Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

1 feb. 2016

La guerra secreta de Washington en Siria al descubierto

Lanzadera móvil de misiles antitanque TOW
La CIA y las agencias de inteligencia de varios aliados de Estados Unidos en los conflictos de Oriente Medio recientemente han sido puestos en evidencia por el  New York Times. El periódico cita una serie de funcionarios anónimos de la Casa Blanca que señalan que Arabia Saudita ha estado manteniendo el papel que Washington estaba jugando en secreto en diferentes conflictos en toda la región. Por otra parte, las autoridades saudíes han estado patrocinando en gran medida los intereses estadounidenses en la región, financiando operaciones llevadas a cabo por las unidades de las fuerzas especiales estadounidenses.

El New York Times señala que las relaciones "comerciales" entre la CIA y Arabia Saudita se remonta a finales de 1970, cuando los jeques de Riad organizaron el llamado Safari Club -  "una coalición de países como Marruecos, Egipto y Francia - que realizaron operaciones encubiertas en África en un momento cuando el Congreso recortó las alas de la CIA por sus años de abusos".

Hay pocas dudas de la financiación de operaciones de la CIA en Afganistán, Angola y otras partes del mundo, y la posterior creación de Al-Qaeda, el Estado Islámico, que han recibido un fuerte apoyo con armas y dinero.

En cuanto a la guerra en Siria, la CIA y Arabia Saudita ya en 2013 acordó llevar a cabo una operación conjunta bajo el nombre en clave: Timber Sycamore, con el principal objetivo de derrocar al presidente sirio. En virtud de este acuerdo, los saudíes han estado proporcionando armas y recursos, mientras que la CIA entrenó a "insurgentes" antes de desplegarlos al campo de batalla. El periódico nombra a otros "patrocinadores" de la campaña de la CIA: Turquía, Jordania y Qatar. Aunque la cantidad exacta de la "contribución" de cada uno de los Estados a la operación secreta en Siria sigue siendo desconocida, se menciona que Arabia Saudita ha sido uno de los principales patrocinadores, proporcionando miles de millones de dólares.

Gracias a The New York Times, ahora podemos confirmar que en el período desde 2.012 hasta 2.014 el príncipe Bandar bin Sultan, el entonces director general de la Agencia de Inteligencia de Arabia compró misiles Raytheon  TOW antitanque para armar a grupos extremistas. Esos grupos se han unido ya al-Qaeda y ahora están utilizando este equipo contra las fuerzas gubernamentales en Siria. El jefe de la CIA en la región supervisó todas estas operaciones, ya que tenía mejores relaciones personales con las autoridades saudíes que el embajador de Estados Unidos. Estos temas eran discutidos por lo menos una vez al mes en Washington por él, el ex director de la CIA y el príncipe Bandar.


Recientemente las relaciones entre Washington y Riad han estado en declive, ya que los EE.UU. son menos dependientes de las importaciones de petróleo y comenzó un acercamiento con Irán. Sin embargo, la "alianza" criminal no se va a acabar a corto plazo, ya que las operaciones encubiertas de Estados Unidos en la región aún están siendo patrocinadas por Arabia Saudita. Este hecho explica por qué Washington se resiste a criticar abiertamente a Arabia Saudita por su continua violación de los derechos humanos, el tratamiento de las mujeres y el apoyo al movimiento radical islámico - wahabismo.
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

contenidos

Buscar este blog

TWITTER