Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

11 mar. 2015

¿La división de la Alianza Atlántica?

Las intrigas del comandante de la OTAN en Europa, el general Philip Breedlove, han abierto una brecha entre Alemania y Estados Unidos, que podría conducir a un colapso de la Alianza Atlántica. De acuerdo con la revista alemana Der Spiegel, Breedlove ha saboteado repetidamente los intentos de la canciller Angela Merkel para encontrar una solución diplomática a la guerra en Ucrania por difundir "propaganda peligrosa orientada a que el público crea que las tropas rusas "avanzan en la frontera, la acumulación de municiones y supuestas columnas de tanques rusos. Pero mientras que el artículo realiza una inusual crítica a Breedlove sobre sus exageraciones con respecto a la agresión rusa, el propósito real del artículo de Spiegel es advertir a Washington de que los líderes de la UE no apoyan una política de confrontación militar con Moscú.


Antes de explicar lo que está pasando, tenemos leamos un extracto del artículo. Según Spiegel:

"... Desde hace meses, muchos en la Cancillería simplemente mueven la cabeza cada vez que la OTAN, bajo el liderazgo de Breedlove, hace público los movimientos de las tropas rusas o movimientos de tanques ... es el tono de los anuncios de Breedlove lo que hace que Berlin se inquiete. Los falsos reclamos y los anuncios exagerados, advirtió un alto funcionario alemán durante una reunión reciente en Ucrania, han puesto la OTAN  y, por extensión, a todo el Occidente en peligro de perder su credibilidad.
Hay un montón de ejemplos ... .Cuando comenzó la crisis, el general Breedlove anunció que los rusos habían reunido 40.000 tropas en la frontera con Ucrania y advirtió de que una invasión podría tener lugar en cualquier momento. La situación, dijo, era "increíblemente preocupante". Sin embargo, funcionarios de inteligencia de los Estados miembros de la OTAN ya habían excluido la posibilidad de una invasión rusa. Ellos creían que ni la composición ni el equipamiento de las tropas indicaban una invasión inminente.Los expertos contradijeron la opinión de Breedlove en casi todos los aspectos. No había 40.000 soldados en la frontera, ni 30.000 y quizás incluso menos de 20.000. Además, la mayoría de los equipos militares no habían sido llevados a la frontera para una posible invasión, sino que  estaban allí antes del inicio del conflicto. Además, no había pruebas de preparación logística para una invasión, como un cuartel general de campaña. El 12 de noviembre, durante una visita a Sofía, Bulgaria, Breedlove informó: "hemos visto columnas de equipos de Rusia - tanques, artillería rusa, sistemas de defensa aérea y tropas de combate - entrando en Ucrania". Era, señaló, "lo mismo que la OSCE está reportando”. Pero la OSCE sólo había observado convoyes militares en el este de Ucrania. Los observadores de la OSCE no habían dicho nada sobre las tropas que marchaban desde Rusia.
Breedlove no ve ninguna razón para revisar su enfoque. "Me atengo a todas las declaraciones públicas que he hecho durante la crisis de Ucrania," escribió a Der Spiegel, en respuesta a una solicitud de una declaración acompañada de una lista de sus afirmaciones polémicas ". 
(la  belicosidad de Breedlove: Berlin Alarmada por la agresiva postura de la OTAN en Ucrania , Der Spiegel)

Mientras que es fácil dejarse llevar por la narrativa del Spiegel de que es un militarista rabioso arrastrando a Europa a la Tercera Guerra Mundial, la historia es intencionalmente engañosa. Cualquier persona que haya estado siguiendo el fiasco de Ucrania el año pasado, sabe que no hay nada particularmente inusual en las distorsiones de Breedlove. El Secretario de Estado John Kerry ha hecho afirmaciones similares en numerosas ocasiones al igual que muchos otros en los principales medios. Las mentiras sobre la "agresión rusa" es la regla, no la excepción. Así que ¿por qué el Spiegel ha decidido atacar selectivamente a Breedlove, que ha mentido tanto como todos? ¿Qué es realmente lo que está pasando aquí?

Claramente, el Spiegel está trabajando para Merkel, socavando la credibilidad del comandante en jefe de Washington en Europa con el fin de desalentar la escalada del conflicto en Ucrania. Pero mientras que Merkel quiere humillar Breedlove para demostrar que Alemania no va a quedarse de brazos cruzados mientras que Washington sumerge la región en el abismo; ella también ha mostrado una considerable moderación en la limitación de su ataque al general para no afectar a Kerry y a Obama. Esto es todo un logro teniendo en cuenta que -como dijimos antes- prácticamente todo el mundo en la clase política y los medios de comunicación han estado mintiendo sin parar sobre todos los aspectos del conflicto. Merkel no quiere desacreditar a estos otros todavía, aunque del artículo de Spiegel se infiere que ella podría hacerlo se el "mal comportamiento" persiste.

El artículo de Spiegel es parte de un golpe uno-dos diseñado para obligar a Washington a cambiar su actitud sobre su confrontación. El segundo golpe apareció la tarde del domingo, cuando el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció que Europa necesitaba su propio ejército
¿Puedes ver lo que está pasando? Por un lado, el Spiegel da un martillazo a la credibilidad del oficial superior de la OTAN y por el otro, el Presidente de la Comisión de la UE anuncia un plan para crear una fuerza independiente de lucha de la UE que hará que la OTAN sea redundante. Estas son las grandes novedades que sin duda han dejado la compañía de Obama tambaleándose. Esto es un asalto en toda regla sobre el papel de la OTAN como el principal garante de la seguridad regional de la UE. Tal vez los europeos son lo suficientemente crédulos para aceptar la absurda afirmación de Junker que un ejército de la UE "enviará un mensaje importante al mundo", pero puedes estar absolutamente seguro de que nadie en el 1600 de Pennsylvania Avenue cree en tonterías. La medida está claramente diseñada para enviar un mensaje a Washington de que Europa está harta de la OTAN y quiere un cambio. 

Irónicamente, estos desarrollos alinean a Merkel con la opinión de Putin como indica su famoso discurso de Munich en 2007, cuando dijo:

"Estoy convencido de que hemos llegado a ese momento decisivo en el que debemos pensar seriamente en la arquitectura de una seguridad global. Y debemos proceder mediante la búsqueda de un equilibrio razonable entre los intereses de todos los participantes en el diálogo internacional ... Los Estados Unidos, ha sobrepasado sus fronteras nacionales en todos los sentidos ... Y por supuesto, esto es extremadamente peligroso. El resultado es el hecho de que nadie se siente seguro. Quiero hacer hincapié en esto - nadie se siente seguro".( Vladimir Putin, 43ª Conferencia de Seguridad de Munich, 2007)

¿Cómo pueden los EE.UU. definirse a sí mismo como "administrador del sistema de seguridad global", cuando sus intervenciones han dejado un rastro de estados fallidos diezmados desde la frontera sur de Somalia hasta la punta norte de Ucrania, una franja caótica de humeante ruina y agonizante sufrimiento humano que rivaliza con las depredaciones del Tercer Reich?

Los requisitos de seguridad de Europa no pueden ser satisfechos por una beligerante y belicista entidad controlada por Estados Unidos que actúa exclusivamente psts los intereses de Washington. En la actualidad, la OTAN obtiene el 75% de su financiación de los EE.UU., por lo que la alianza está menos interesada en la paz y la seguridad. Lo que le interesa es la internacionalización de su guerra de agresión imperial en todo el planeta. Antes de la crisis en Ucrania, los líderes europeos no veían el peligro (aunque las intervenciones en Serbia, Libia y Afganistán deberían haberlos despertado). Pero ahora que la imprudencia de la OTAN podría vaporizar Europa en una tormenta de fuego nuclear, líderes como Merkel y Hollande están empezando a cambiar su melodía. Ten en cuenta que el escenario ideal para los EE.UU. sería una guerra que limitara los niveles de poder de gran parte de los continentes europeo y asiático, restaurando así la hegemonía de EE.UU. conseguida después de la Segunda Guerra Mundial. Eso sería lo idóneo para los maniacos genocidas y guerreros de salón que gobiernan el mundo desde la seguridad de sus bunkers bien surtidos. Pero para Europa, esto definitivamente no es una estrategia ganadora. Europa no quiere una guerra y, ciertamente no quiere ser utilizada como carne de cañón para un NWO.

El imperio constantemente decreciente, cuya participación en el PIB mundial continúa marchitándose con cada año que pasa, ha querido una guerra desde el principio. Esa es la única manera de que los EE.UU. pueden revertir su declive económico y preservar su elevado lugar como la única superpotencia del mundo. Afortunadamente, los líderes europeos están empezando a sacar la cabeza fuera de la arena a tiempo para comprender lo que está pasando y cambiar su comportamiento.
Vale la pena señalar, que nadie en el gobierno de Merkel o cualquier otra persona cercana, ha criticado públicamente las alegaciones del artículo Spiegel. ¿Por qué es eso, qué te parece?
¿Acaso su silencio sugiere que sabían desde el principio que toda la propaganda anti-Putin era era pura bobada; que "el mal" (Putin) no envió tanques y soldados que cruzaron la frontera con Ucrania, que Putin no derribó el Malaysian Airline 17, que Putin no “ejecutó” a su oponente político al estilo del hampa a pocos cientos de metros del Kremlin ? ¿No es eso lo que su silencio realmente dice?
Por supuesto, lo hace. La razón por la que nadie en el poder se ha pronunciado es porque -como el Spiegel cínicamente admite- "Una mezcla de argumentación política y  propaganda militar es necesaria”.

¿"La propaganda es necesaria"?

Uffff. Acabamos de asistir a una admisión  que no solemos ver en los medios de comunicación con demasiada frecuencia. Pero es la verdad, ¿no es así? Los euro-líderes han ido juntos en las  mentiras. ¿Por qué este repentino deseo de compartir la verdad?

Es porque ya no apoyan la política de Washington, es por eso. Nadie en Europa quiere que los EE.UU. arme y entrene al ejército ucraniano. Nadie los quiere desplegar 600 paracaidistas a Kiev y aumentar el apoyo estadounidense logístico. Nadie quiere una mayor escalada, porque nadie quiere una guerra con Rusia. Es así de simple.


Por primera vez, los líderes de la UE, en particular Merkel, entienden que los objetivos estratégicos de los Estados Unidos (el pivote de Asia) no se alinean con los de la UE, de hecho, las ambiciones geopolíticas de Washington representan una seria amenaza para la seguridad de Europa. Lamentablemente, EE.UU. no se quedará quieto.Ella tiene que acurrucarse con sus colegas de la UE y tomar medidas positivas para hacer fracasar el plan de Washington ahora, de lo contrario los EE.UU. seguirán con sus incitaciones y  falsas banderas hasta que Putin se vea obligado a responder.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER