Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

14 may. 2013

La pasta de dientes causa caries


En un esfuerzo para evitar los problemas de dientes y encías, Gerald Judd pasó años investigando este tema. Gerard F. Judd, profesor emérito de química de la Universidad de Purdue. En su carrera estratificada, fue un investigador de la industria a los 18 años y un profesor de química durante sus 33 años. Además, fue un orador, escritor, presentador de radio y autor de varios libros incluyendo Chemistry: Its Uses In Everyday Life (Química: Su uso en la vida cotidiana).

Después de haber vivido toda su edad adulta observando la naturaleza química de la vida cotidiana, el Dr. Judd dirigió su atención a un tema que afecta a todo ser humano — la buena salud de nuestros dientes y encías. En 1997, escribió el libro Good Teeth, Birth to Death: The Prescription for Perfect Teeth. (Buenos Dientes, desde el nacimiento hasta la muerte: la prescripción para los prefectos dientes).

En su libro Good Teeth, Birth to Death, el Dr. Judd describe que la química es la base de la caries y las enfermedades de las encías. Afirma que ha aprendido las verdaderas causas de la infección de las encías y caries dental, y que una abrumadora cantidad de investigación dental demuestra lo siguiente:




La eliminación de flúor del dentífricos cuida la enzima adenosina difosfatasa (ADP) por lo que puede proporcionar fosfato de calcio en la superficie del diente, dando como resultado un buen esmalte.

Sólo los ácidos — que se introducen en la boca desde comidas y bebidas — capaces de erosionar el esmalte de los dientes (hidroxifosfato de calcio) y causar caries. Los protones del ácido rápidamente sacan fosfato desde el esmalte. Los alimentos y bebidas que no contengan ácidos no tienen ningún efecto sobre el esmalte de los dientes.

 Los azúcares no son capaces de tener algún efecto sobre el esmalte de los dientes. Los azúcares (fructosa, glucosa y sacarosa) fueron encontrados en los estudios de laboratorio del Dr. Judd no pueden disolver el fosfato de calcio en cualquier medida, incluso en una solución de agua caliente. La razón de esto es que el proceso de quelación del azúcar hacia los dientes es lento debido al gran tamaño de la molécula y quizás debido a la particular forma del quelato formado. Los azúcares no son la causa de las caries dentales en gran medida, pero aún así, no haría ningún daño enjuagarse los dientes después de consumir dulces, especialmente la variedad pegajosa. La barrera adherente evitará la re-enamelizacion (referido generalmente como remineralización del diente).

 Las bacterias no son capaces de tener algún efecto sobre el esmalte de los dientes. Los restos de humanos y animal muestran que los dientes y huesos son resistentes a organismos terrestres como las bacterias. Los dientes no pueden verse afectados por las bacterias, porque el esmalte no contiene carbono o hidrógeno del cual subsisten las bacterias.

 Cuando los ácidos se quitan correctamente de los dientes, las caries no ocurren. La eliminación de ácidos se realiza fácilmente simplemente bebiendo agua, leche, café u otros líquidos no-ácidos mientras come. Los ácidos rápidamente reaccionan químicamente con los líquidos para formar los iones hidronio, consiguiendo cuidar el esmalte.

 Lo ácidos nocivos (con un pH < 4.0. - pH: grado de acidez) que atacan el esmalte incluyen limones, toronjas, naranjas, piña, kiwi, tomate, vinagre, sidra, vitamina C (especialmente masticable) y el ácido del estómago. Cuanto menor sea el pH, más rápidamente el ácido atacará.

Los dientes son capaces de re-enamelizarse cuando se limpia. Los dientes se limpian mejor cepillándolas con cualquier barra de jabón (no líquido). La barra de jabón hace un excelente trabajo en la limpieza en la superficie de los dientes, permitiendo al esmalte hacerse más denso y causando que los dientes sean menos sensible.

 Las pastas dentales que contienen glicerina — que no son la mayoría — son muy pegajosas, requiriendo más de 20 enjuagues para extraerlo de la superficie del diente. Las pastas dentales que contienen glicerina dejan una película residual, evitando que los dientes se re-enamelicen adecuadamente. Por otro lado, el jabón, se retira con dos enjuagues.

 La dieta o suplementos de calcio y fosfato producen la re-enamelización del diente, pero sólo cuando los dientes están limpios. La re-enamelization es necesario sobre una base diaria, se filtra un poco de esmalte con agua durante décadas, incluso en ausencia de ácido. Sin la re-enamelización, no es posible tener dientes sanos.

 Los abscesos pueden compensarse manteniendo Cepacol ® (14% de alcohol) en la boca durante cinco minutos.


¿Qué es el flúor?

 Créalo o no, el fluoruro es un subproducto de la fabricación del hierro, cobre y aluminio, un desecho tóxico. Pero curiosamente, en la década de 1930 uno de los mayores fabricantes de aluminio "descubrió" que el fluoruro era bueno para el desarrollo de dientes sanos y erradicaba prácticamente la caries.
Wow, qué casualidad ¿eh? Así que ahora, en vez de tener el problema de la eliminación de estos peligrosos residuos químicos, ellos sólo lo agregan al suministro de agua y a nuestra pasta de dientes para que todos tengamos unas sonrisas brillantes y blancas.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER