Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

10 feb. 2015

Modi, Putin y, Obama con sus bolsillos vacíos.

Tras años de abandono de Washington, Obama ha decidido intentar atraer a la segunda nación más poblada del mundo, la India. ¿Por qué ahora? No necesitamos mirar más allá de Moscú, Beijing y las últimas dinámicas que rodean el desarrollo de la cooperación de las naciones BRICS en el desarrollo de un banco de infraestructura BRICS para rivalizar con el control estadounidense del FMI-Banco Mundial. India es una pieza importante en el gran juego de ajedrez de Eurasia.

El presidente estadounidense, Barack Obama hizo una visita de Estado a la India el 27 de enero, acompañado por una delegación de presidentes de empresas estadounidenses, para cortejar al nuevo primer ministro Narendra Modi, un hombre que cuando era un simple gobernador de estado se le negó la entrada en los EE.UU.por su presunta participación en los disturbios de Gujarat en 2002 . Ahora, como Modi es primer ministro, parece que Obama ha cambiado su punto de vista. El caso es que existe el peligro de que Rusia y China podrían estar a punto de integrar a la India de Modi en su esfera de prosperidad económica y en su Organización de Cooperación de Shanghai. Desde el año 2006 y  desde los días de Bush-Cheney, Washington ha intentado vigorosamente seducir a la India para que se una en una alianza militar de Estados Unidos contra China, pero con muy poco éxito.

Pero al final, Obama salió con poco. Modi firmó una suave declaración reprendiendo al gobierno chino por provocar conflictos con sus vecinos sobre el Mar del Sur de China; discutido, posiblemente, la reactivación de una red de seguridad con los EE.UU., Japón y Australia; y expresó su interés en jugar un papel más importante en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Por su parte, detrás de todas las sonrisas y abrazos con el presidente de Estados Unidos, Modi se negó a firmar la prioridad favorita de Obama, un acuerdo para limitar las emisiones de CO2. Tampoco hubo realmente un gran avance en el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e India, negociado en 2006 con Bush, pero que India bloqueó. 

Por último, cuando se trató de inversiones y proyectos conjuntos, los bolsillos de Obama estaban vacíos. Lo único que pudo hacer fue hacer una nebulosa "promesa" de que los bancos estadounidenses prestarían hasta 4 mil millones de dólares para proyectos de infraestructura no especificados.

Bien pueda ser que Modi esté jugando a dos bandas para asegurare el mejor trato. Pero lo que el gobierno de Obama ofrece palidece en comparación con lo que Vladimir Putin ofreció pocos días antes de su visita de Estado a la India.

Rusia renueva viejos lazos India

Un mes antes de la visita de Obama a la India el presidente ruso Putin llegó a Nueva Delhi y sus bolsillos estaban llenos, algo que no se podría esperar de un país que es golpeado con sanciones económicas de la UE y Washington.

A mediados de diciembre, Putin y Modi firmaron veinte ofertas de alto perfil por valor de 100 mil millones de dólares, 40 mil millones en energía nuclear, 50 millones de dólares en petróleo  y gas, y  10 mil millones en diversos sectores, incluyendo la defensa, fertilizantes y el espacio exterior. También dio un golpe para la industria de procesamiento de diamantes y un golpe al monopolio  de la Oppenheimer South Afica, ya que Alros de Rusia Alrosa, la mayor compañía minera de diamantes del mundo, venderá diamantes en bruto directamente a la India.

Bajo el pacto nuclear, Rusia construirá 12 nuevos reactores nucleares en los próximos 20 años en Kudankulam, Tamil Nadu y en otro lugar aún por decidir. Rusia, a diferencia de los EE.UU., es el primer país en aceptar la dura ley de responsabilidad nuclear de la India, aunque esto elevó el costo de construcción al triple de 3 mil millones de dólares cada cada uno.  Rusia también reiteró su apoyo a los esfuerzos de India para asegurar la plena adhesión en el Nuclear Suppliers Group y el  Missile Technology Control Regime.

La decisión de producir los modernos helicópteros multi-función rusos en las fábricas de la India también fue un punto importante para la campaña de promoción de Modi  "hecho en la India” para proyectos de empresas extranjeras. Rusia también dio a la India el derecho a exportar esos helicópteros a terceros países.  Y se firmaron importantes proyectos de petróleo y gas, incluyendo la exploración en la India y la producción en nuevos yacimientos de petróleo y gas en la Federación de Rusia, así como en terceros países. India conseguirá el gas licuado de gas natural de Rusia y la factibilidad de un gasoducto a la India está siendo seriamente explorado .

La visita en diciembre de Putin al nuevo primer ministro indio, confirma que una nueva arquitectura se ve determinada por la Rusia de Putin. Incluye el soporte para el nuevo Banco de Desarrollo BRICS que involucra a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Y no hay que olvidar los gigantescos nuevos acuerdos de petróleo y gas entre Rusia y China.

Fuentes diplomáticas informaron el año pasado que China había disminuido sus objeciones a la admisión de la India en el SCO después de la elección de Modi. El predecesor de Modi como primer ministro, Manmohan Singh era conocido en la India por ser notoriamente pro-estadounidense y Beijing, evidentemente, temía un Caballo de Troya de Washington dentro de la OCS. Queda por ver en la próxima reunión anual de la OCS en verano si la OCS, incluyendo China, abre la puerta como nuevo miembro invitando a la India, Pakistán, Irán y Mongolia como miembros.


Si finalmente llega a tener lugar, sería el sello a un cambio tectónico en las placas de la geopolítica de Eurasia  donde Washington sería el más desfavorecido. 
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER