la nueva versión) del programa del avión de caza europeo, por lo que el número de unidades que recibirá se reduce de los 87 aviones comprometidos inicialemnte a 73. Además, se reducirá el número de unidades que se mantendrán totalmente operativos, por lo que no todos los Eurofighter del Ejército del Aire estarán en el mismo nivel de operatividad. Lo marcará, según Defensa, "el planeamiento militar mínimo".

Estas dos medidas se unen al aplazamiento de la entrega de quince unidades hasta 2015, una decisión anunciada por el SEDEF en septiembre de 2009.

El coste del programa de reduce de 13.596,47 millones de euros a 10.629,86, casi tres mil millones de euros que suponen alrededor del 70% del ahorro total estimado en la reprogramación.

Avión de transporte Airbus A400M

El plan de reconducción de los programas especiales de armamento establece que España necesita 14 unidades el avión de transporte, en vez de las 27 programadas inicialmente. Este ajuste se acerca a las actuales capacidades de las que dispone España con el avión C-130 Hércules, del que España dispone 12 unidades.

Sin embargo, España no cancela su pedido y mantiene su compromiso de 27 unidades. Los 13 aviones restantes estarán a disposición para la exportación y no se mantendrán operativos ni recibirán "apoyo de ciclo de vida".

Defensa calcula un ahorro de 800 millones de euros por no mantener operativos los aviones, mientras que la suma total por este ahorro y los ingresos por las exportaciones podrían sumar 2.360 millones de euros, un 40% del coste total del programa, cifrado, en diciembre de 2012, en 5.819,37 millones de euros.

Fuentes de Defensa reconocen que los socios del programa aún no han concretado cómo se negociarían las ventas a otros países, aunque podrían materializarse de una manera similar a las campañas actuales de exportación del Eurofighter, en el que un país actúa como líder. 

Helicóptero polivalente NH 90

El contrato se ha reducido desde las 45 unidades hasta las 22, por lo que, finalmente, las Fuerzas Armadas recibirán menos de la mitad de los helicópteros pactados en el contrato, aprobado por Consejo de Ministros en mayo de 2005.

Sin embargo, la reducción del número de unidades no supondrá una rebaja en el coste del contrato, que pasa de los 1.492,44 millones de euros previstos en 2012 a 1.682,44. La cancelación de 23 unidades supone un ahorro estimado de unos 520 millones de euros, a razón de 23 millones por helicóptero, pero el contrato ha incrementado en 190 millones de euros por la contratación del equipamiento de los helicópteros -el sistema de armas y el sistema de navegación ILS-, que supone 430 millones, y por los costes de mantenimiento durante cinco años, que costará 271 millones.

Helicóptero de combate Tigre

España renunciará a la actualización (refroit) a la versión HAD, la versión de apoyo y destrucción del helicóptero, con más blindaje y más potencia en el motor, de los seis helicópteros Tigre de los que dispone actualmente en versión HAP -de apoyo y protección-, de los que tres están desplegados en Afganistán. Defensa podría buscar la venta en el futuro de estas seis unidades cuando disponga de los helicópteros en versión HAD, de los que se espera que las entregas finalicen en 2019.

La renuncia a la mejora de las seis unidades ahorrará 33 millones, por lo que el coste previsto del programa pasa de 1.548,03 millones, lo previsto a finales de 2012, a 1.515.03. Además, se ha negociado el "aplanamiento" de los pagos para ajustarlo a las entregas. 

Vehículo de combate Pizarro 

Defensa ha reducido de 190 a 117 el número de unidades del contrato, rebajando el contrato de los 949,95 previstos en diciembre de 2012 a 786,95 millones de euros. De estos 117 vehículos, 81 serán de configuración de vehículo de combate de infantería, mientras que el resto, 36, se equiparán para unidades de zapadores. 

A pesar de que se ha cancelado el pedido de 73 unidades -casi el 40% de las iniciales-, el ahorro es de 163 millones, un 17% del total previsto, porque se ha incluido el mantenimiento de los vehículos durante cinco años.


Los BAM

Respecto a la segunda fase de los Buques de Acción Marítima (BAM) para la Armada española, Argüelles afirmó en el Congreso que “no está desechada, está simplemente aplazada, como otras muchas cosas”,  más adelante puntualizó que “no ocupa el primer lugar en las prioridades de programación de la Armada ni del Estado Mayor de la Defensa. Es un requerimiento, pero no es el primero. Esperemos que en algún momento se pueda hacer, pero tomar la decisión a favor de la serie segunda de BAM subvirtiendo el orden de prioridades militares eso sí sería una anomalía, eso sí sería poner todo equivocado. Entonces comprendería que me criticaran, que en vez de política de Defensa aquí lo que hacemos es política industrial. Nosotros lo que queremos hacer es política de Defensa primero”.

El secretario se refirió a los BAM como “un buque muy bien diseñado que ha encontrado, como se dice, un nicho de operatividad muy acertado, pero no es el único. No hay que pensar que ahora toda la Armada tiene que funcionar a bases de buques de acción marítima. Necesita otras cosas también”.


Comparte:

1 comentarios :

  1. ENCIMA SE LLAMA SUBMARINO TRAMONTINA JAJAJA DIGO TRAMONTANA JAJAJA SON UN GRAN CHISTE LOS ESPAÑOLES

    ResponderEliminar

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER