Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

26 jul. 2017

EE.UU. Termina Programa de la CIA en Siria Pero Continúa Preparándose Para la "Big War"

Estados Unidos acaba programa CIA en Siria conjugandoadjetivos
La noticia llegó a los titulares. El Washington Post (WP)  informó  que el presidente Trump decidió suspender el programa secreto de la CIA para armar y entrenar rebeldes sirios moderados que luchan contra el gobierno de Bashar al-Assad, según funcionarios estadounidenses. El programa fue autorizado por el predecesor de Trump en 2013. El movimiento es descrito por los medios de comunicación como una importante concesión a Rusia. "Esta es una decisión trascendental", el WP cita a un funcionario, hablando bajo la condición del anonimato para discutir el programa secreto, "Putin ganó en Siria". Ned Price, ex funcionario de la CIA que actuó como director principal del Consejo de Seguridad Nacional bajo el presidente Barack Obama, piensa que "La Casa Blanca parece contenta de rendirse a Moscú en cualquier frente, incluso en Siria". El senador republicano Lindsey Graham twitteó que "si es cierto -y espero que no lo sea- sería una capitulación completa hacia Assad, Rusia e Irán". ¿Pero es realmente una concesión o un gran cambio de política?

A primera vista, los planes para expulsar al gobierno de Assad en Siria han sido archivados y no queda nada más que los ataques aéreos contra los militantes islámicos (ISIS) y el programa del Departamento de Defensa de entrenamiento y equipamiento para apoyar a las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) dominadas por los kurdos. Los EE.UU. está reduciendo gradualmente su participación en el caldero sirio. Pero una mirada más profunda al asunto conduce a conclusiones muy diferentes.

La suspensión del programa de la CIA parece mucho pero no es nada, era ineficiente de todos modos. De hecho, no cambia nada porque el programa del Pentágono está en su lugar. Estados Unidos no está restringiendo su participación. Por el contrario, está aumentando a pasos agigantados su presencia militar en Siria, y también en Irak.

La agencia  turca Anadolu publicó un informe  el 17 de julio detallando el paradero de las instalaciones militares y, en algunos casos, el número de fuerzas de operaciones especiales que trabajan allí. Según el comunicado, dos aeródromos y ocho puestos militares en Kobani, Manbij y Rumeilan, entre otros, están siendo utilizados para apoyar al Partido Democrático Kurdo (PYD) y su ala armada, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG). Un puesto en la ciudad de Ayn Issah, en el norte de la provincia de Raqqa, alberga a unos 200 soldados estadounidenses y 75 tropas de las fuerzas especiales francesas. 

Vehículos blindados fabricados en Estados Unidos  , incluyendo MRAP, M-ATVs y excavadoras blindadas  han reforzado recientemente  las fuerzas en la zona de Qamishli, una ciudad en el noreste de Siria, en la frontera con Turquía. Los camiones blindados Guardian y los Humvees blindados estadounidenses están incluidos en la ayuda de la coalición al SDF y, según la solicitud del año fiscal 2018 del Departamento de Defensa de fondos para el programa de entrenamiento y equipamiento para las fuerzas afinies de Siria, los eblindados también están incluidos en la ayuda a los grupos sirios "examinados", según informa Military Times.

La fuente  señala  que los M-ATVs y MRAPs no forman parte del paquete que  incautado a las Fuerzas Democráticas Sirias. Tampoco lo son las CROWs (Common Remotely Operated Weapon Station), que aparecen montadas en los M-ATVs que aparecen en las  fotografías  distribuidas por los medios de comunicación. Las imágenes de vehículos blindados de combate estadounidenses que entran en Siria parecen ilustrar que EEUU está aumentando la presencia militar en la región en general y en Siria en particular.
El mes pasado, los sistemas de cohetes de alta movilidad de Estados Unidos (HIMARS) fueron trasladados a la base al-Tanf, en el sudeste del país, uno de los tres cruces fronterizos oficiales entre Siria e Irak. Los HIMARS ya habían sido desplegados en el norte de Siria.

Las tropas estadounidenses, británicas y jordanas, equipadas con tanques y helicópteros, se habrían situado en una gran franja a través de las zonas fronterizas de las provincias meridionales de Siria de Dara'a y Suwayda, desde la zona rural de Tel Shahab, frontera jordana, al cruce fronterizo al-Nasib y la aldea Khirbet Awad. Su presencia también ha sido reportada cerca de Ramtha, una ciudad jordana, ubicada en el extremo noroeste del país árabe, cerca de la frontera siria. No hay militantes del ISIS en esa zona, por lo que la misión de las fuerzas es mantener alejadas al gobierno sirio y las fuerzas pro-iraníes.
Según un informe  de AP   publicado en marzo, Estados Unidos había gastado hasta la fecha más de 11.5 mil millones de dólares en su intervención en Siria. Varios cientos de fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos han sido enviados a Siria con el pretexto de entrenar a milicianos kurdos.

En realidad, no se supone que el personal militar estadounidense esté presente en suelo sirio. La Resolución de Potencia de Guerra de 1973 permite al presidente actuar unilateralmente en caso de «una emergencia nacional creada por un ataque contra los Estados Unidos, sus territorios o posesiones, o sus fuerzas armadas». Siria no ha atacado a los Estados Unidos. La Autorización para el Uso de la Fuerza Militar de los Estados Unidos (AUMF, por sus siglas en inglés) no da autoridad para entrar en Siria, que no tenía relación con el acto terrorista del 11-S. El gobierno sirio puede ser pintado como un lote de malos que hacen cosas malas en su propio país, pero la carta de la ONU prohíbe el uso de la fuerza militar para represalias o castigos.

La administración está empujando al Congreso para autorizar la construcción de nuevas instalaciones "temporales" en Irak y Siria. Eso es lo quer  dice su reciente  declaración sobre la política a seguir. El presidente quiere que el Congreso amplíe las autorizaciones existentes que sólo cubren la "reparación y renovación" de las instalaciones para abarcar también "instalaciones intermedias, puntos de suministro de municiones y áreas de ensamblaje que cuentan con una adecuada protección de la fuerza".

El teniente general Stephen Townsend, el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Combinada - Operación Resolución Inherente y el XVIII Cuerpo Aéreo, dijo que la campaña ahora se espera que se expanda al Valle del Río Eufrates después de que las fuerzas iraquíes  volvieran a ocupar Mosul . El general  reconoció  que una presencia continua de la fuerza militar estadounidense en la región podría incluir el uso de instalaciones temporales establecidas de manera ad hoc, como las propuestas por la administración, pero que en su mayoría se basarían en las bases existentes. Poco a poco, el pájaro hace su nido en Siria.

El primer ministro Haider al-Abadi está  en conversaciones  con la administración Trump para mantener a las tropas estadounidenses en Irak después de que se concluya la lucha contra ISIS en el país. Las partes parecen estar de acuerdo en que se necesita una presencia a largo plazo de tropas estadounidenses. El ejército estadounidense tiene unos 7.000 soldados en Irak.

Como se puede ver, hay múltiples señales de que Estados Unidos está aumentando los preparativos bélicos en la región. Una de las misiones es prepararse para un posible conflicto con Irán . Otra es el fortalecimiento de la posición de negociación en las conversaciones sobre las zonas de descalificación en Siria y las conversaciones sobre la gestión de la crisis en Ginebra. Cualquier escenario puede encender una chispa para acabar en un fuego.

Rusia y Estados Unidos podrían dejar de lado todas las diferencias y lanzar conversaciones confidenciales bilaterales sobre Siria. Una conversación abierta y honesta protegida de cualquier filtración a los medios de comunicación podría ayudar a evitar que ocurra lo peor. Moscú podría actuar como mediador entre el grupo de Astana y la coalición encabezada por Estados Unidos. Las propuestas mutuamente acordadas podrían entonces ser sometidas a otros actores pertinentes para su discusión y aprobación. Pero la  negativa  a un diálogo diplomático con Rusia muestra que Estados Unidos no se está preparado para un diálogo. Parece que Washington prefiere equilibrarse al borde de la guerra en la región en un esfuerzo por aumentar su influencia y hacer que la situación se desarrolle de la manera que quiere. 

Fuente: Alex Gorka, Strategic-culture.org
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER