Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

30 jun. 2015

Deuda, austeridad y devastación: llegó el turno de Europa


Se ceba a los acreedores y se castiga a los inocentes. 

Al igual que la peste en el siglo XIV, el azote de la deuda ha ido migrando paulatinamente del Sur al Norte. La Yersinia pestis del siglo XXI no se propaga a través de las ratas infestadas de pulgas, sino del letal fundamentalismo neoliberal, infestado de ideología. Antes, sus adalides tenían nombres como Thatcher o Reagan; ahora suenan más bien a Merkel o Barroso-Juncker. Pero el mensaje, la mentalidad y la medicina prescrita son básicamente los mismos. La devastación provocada por ambas plagas también es similar. Sin duda, se registran menos muertes relacionadas con la deuda en Europa hoy en día que en África hace tres décadas, pero seguramente se está causando un daño más permanente a lo que en su día fueron las prósperas economías europeas.

‘Ajuste’ era el eufemismo para el paquete de recetas económicas impuestas por los ricos países acreedores del Norte a otros menos desarrollados en lo que entonces llamábamos ‘el Tercer Mundo’. Una gran parte de estos países había pedido prestado demasiado dinero para demasiados fines improductivos. A veces, los líderes se limitaban a ingresar los créditos en sus cuentas privadas (recordemos a Mobutu o Marcos) y endeudar aún más a sus países. Devolver los préstamos en pesos, reales, cedis u otras ‘monedas raras’ era inaceptable; los acreedores querían dólares, libras esterlinas y marcos alemanes.

Además, los líderes del Sur habían suscrito los préstamos a tipos de interés variable, que al principio eran bajos pero que subieron a niveles astronómicos a partir de 1981, cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos puso fin a la era del dinero barato. Cuando países como México amenazaron con no pagar la deuda, cundió el pánico entre los ministros de Economía de los países acreedores, los grandes banqueros y los burócratas internacionales, que se pasaron unos cuantos fines de semanas sin dormir, alimentándose con comida para llevar e improvisando planes de emergencia.

Plus ça change, plus c’est la même chose.* Pasadas unas décadas, aún se suceden las reuniones de crisis, esta vez en Bruselas y, pese a algunas variaciones, la respuesta es idéntica: solo consigues un rescate si te comprometes a seguir una serie de estrictas exigencias. En su día, estas se hacían eco del neoliberal ‘consenso de Washington’; ahora se denominan, más acertadamente, ‘paquetes de austeridad’, pero ambas requieren las mismas medidas. Firme aquí, por favor, con sangre.

Para el Sur, los contratos rezaban: ‘Limiten la producción de alimentos y dedíquense a cultivos comerciales rentables. Privaticen las empresas estatales y abran actividades lucrativas a las compañías transnacionales extranjeras, sobre todo en el sector de las materias primas y las industrias extractivas, la silvicultura y la pesca. Reduzcan drásticamente el crédito, y eliminen los subsidios y las prestaciones sociales. Presenten propuestas para el pago de la salud y la educación. Economicen y obtengan divisas fuertes a través del comercio. Su principal responsabilidad es para con los acreedores, no para con su pueblo’.

Llegó el turno de Europa. A los países del sur de Europa y a Irlanda no se les deja de repetir: ‘Han estado viviendo por encima de sus posibilidades. Ahora les toca pagar’. Los Gobiernos aceptan órdenes dócilmente y sus ciudadanos y ciudadanas suelen asumir que deben pagar la deuda de inmediato porque la deuda de un Estado soberano es exactamente igual que la deuda de una familia. Pero no lo es; un Gobierno acumula deuda emitiendo bonos en los mercados financieros. Esos bonos son adquiridos fundamentalmente por inversores institucionales, como bancos, que reciben un pago anual de intereses: bajo, cuando el riesgo de impago es bajo y alto cuando dicho riesgo también lo es. Es totalmente normal, deseable e incluso necesario que un país tenga una deuda que plantee cero problemas y que genere muchos beneficios si el dinero se invierte con prudencia y a largo plazo en actividades productivas como educación, salud, prestaciones sociales, infraestructuras sólidas y similares.

En efecto, cuanto mayor es el porcentaje de gasto público en el presupuesto de un Gobierno, más elevado es el nivel de vida y más empleos se crean, incluido en el sector privado. Esta norma se ha visto confirmada sin falta desde que se apuntó a la correlación entre la inversión pública y el bienestar nacional por primera vez, a fines del siglo XIX, no es nada nievo.

Lógicamente, el dinero prestado también se puede derrochar y gastar sin ton ni son, y los beneficios pueden repartirse injustamente. La gran diferencia entre el presupuesto de una familia y el de un Estado es que los Estados no desaparecen sin más, como una compañía en bancarrota. Las inversiones productivas y bien gestionadas que se financian con el dinero que toman prestado los Gobiernos deberían entenderse, en general, como algo bueno.

Los números mágicos

En 1992, los países europeos votaron ciegamente ‘sí’ al Tratado de Maastricht, que debido a la insistencia de Alemania incluía dos números mágicos: el 3 y el 60. Nunca dejes que tu déficit presupuestario supere el tres por ciento; nunca contraigas una deuda pública que supere el 60 por ciento de tu producto interior bruto (PIB).** ¿Por qué no el 2 o el 4 por ciento, o el 55 y el 65? Nadie lo sabe, salvo quizá algún vetusto burócrata que andaba por allí, pero estos números se han convertido en las Tablas de la Ley.

En 2010, dos famosos economistas anunciaron que, por encima del 90 por ciento del PIB, la deuda acarrearía problemas a un país y su PIB se contraería. Es algo que suena lógico porque el pago de los intereses se comería un porcentaje mayor del presupuesto. Sin embargo, en abril de 2013, un estudiante de doctorado norteamericano intentó replicar sus resultados y se encontró con que no podía. Usando las mismas cifras, obtenía un resultado positivo para el PIB, que aún seguiría aumentando en más de un dos por ciento al año. El tándem de economistas famosos –y ahora también avergonzados– tuvo que admitir que había sido víctima del Excel y que habían colocado mal una coma.

Incluso el Fondo Monetario Internacional confesó errores parecidos, esta vez sobre el tema de los recortes y las medidas de austeridad. Ahora sabemos –porque el Fondo ha sido lo bastante sincero como para explicárnoslo–, que los recortes perjudicarían al PIB dos o tres veces más de lo previsto en un principio. Europa debería tomárselo con calma, decía el FMI y no ‘conducir la economía pisando el freno’. El límite mágico del 60 por ciento del PIB en la deuda era ahora más sagrado que el límite del tres por ciento para el déficit; las políticas, sin embargo, siguen siendo las mismas, ya que los halcones neoliberales aprovechan cualquier atisbo de prueba dudosa que parezca para promover su causa.

Nos enfrentamos a dos preguntas básicas. La primera sería por qué aumentó la deuda de los países europeos de forma tan pronunciada después de que estallara la crisis en 2007. En apenas cuatro años, entre 2006 y 2010, la deuda se disparó en más de un 75 por ciento en Gran Bretaña y Grecia, un 59 por ciento en España y una cifra récord del 276 por ciento en Irlanda, donde el Gobierno anunció que se haría responsable de todas las deudas de todos los bancos privados del país. El pueblo irlandés, por lo tanto, asumiría la falta de responsabilidad de los banqueros irlandeses. Gran Bretaña hizo lo mismo, aunque en menor medida. Los beneficios se privatizan y las pérdidas se socializan.

Así pues, los ciudadanos y las ciudadanas deben pagar por la austeridad, mientras que los banqueros y otros inversores que adquirieron los bonos del país o productos financieros tóxicos no aportan nada. Después de la crisis de 2007, el PIB de los países europeos cayó un promedio del cinco por ciento y los Gobiernos tuvieron que compensar. El incremento de los fracasos empresariales y el desempleo masivo significaban también más gastos para los Gobiernos justo en el momento en que estaban recaudando menos a través de los impuestos.

La nueva moralidad

El estancamiento económico sale caro. El aumento de los gastos y la bajada de los ingresos se traduce en una única respuesta: solicitar más préstamos. Rescatar a los bancos y asumir las consecuencias de la crisis que estos crearon son el principal motivo de la crisis de la deuda y, por lo tanto, de la dura austeridad que se impone hoy en día. La gente no estaba ‘viviendo por encima de sus posibilidades’, pero es evidente que el lema de la nueva moralidad es ‘castiguemos a los inocentes y recompensemos a los culpables’.

Esto no es una defensa de las políticas ineptas ni corruptas, como las que permitieron que se inflara la burbuja inmobiliaria en España o que la clase política griega contratara a un gran número de nuevos funcionarios después de cada elección. Los griegos tenían un presupuesto militar hinchado y se niegan, inexcusablemente, a gravar a los grandes magnates navieros y a la Iglesia, la mayor titular de propiedades del país. Pero si la bañera pierde agua y la pintura del salón se está cayendo, ¿qué haces? ¿Quemas toda la casa o arreglas las tuberías y vuelves a pintar?

Las consecuencias humanas de la austeridad son ineludibles y bien conocidas: los jubilados rebuscan en los contenedores de basura a mitad de mes esperando encontrar algo que llevarse a la boca; los y las jóvenes de talento y con formación de Italia, Portugal y España huyen de su país mientras la tasa de desempleo para su grupo de edad alcanza el 50 por ciento; a las familias se les impone una carga insoportable; la violencia contra las mujeres aumenta con el incremento de la pobreza y la angustia; los hospitales carecen de fármacos básicos y de personal; las escuelas y los servicios públicos se deterioran o desaparecen. A la naturaleza también se le pasa factura: no se invierte nada en  poner fin a la destrucción del medio ambiente. Es demasiado caro. Como sucede con todo lo demás, ahora no nos lo podemos permitir.

Conocemos bien las repercusiones, el resultado de lo que la canciller alemana Angela Merkel denomina políticas de ‘austeridad expansionista’. Según esta teoría neoliberal, los mercados ‘se tranquilizarán’ con políticas estrictas y volverán a invertir en los países disciplinados. Pero esto no ha sucedido. Y por todo el sur de Europa están empezando a aparecer imágenes de Merkel decoradas con esvásticas.

Muchos alemanes piensan que están ayudando a Grecia y quieren dejar de hacerlo. En realidad, casi todo el dinero del rescate está siguiendo un circuito cerrado: las aportaciones de los Gobiernos de la UE realizadas a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad se han vuelto a canalizar a través del Banco Central y los bancos privados de Grecia hacia bancos británicos, alemanes y franceses que habían adquirido eurobonos griegos para obtener un rendimiento más alto. Sería más sencillo entregar el dinero de los contribuyentes europeos directamente a los bancos, si no fuera porque los contribuyentes podrían darse cuenta del truco. ¿Por qué montar un drama psicológico en torno al dos por ciento (Grecia) o al 0,4 por ciento (Chipre) de la economía europea? Un cínico podría contestar: ‘Muy sencillo. Para asegurar nuestra sociedad actual - lease neoliberal’.

La segunda pregunta básica es por qué seguimos aplicando políticas que son perjudiciales y no funcionan. Esta catástrofe de creación propia puede verse desde dos puntos de vista. Economistas laureados y de renombre como Paul Krugman o Joseph Stiglitz opinan que los líderes europeos sufren de encefalograma plano, muestran una total ignorancia en materia de economía y están abocados a un innecesario suicidio económico. Otros analistas apuntan que los recortes se ajustan perfectamente a los deseos de entidades como la Mesa Redonda Europea de Industriales y BusinessEurope: recortar salarios y prestaciones, debilitar a los sindicatos, privatizar todo lo que se ponga a tiro, etcétera. A medida que han ido aumentando las desigualdades, a las élites no les ha ido nada mal. En estos momentos, hay más ‘particulares con un elevado patrimonio neto’ y con una fortuna colectiva mucho mayor que en el punto álgido de la crisis en 2008. Hace unos seis años, se contabilizan en todo el mundo 8,6 millones de particulares de este tipo, con una liquidez conjunta valorada en 39 billones de dólares estadounidenses. En 2013, este grupo llegó a los 11 millones de personas, con activos por valor de 42 billones de dólares. Las pequeñas empresas caen en tropel, pero las grandes compañías disponen de ingentes sumas de efectivo y están sacando el mayor partido posible de los paraísos fiscales. No ven ningún motivo para dejarlo ahí.

Esta crisis está afectando a todo el mundo y los líderes europeos no son más necios que sus homólogos en otros países. Sí que están, no obstante, totalmente sometidos a los deseos de las grandes finanzas y las grandes corporaciones. Sin duda, la ideología neoliberal desempeña un papel clave en su programa, pero sirve especialmente para emitir densas cortinas de humo y falsas explicaciones y justificaciones, con el fin de que las personas crean que ‘no hay alternativa’. No es cierto: los bancos se podrían haber socializado y transformado en servicios públicos, del mismo modo que cualquier otro organismo que funciona con dinero público. Se podrían haber cerrado los paraísos fiscales, aplicado impuestos a las transacciones financieras y adoptado muchas otras medidas. Pero estas propuestas, a ojos del neoliberalismo, son una herejía (aunque 11 países de la eurozona empezaron a gravar las transacciones financieras a partir de 2014).


En contra de nuestra voluntad, se nos ha arrastrado a una guerra de clases. La única respuesta que le queda a la ciudadanía está en el conocimiento y la unidad. Lo que ha impuesto el 1 por ciento puede ser revocado por el 99 por ciento. Pero más vale que nos demos prisa: el tiempo se está agotando.

Comparte:

Parasitocracia

La tiranía, siendo tan endémica de la condición humana como otras privaciones similares del bien humano, tales como la ignorancia, el vicio, o enfermedad, es tan antigua como la humanidad. Lo que puede ser nuevo, sin embargo, es la única forma intratable de la tiranía que actualmente se multiplica por todo el mundo, a saber, el estado de una pluralidad autoritaria de parásitos sociales. Nuestros próximos mil años de oscuridad, si tal es nuestro destino, comenzarán bajo el gobierno "parasitocrático."

El Occidente moderno ha desafiado la sabiduría antigua en muchos frentes, la introducción de nuevos modos de existencia y la convivencia, la difusión de la prosperidad y la superación de las limitaciones prácticas de tiempo y distancia en la manera que sería tan fantástico como nuestros antepasados ​​' imaginando la teletransportación y el hiperespacio sería cosa de nuestros tiempos.  Así es que el hombre moderno ha descubierto tarde un nuevo acuerdo político, que podría haber sido imposible entre los antiguos, ya que podría haber nacido sólo de una civilización tan ampliamente próspera, liberal y tolerante como la nuestra. 

No estoy hablando del simple parasitismo, la debilidad de esos hombres demandando sustento engatusando a los demás al tiempo que no dan nada a cambio. Más bien, me refiero a una elevación sistemática del parasitismo a la condición de una filosofía dominante.

En primer lugar, vamos a definir nuestros términos. Por un "parásito" no me refiero simplemente a un miembro "improductivo" de la sociedad. Las dos categorías a menudo se solapan, pero no son idénticas. Una persona improductiva - es decir, alguien cuyas actividades contribuyen poco  a un valor medible - no es necesariamente parasitaria. Recordando  una observación encantadora de Milan Kundera: "Sentarse con un perro en una colina en una tarde gloriosa es estar de vuelta en el Edén, donde no hacer nada no era aburrido - que era la paz." Sentado con un perro, literalmente o en sentido figurado, es esencialmente improductivo, pero no daña a nadie, y tal vez incluso beneficia a otros indirectamente, como un recordatorio de la vida espiritual, y en particular el hecho de que el valor de una acción no siempre se puede medir por su utilidad a otras. (el valor de un hombre productivo se agota cuando su contribución a la "sociedad" se detiene. Según en el mundo en el que vivimos).

No, un parásito social no es, estrictamente hablando, un "holgazán" o una "obra de caridad. Un parásito, por otro lado, es una persona que exige - y lo que es más, que cree - que los demás deben ofrecer por él lo que él no puede proporcionar, o elige no proporcionar, por sí mismo. 

Esta definición más precisa no es un mero ejercicio académico. Revela las sutilezas de parasitismo que le han permitido evolucionar en la parasitocracia que ha consumido la mayor parte del mundo desarrollado entre el que se encuentra mi país, España. Por ahora está claro que el ser improductivo, aunque a menudo sucede con los parásitos, no es su esencia. Lo esencial es la presunción del parásito de la productividad de los demás - su esfuerzo, tiempo y rendimiento - debería estar a su disposición. 

Este último punto no es simplemente una reafirmación de viejos dictados autoritarios como "el poder hace el derecho", o "La justicia es la ventaja del más fuerte." De hecho, la premisa no declarada de la auto-justificación del parásito es todo lo contrario: "La justicia es la ventaja de los más débiles", si se quiere. Los tiranos al viejo estilo eran saqueadores, y sabían que eran saqueadores. Saqueo era su reclamo a la fama y su éxito en el saqueo todo el argumento que necesitaban. En caso de continuar su dominación, en la medida en que ofrecen una, era típicamente que los partidarios tendrían una participación en el saqueo de su amo. Su caso, en otras palabras, no se basó en la razón, sino en la codicia y el miedo.

Dos muertes famosas e influyentes de la civilización occidental, las de Sócrates y Jesús , ejecuciones injustas de  hombres que hablaban la verdad al poder.  El resultado de esto es que la tiranía, en el sentido más amplio en el que se utilizó el término a través de la Ilustración, supuso oprimir al individuo sin negar su existencia desnuda per se , es decir, sin negar la mente individual.

En segundo lugar, el modus operandi de la tiranía tradicional, el saqueo, deja intacto el principio violando la idea de la propiedad. Saqueo es tomar por la fuerza lo que pertenece a otro hombre, y hacerlo a sabiendas, lo que presupone una aceptación, aunque alguien distorsionado por el poder-la lujuria, lo que hace es apropiarse de lo que un hombre ha ganado, producido o construido, considerándolo como suyo propio . Robar es violar el principio de la propiedad. Para anticipar un poco, podríamos contrastar el tirano tradicional con el parasito observando que el primero declara a sus súbditos, en efecto, "Usted construyó eso, y ahora lo estoy tomando", mientras que el segundo dice, literalmente: "Tú no construiste esto ".

Y aquí llegamos a la cuestión de los principios fundamentales. Los elementos de la libertad moderna - la elevación deliberada de la razón práctica en la filosofía política, la teoría de los derechos naturales, la premisa humilde que todos los hombres son creados iguales, el imperio de la ley, y así sucesivamente - se manifestaron vacilantes en todo Occidente durante siglos. El desencadenamiento de la inteligencia práctica (de las mentes individuales que buscan la preservación y la propiedad) inició una revolución sin precedentes en la capacidad productiva, el desarrollo tecnológico y la abundancia material. Pero este relativamente repentino florecimiento de una nueva libertad y la riqueza, y en concreto de la riqueza ya no anclada a los estratos sociales ancestrales, abrió las puertas a una nueva marca, mucho más insidiosa de parasitismo.

Creciendo la abundancia material y la propiedad privada, hizo el parasitismo más viable como la búsqueda de una forma de  vida, en lugar de un asunto privado de los hogares - ahora todo el mundo, en teoría, tenía algo que valga la pena robar. El gobierno representativo basa en la premisa de la igualdad ante la ley  lejos de acuerdos políticos anteriores que favorecían a los propietarios de tierras, que, como Benjamin Franklin advirtió, significaba que los hombres de pocos medios o con menos escrúpulos ahora tenían el poder de "votar para sí mismos el dinero" - - es decir, para explotar la simpatía ingenua o nobles sentimientos de toda una comunidad, como sus predecesores habían hecho dentro del hogar. Los nuevos parásitos fueron ayudados en esta tarea por la libertad de expresión y de reunión inherente a la libertad moderna, y la capacidad tecnológica creciente para difundir ideas ampliamente y con rapidez.

Así que el parásito moderno engendra un movimiento político de masas para el parasitismo, citando la abundancia material de nueva creación a su alrededor como una evidencia de la injusticia. Y así como el tradicional, parásito "privado" requiere una racionalización de su conducta, que consiste en excusas por su inactividad y sofismas para apoyar su afirmación sobre los esfuerzos de los demás, por lo que el nuevo movimiento de masas parásito  requiere una racionalización para apoyar el parasitismo en una escala masiva. Es decir, se requiere un sistema .

A diferencia del tirano tradicional, que abandonó la razón y la idea de la propiedad intacta, el aumento de los parásitos como una facción política dio a luz a algo muy distinto. Ahora nos enfrentamos a un esfuerzo sistemático para desentrañar la razón misma - para negar la primacía metafísica y moral de las mentes individuales - y para desengañar a los hombres de la idea de la propiedad privada. Las restricciones morales contra el saqueo, por lo menos cuando se persigue con el auspicio del gobierno, ya no son reconocidas.

Desde esta moderna necesidad de la parasitocracia, se requiere de una base teórica sobre la que construir el nuevo movimiento de masas  "saquear la justicia", así comenzó la corrupción espiritual del mundo moderno, y con ello la gran importancia para la humanidad de la libertad política. 

 La tranquilidad, la persecución práctica de "conocimiento puro" atrae a los hombres de intelecto. Pero también suscita incomodidad excesiva a las exigencias del "mundo real" - los hombres decentes que, como dice el refrán, prefieren los libros a la gente. Estos hombres, que quizá constituían la mayoría del profesorado universitario típico del pasado, tienden a albergar una actitud extrañamente negativa sobre las formas no académicas de la vida productiva. Desconfiar o incluso por temor a "la gente común", estos eruditos pueden ser excesivamente desdeñosos de las luchas y los éxitos de los hombres prácticos. Cuando su mundo fue infiltrado por los parásitos teóricos - los socialistas, los marxistas, los nuevos defensores del poder absoluto, etc - estos hombres librescos permanecieron pasivos, ya que todo este ruido en el mundo real alteraba su equilibrio, porque les resultaba muy aburrido, o tal vez debido a que llevaban una vaga simpatía con la idea de derribar a los que habían tenido éxito en ese mundo exterior ruidoso que no les gustaba, y cuya riqueza envidiaban.

Así, los teóricos de la parasitocracia, que a menudo son la oscuridad alter-egos de los académicos en silencio independientes que tratan de desplazar a - hombres cuyo temor a los desafíos prácticos del "mundo real" y un deseo de destruir lo que temen - invadió con éxito las universidades. , Infelices débiles, esta nueva generación de intelectuales, junto con los arribistas "eruditos" reinterpretaron  toda la historia del racionalismo y la búsqueda de la libertad, en efecto, la historia de la injusticia de los hombres hacia las facciones consideran más capaces de ser conquistada por los encantos demagógicas del parasitocratico, estos nuevos académicos invierte el papel tradicional de la universidad como el corazón de la integridad intelectual, la libertad de pensamiento, el razonamiento moral y la desconfianza del poder temporal. En su lugar, movieron las ruedas de la civilización en la dirección opuesta: hacia el irracionalismo, el colectivismo, la ética del derecho, y la sumisión a los caprichos de la autoridad.

Estos parásitos intelectuales - sofistas que preservan y promueven a sí mismos chupando la vida de una tradición teórica y moral a las que les faltaba el carácter y la habilidad para contribuir de manera positiva - han fomentado una descendencia cada vez mayor y cada vez más descarada. Colectivamente, estos intelectuales y sus descendientes espiritualmente deformados constituyen la parasitocracia. 

La parasitocracia incluye al ignorante, holgazán y lujurioso que, dada la oportunidad, siempre evita el trabajo y la responsabilidad de la facilidad y diversión. Incluye titanes económicos que, insatisfechos con simplemente ser benefactores sociales, el sueño de establecer una estratificación permanente de la sociedad con ellos mismos como los supervisores. E incluye los políticos de carrera, las personas que han vivido una vida privilegiada a expensas del público durante tanto tiempo que han perdido todos los escrúpulos morales expensas de tomar previsión de la parasitocracia.

La vanagloria, que incluso el parásito posee, lleva a estas personas a buscar la auto-justificación, no en sus logros y metas positivas (si alguna vez la tuvieron), pero en su creencia de auto-servicio que ellos han "visto a través de" la sociedad basada en el habilidad y logros.

Una subcultura de fanáticos del control amargados y matones glorificados, nacido en un ambiente de gran promesa de civilización y la agitación, tiene, gracias a la influencia unificadora de los teóricos de subversivos y políticos sin conciencia, se transformó en "la superestructura de hoy. El racionalismo y la primacía del alma individual se han desacreditado a favor del sueño idealista alemán de la conciencia colectiva, lo que lleva a un determinismo histórico y el menosprecio de la libre voluntad. La libertad sobre la base de un derecho a la propiedad raíz en la auto-propiedad se ha evaporado en favor de la redistribución obligatoria de todo tipo, hasta la redistribución de la conservación física, en la forma de la medicina socializada. La virtud moral como los medios prácticos para vivir de acuerdo a nuestra naturaleza se ha reído de la existencia en favor de la tiranía subjetivista de deseos desquiciados de la orientación racional. El esfuerzo personal se aplica, y el éxito alcanzado, sin la mano amiga del gobierno - la premisa subyacente de todos los intentos de la humanidad para establecer la libertad práctica y espiritual en la Tierra - es tan a fondo la antítesis del espíritu de la época que el líder del llamado "mundo libre" se burla casualmente de ese esfuerzo y el éxito como un delirio insensato: "Usted no construyó eso."

Tal vez conozcas a alguien que regresó de unas vacaciones exóticas con un parásito que resultó casi imposible de borrar de su cuerpo por completo. La civilización moderna ha tomado su vacaciones exóticas, en este caso, principalmente a Alemania, donde algunos platos tentadores aparecieron contaminados - la separación de la razón de la realidad externa, la educación prusiana obligatoria, la conciencia colectiva, el determinismo económico, el nihilismo en el arte, el culto a la la personalidad "carismática" en la política, la intoxicación de la Escuela de Frankfurt de las humanidades y las ciencias sociales. Todo esto sirve a los intereses de los parásitos - el impulso de destruir el individualismo moderno, los derechos naturales, y la razón práctica.

Ahora hemos llegado a la penúltima etapa del proceso, tenedor proverbial de la historia en el camino, donde el hombre moderno debe elegir su destino, si los inicios tentativos de recuperación o el "polvo al polvo", momento a partir del cual se produciría la renovación del orden racional sólo después de muchas generaciones de la degradación y de la dificultad. 


La parasitocracia es incuestionablemente dominante. La pregunta es si los órganos vitales del huésped están todavía en condición de recuperar la a salud.
Comparte:

Aznar, Sarkozy y Tsipras

Foto: Juan Carlos Hidalgo, EFE
Hoy José María Aznar ha hecho valer junto con su “gran” amigo Sarkozy todo lo que representa para él la democracia, como buen acólito de los intereses elitistas, en su feudo ideológico – llámese FAES.

Aznar ha venido a señalar que la situación creada por Tsipras viene dada por un “pupulismo de izquierda radical” que “no es capaz de asumir sus responsabilidades” y “se las quita de encima con un referéndum insólito convertido en arma de demagogia”. “Hoy los bancos no abren, no se podrá decir que estemos avisados” rematando con "lo peor que puede ocurrir en cualquier institución, en cualquier país y en este caso en la UE es que las reglas no se respeten". "La garantía fundamental del éxito de un proyecto es el respeto de las reglas, ha continuado el expresidente, para quien Europa "no solo tiene un problema económico", sino que tiene un "problema político muy importante" porque hay "opciones domésticas incompatibles con el hecho europeo". Como buen comensal, Sarkozy ha coincidido punto por punto y no se ha quedado atrás señalando que esta situación crítica en Grecia "no ha hecho más que empezar a sustanciarse" y "viene de la mano" del "populismo" que está practicando la "izquierda radical" del país. También ha señalado que es "evidente" que la crisis griega afecta a España, en un momento en el que hay "decisiones importantes que tomar" y que van a determinar "el futuro de las instituciones, la consolidación de la recuperación económica, la confianza internacional" y la "calidad" de la convivencia.

Curiosa forma tienen estos pájaros de entender la responsabilidad en un gobernante. Quiere decirse que no contar con la opinión de los ciudadanos no es equivalente a no ser demócrata sino un signo de responsabilidad. Va a resultar que Hitler no era un dictador sino un hombre responsable: ganó unas elecciones y a partir de ahí hizo lo que le dio la gana y suprimió a los adversarios.

Pues no. Resulta que en una democracia representativa liberal, que es la que estos mentecatos dicen ser la suya, lo que se posee es un mandato representativo, como su propio nombre indica, en que la ciudadanía cede la facultad de gobernar dentro del marco general de la constitución del país (sea ésta corpus único o no; entiéndanse por constitución los principios generales del contrato social) y el marco también general del programa con el que el gobierno se ha comprometido. Si se rebasan esos marcos o se ve la necesidad de hacerlo, ha de consultarse a la ciudadanía.

¿A qué reglas se referirán le Petit Napoleon y el Führercito? Puesto que la regla fundamental en democracia es el reconocimiento de que la soberanía reside en el pueblo, parece justo y razonable que sea este quien decida lo que se debe hacer mediante la democracia directa (el referéndum). Sin embargo, para los dictadores con piel de cordero, las reglas del juego son potestad de los compromisarios de la minoría privilegiada, incluso su violación arbitraria o la falta de reglas, que se ha convertido en la regla de oro de esta economía de casino y crimen organizado. A ninguno de los dos le tembló la mano a la hora de desregular la economía y permitir el saqueo monetario y económico de sus compatriotas por parte de los grandes capitales extranjeros. Los bancos regalaron el dinero fácil y malversaron los ahorros de sus clientes mientras políticos, jueces y altos cargos institucionales miraban para otra parte. Una vez consumado el saqueo bajo la modalidad más esperpéntica de laissez faire, se pretende imponer a toda una sociedad la fórmula no menos esperpéntica de dictadura de los mercados, con el apoyo de los partidos tradicionales, que responsabiliza a toda la sociedad de lo ocurrido y el riesgo empresarial, algo que en todos los manuales de economía liberal es imputado a los inversores. Pero, como no podía ser de otra manera, lo censurable es cualquier actuación en defensa de la justicia social y la democracia.

Lo responsable es consultar a tu gente una decisión de importante enjundia, responsabilidad y que vincula el futuro de los griegos en 40, 50 o 60 años. Lo irresponsable es creer que te han votado para hacer lo que te pase por la entrepierna, concepto de la democracia que estos 2 pájaros predican. Irresponsable fue meternos a dar apoyo logístico en Irak frente al 90 % de la ciudadanía. La responsabilidad supone, en este caso, pedir opinión a tu pueblo, aunque estuvieses legitimado para mandar a la Troika a tomar viento y cumplir el programa electoral por el que fuiste elegido. Aznar nunca ha entendido lo que significaba la democracia, es algo tan simple como eso.

Un NO significará que los griegos dicen SI a la Europa de los pueblos, a la democracia, a la justicia social y un NO significará también que los griegos dicen NO a la dictadura de los mercados, de la Troika y de la clase política que antepone sus intereses a la soberanía y dignidad del pueblo griego. Syriza y la salida del euro es la llave hacia la libertad y un futuro mejor para el pueblo griego. Pero bueno, ya se verá el domingo lo que el pueblo griego decide.

Comparte:

28 jun. 2015

El oro nazi: La mina Merker


No hay nada como una historia acerca de un tesoro escondido para para que emerja el espíritu pirata en todos nosotros. A diferencia del cuento de los "bucaneros y el oro enterrado" en la isla del tesoro y la maldición del Oro Azteca en los Piratas del Caribe, la historia de la “Mina de Merker" es cierta. De hecho, el descubrimiento de la mina de Merker en 1945 sigue siendo una de las más grandes historias de tesoros de todos los tiempos.

El 8 de abril de 1945, el Tercer Ejército del General George Patton recibió informes de inteligencia que un botín se encontraba en unas cavernas de sal, a unos 200 kilómetros al suroeste de Berlín. Después de la detonación de la entrada de la caverna, el ejército encontró restos impactantes delos  seis años de la dictadura nazi y la guerra.

Apilados contra las paredes de la caverna había miles de barras de oro, cajas de lingotes de oro, fardos sobre fardos de divisas y numerosas obras de arte, así como la mayor parte de la reserva del Banco Central alemán.

Incluso se incluía la famosa pintura de Edourd Manet,  Wintergarden. La mayor parte del tesoro había sido saqueado de los bancos de los países europeos y los museos durante el régimen nazi.

En medio de las joyas relucientes, lingotes de oro brillante y el arte en su máxima expresión, se encontraban tristes recordatorios de la repugnante dictadura nazi  atrapados por el tesoro, incluyendo los anillos de boda y los empastes dentales de prisioneros de los campos de la muerte.

Este vídeo está disponible para ver  las 100 toneladas de lingotes de oro, joyas, pinturas y plata que se recuperaron de la mina en 1945. Bolsas llenas de dinero de monedas europeas y más de dos millones de dólares estadounidense se encontraron en cajas.

La mina de Merker se encuentran en un área que estaba controlada por los soviéticos. Después de recibir información de inteligencia sobre el tesoro, el ejército estadounidense se movió rápidamente para recuperar el tesoro perdido antes que los soviéticos llegaran.

Como TSW escribió en 2012, una conocida característica de Hitler es que él era un artista fracasado . Durante sus 26 años en el poder en Alemania, Hitler y los nazis saquearon el arte y tesoros de toda Europa y del mundo, guardándolo en la mina de sal Merker.
De acuerdo con los Archivos Nacionales , el 20% de todo el arte en Europa fue saqueado por los nazis.

Cuando terminó la guerra, gran parte del oro que el ejército de EE.UU.  recuperó fue compartido entre la Comisión Tripartita de oro en Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos. Los tres soldados estadounidenses que encontraron el botín nazi fueron condecorados por sus esfuerzos. Se les dio el apodo de  "Monuments Men". 

 A pesar de los esfuerzos por recuperar y devolver todo el arte robado, gran parte de tesoro robado de los nazis sigue desaparecido. En 1997, Phil Saunders, director de seguimiento - el registro de obras de arte robadas - dijo que hay "al menos 100,000 obras del mundo del arte que siguen desaparecidas desde la ocupación nazi".

Así de prolífico y respetado fueron los hallazgos de los “Monuments Men” que este año una película saldrá a la luz basada en la inspiradora historia del tesoro Merker.

“Monuments Men”  es una película de guerra estrenada en febrero de 2014, americano-alemana. La película fue escrita y dirigida por George Clooney, quien también juega un papel principal en la película. El reparto estelar incluye a Matt Damon, Bill Murray, John Goodman, Cate Blanchett, entre otros.


La historia está basada en el libro de no ficción de Robert M. Edsel The Monuments Men: héroes aliados, ladrones nazis y la caza del tesoro más grande de la Historia . La película sigue de cerca los movimientos de los Monumentos y de los hombres en 1945, cuando se encargaron de localizar y salvar a algunos de los más importantes tesoros culturales y de arte del mundo.
Comparte:

27 jun. 2015

Embajador de EE.UU. en Kirguistán "pillado" en vídeo

En Kirguistán, ha estallado un escándalo tras la publicación de un video que muestra al embajador estadounidense Richard Miles visitando las oficinas de los activistas de derechos humanos de Nurbek Toktakunov. La visita del diplomático tuvo lugar inmediatamente después de que Toktakunov celebrara una manifestación cerca de del Parlamento en Bishkek.

Bajo el pretexto de la lucha contra la enmienda constitucional (pretexto ya clásico), los manifestantes salieron con consignas "No viole la Constitución", "No a la tiranía", etc. Nada más que un déjà vu.

Pero poco después del evento, un video comenzó a circular en las redes sociales, que muestra el Embajador de los Estados Unidos en Kirguistán, Richard Miles, visitando la oficina del organizador del evento. ¿Probablemente una visita de cortesía?

Recordemos que a mediados de Abril, un avión de carga con más de 150 toneladas de carga desconocida marcada como "correo diplomático", aterrizó en Bishkek. Los rumores comenzaron a circular preguntando acerca de la naturaleza de la carga, y algunos realizaron una conexión con otro avión lleno de dólares en billetes pequeños que había desembarcado en Ucrania en 2013, poco antes de los acontecimientos de Maidan.



Dado el pedigrí del embajador de Estados Unidos, la llegada de la carga en Bishkek podría plantear la posible preparación de una jugada sucia. De hecho, antes de llegar a Kirguistán, el embajador Richard Miles ya estuvo en Azerbaiyán y Bulgaria. También lideró la misión diplomática de Estados Unidos en Serbia durante la agresión de la OTAN y fue embajador en Georgia durante el golpe de Estado que llevó a Mikhail Saakashvili al poder. Este es un veterano que nunca descansa. Pero esta vez, se topó con una cámara de vídeo.


¿Qué puede querer EE.UU. en Kirgistán? Responderemos a esa pregunta con dos noticias de años atrás….

La primera se refiere a la clausura de la base aérea por parte de la OTAN en 2014 después de que sus tropas se retiren de Afganistán:

La OTAN tendrá que cerrar su base aérea en Kirguistán en el año 2014 después de que sus tropas se retiren de Afganistán, según comunicó el primer ministro interino kirguís. La base de la coalición está ubicada en el territorio del aeropuerto de Manás en Bishkek, la capital del país.

La instalación de Manás fue creada en el año 2001 en el marco de una campaña militar en el territorio afgano. Allí básicamente se encuentran desplegados aviones estadounidenses.

Se planea que a partir del año 2014 el control de la seguridad en Afganistán pase a manos de las autoridades locales y, según los políticos kirguisos, la base de Manás tendrá que ser cerrada. Sin embargo, el jefe del contingente estadounidense ya ha adelantado que sus tropas se quedarán en Afganistán más de lo previsto.

La segunda va referida al acuerdo firmado con Rusia para activar la base a partir de 2017:

El acuerdo recién firmado por los líderes de ambos países, contempla la activación de la base a partir de 2017, además de un protocolo de cooperación militar.

Vladimir Putin dijo, tras las conversaciones con el líder kirguís, Almazbek Atambayev que la unión entre Rusia y Kirguistán sería un factor importante que ayudará a la estabilidad en la región. Putin subrayó que la iniciativa de crear la base, vino del lado kirguís y advirtió que aquellos que tengan la intención de inestabilizar la zona deberán atenerse a las consecuencias.

Por su parte Atambayev dijo que no hablaron de la presencia militar estadounidense en la base aérea de Manas, la cual será reconvertida en aeropuerto civil a partir de 2014, fecha en la que EEUU tendrá que abandonarla. Tres años después, Rusia ocupará su lugar en la región.

El énfasis puesto por el presidente Atambayev en la necesidad del cierre de la base de Manas, demuestra que la parte kirguís es consciente de los deseos de Rusia de retomar su presencia en Asia Central y desea alinearse con los intereses del Kremlin.


Washington está ahí (ya podríamos decir “estaba”) para agredir a otros países. Rusia llega con el claro objetivo de expulsar a EEUU del espacio postsoviético.
Comparte:

26 jun. 2015

Tsipras: La valentía de Aquíles y la astucia de Ulises

Los últimos incidentes en las negociaciones entre el gobierno griego y sus acreedores destacan por ir en contra de lo que muchos comentaristas han estado diciendo. Ellos asumen que el gobierno griego "sólo puede dar" o "inevitablemente dará el paso" al considerar que cada concesión hecha por el gobierno griego como una "prueba" de su futura capitulación. Desde este punto de vista, hay una sinergia extraña y poco saludable entre los comentaristas más reaccionarios y otros que quieren hacerse pasar por "radicales" que a sabiendas no toman en cuenta la complejidad de la lucha encabezada por el Gobierno griego. Las últimas peleas han sido con el coraje de Aquiles y la astucia de Ulises. Tengamos en cuenta que hoy en día todos los que habían anunciado la "capitulación" del gobierno griego se equivocaron. Debemos entender por qué.

La opinión del Gobierno griego

De hecho, el gobierno griego ha hecho concesiones importantes desde el mes de febrero, pero todas estas concesiones son condicionales a un acuerdo general sobre el tema de la deuda. Hay que tener en cuenta que se trata de la carga de los pagos que obligan al gobierno griego a estar dependiendo de sus acreedores. La tragedia de Grecia es que se ha hecho un considerable esfuerzo presupuestario, pero sólo en beneficio de los acreedores. La inversión, tanto tangible como intangible (educación, salud) ha sido sacrificada en el altar de los acreedores. En estas circunstancias no es de extrañar que el aparato productivo de Grecia se haya deteriorado y que esté perdiendo regularmente competitividad. Es esta situación que el actual gobierno de Grecia, nacido de la alianza entre SYRIZA y ANEL, busca revertir. El Gobierno griego no solicitó dinero adicional a sus acreedores. Pidió que el dinero que Grecia emita pueda ser utilizado para invertir en los sectores público y privado, tanto en inversiones materiales e inmateriales. Y en este punto, no está dispuesto a ceder, al menos hasta ahora.

Las malas razones de los acreedores

Los acreedores de Grecia, por su parte, continúan exigiendo un reembolso completo -sabiendo perfectamente que es imposible - sólo para mantener el derecho a tomar dinero de Grecia a través de los intereses de la deuda. Todo el mundo sabe que ningún Estado ha pagado toda su deuda. Desde esta perspectiva los discursos que se adornan con argumentos morales son completamente ridículos. Sin embargo, es conveniente mantener la ficción de la inviolabilidad de la deuda si queremos mantener el flujo de dinero  de Grecia a los países acreedores. Cuando este 24 de junio Alexis Tsipras señaló la imposibilidad de llegar a un acuerdo, se resume en un tweet en dos partes donde señaló este problema.

tweet 1  tweet 2

Él insiste en que el comportamiento de los dirigentes europeos es que no tienen ningún interés en un acuerdo y las negociaciones son inútiles, o persiguen intereses "especiales" que no pueden confesar. La acusación es grave, aunque sea muy realista. Y esto es tal vez el anuncio de una ruptura en el futuro.

De hecho, uno podría pensar que los "acreedores" de Grecia, y en particular los países del Eurogrupo, tienen dos objetivos en las negociaciones en curso. Quieren, en primer lugar, la capitulación política de SYRIZA y así al menos lo esperan, guardar la política de austeridad que ahora está siendo desafiada en muchos países, especialmente en España. Sin embargo, estos países también quieren mantener el flujo de dinero generado por los reembolsos de Grecia, aumentando en gran medida los beneficios para las instituciones financieras en sus países. Tsipras tiene mucha razón cuando habla de  "interés especial", que es, vamos a llamar las cosas por su nombre, colusión y corrupción.


Es, en la actualidad, imposible decir si el gobierno griego, ahora amenazado de que suceda el equivalente a una "revolución de color" mantenga su posición hasta el final. Pero hasta ahora, defendió los intereses del pueblo griego, y más allá de los intereses de Europa, con la fuerza de un león. No debemos olvidar eso y se hace necesario recordar el resultado final de esta negociación.
Comparte:

25 jun. 2015

La guerra de Arabia Saudí en Yemen llega a casa

Cuando Arabia Saudí lanzó su guerra contra Yemen en marzo de 2015, presumió que una corta, rápida y limpia guerra aérea sería suficiente para degradar la alianza de fuerzas Houthi y los leales al ex presidente Saleh, dando así el gobierno al ex presidente Hadi el espacio necesario para recuperar el control del país. Sin embargo, no ha sido el caso. De hecho, no sólo  la campaña saudí no ha logrado estos objetivos sino que se ha precipitado a una guerra mucho más peligrosa que ahora se ha extendido a la propia Arabia Saudita.

Los informes de fuentes yemeníes han confirmado que los huthis y sus aliados han lanzado una serie de cohetes contra Jizan, provincia de Arabia Saudita y al mismo tiempo un asalto a tres bases militares en diversas partes del país. Por supuesto, los ataques han enviado un mensaje inequívoco a Riad: que habrá de pagar un precio por el continuo bombardeo de Yemen y que los sauditas no pueden actuar con impunidad.

El hecho de que las fuerzas de Saleh y Houthi sean capaces de atacar con éxito instalaciones militares sauditas clave, sin duda, ha sacudido los nervios en Riad. Mientras que estos ataques recientes no han sido los primeros, han sido tal vez la demostración más abierta de la capacidad militar de las fuerzas yemeníes para atacar a los activos saudíes.

Se ha informado de que las fuerzas combinadas Houthi-Saleh han atacado y posiblemente tomado el control de una base militar en la provincia del sudoeste de Jizan, estratégicamente situado en la costa del Mar Rojo de Arabia Saudita. Aunque, por supuesto es embarazoso para el gobierno saudí, este desarrollo es mucho más que simplemente una pesadilla de relaciones públicas; se trata de un desastre estratégico. Mientras que las fuerzas yemeníes han golpeado la base en Jizan, ha habido informes de aislados ataques yemeníes contra otras instalaciones militares saudíes, incluso en el este del país, así como en el noroeste. Si hay que creer estos informes, casi la totalidad del territorio de Arabia Saudita está dentro del rango y  capacidad de los cohetes yemeníes.

Hay un claro progreso desde la perspectiva del movimiento Ansarullah (aka huzíes) y sus aliados militares si se comparan los ataques que se lanzaron en abril y los que están llevando a cabo en la actualidad. Si bien hubo un intento de romper las defensas saudíes en las fronteras y hacer avances significativos en aquel momento, todos esos ataques fuero o completamente repelidos o resultaron en su mayoría sin éxito. Sin embargo hoy en día, menos de dos meses después, las ofensivas Houthi se están volviendo cada vez más sofisticadas y muy previsiblemente, cada vez más eficaces. Aunque Ansarullah ha disparado cohetes e hizo movimientos ofensivos hacia un número de instalaciones sauditas clave en todo el país, sus principales avances han llegado en la provincia estratégica de Jizan, cerca de la frontera con Yemen.

Y siguen siendo las zonas más cercanas a la frontera con Yemen, donde las ganancias reales y concretas han sido realizadas por la coalición anti-Arabia. Ya sea que los huthis y sus aliados son capaces de tomar el control operativo de las bases saudíes, o simplemente para atacarlos y huir es algo secundario. Lo que es de primordial importancia es el simple hecho de que esencialmente toda la parte sudoeste de Arabia Saudita está ahora bajo amenaza directa de las fuerzas combinadas Houthi-Saleh, además de milicias recién formadas en silencio dentro de Arabia Saudita en el área cercana a la frontera yemení.

¿Una guerra civil en Arabia?

La formación de las milicias comprometida a hacer la guerra contra la Casa de Saud puede ser la única novedad más preocupante para Riad. Tal vez el más importante de ellos es el llamado Movimiento Ahrar al-Najran ' , una coalición de tribus regionales en el suroeste del país que han unido sus fuerzas con los activistas políticos anti Riyadh-Saudí para crear un movimiento independentista que ha tomado las armas contra el gobierno saudita.

Ahrar al-Najran presenta un problema complejo para los saudíes, ya que se compone principalmente de las tribus cuyas tierras estaban originalmente dentro del territorio de Yemen hasta que fueron ocupadas por fuerzas saudíes en 1934. Según la Agencia Islámica de Noticias de la República (IRNA) -iraní :

[El] Movimiento Ahrar al-Najran [está] pidiendo la independencia de Arabia Saudita ... Abu Bakr Abu Ahmed al-Salami, un líder de al-Ahrar Najran, dice que el movimiento que reúne a diferentes grupos tribales está listo para lanzar su primera batalla en algunas partes del sur de Najran ocupados por el ejército saudí ... Hay cuatro razones principales por las que el movimiento quiere declarar la independencia de Arabia Saudita:1. insatisfacción general en Arabia Saudí con la forma en que los funcionarios de Riad administran el día a día  los asuntos,2. la política de Riad a mantener el sur empobrecido,3. Agresión contra Yemen y la masacre de gente indefensa realizada por el régimen saudí,4. El incumplimiento del gobierno de Arabia Saudita para ver a los residentes del sur como ciudadanos de primera clase, por lo tanto, la violación [sic] de sus legítimos derechos.

Hay que decir que, desde la perspectiva de los saudíes, un movimiento independentista naciente dentro de sus fronteras es casi el peor resultado posible en su decisión de declarar la guerra a Yemen. Y teniendo en cuenta la ya tensa situación en la provincia de Qatif, de mayoría chiíta, parece que Arabia Saudita se ha convertido en un polvorín político a la espera de una chispa. Sin duda, el Movimiento Ansarullah entiende esto perfectamente bien.

En efecto, mientras los sauditas probablemente, se muevan rápidamente para ejercer el control sobre las regiones del suroeste, los chiíes del este -, sin duda, con un poco de apoyo tácito y / o manifiesto de la huzíes - podrían encontrar  un momento oportuno para empezar a organizarse no solo en manifestaciones periódicas sino en levantamientos más virulentos.

Hay que recordar que los últimos meses han visto incursiones violentas y enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad saudíes y los residentes en toda la provincia oriental de Qatif de Arabia Saudita; el más violento de los que ha tenido lugar ha sido en la ciudad de Awamiyah. En respuesta a las protestas contra la guerra de Riad en Yemen, las fuerzas de seguridad del régimen desataron una brutal represión. Como una activista y residente de Awamiyah dijo al  Middle East Eye en abril, "A partir de las 16:00 hasta las 21:00h, los disparos no se detuvieron ... Las fuerzas de seguridad dispararon al azar en los hogares de la gente, y cerró todos menos uno de los caminos que llevan dentro y fuera de la pueblo ... Es como una guerra - estamos en estado de sitio".  Vídeos  subidos a YouTube parecen confirmar los relatos de los activistas, aunque todos los testigos permanecen en el anonimato por temor a represalias del gobierno.

Este tipo de acciones como las descritas por los activistas en Awamiyah, y a lo largo de Qatif, no son nada nuevo. En los últimos años, la provincia ha visto repetidamente brotes de  protestas  contra las políticas draconianas del gobierno de Riyadh. Si estas protestas estallaran, una vez más, coincidiendo con el creciente movimiento independentista sunita en el suroeste, ¿se podría entonces caracterizar justamente los disturbios como un levantamiento general? Verdaderamente un escenario de pesadilla para el gobierno saudí.

La Casa de Saud puede tener el control sobre el petróleo, y por lo tanto el control sobre la península, pero está cada vez más claro que no tiene el control total sobre su gente. Y, aunque nadie sabe si un verdadero levantamiento general en Arabia Saudí va a suceder, la guerra en Yemen, posiblemente, podría ser la chispa que finalmente haga arder barril de petróleo.

Comparte:

Geoingeniería para salvar los arrecifes de coral

Un grupo de científicos de universidades de los Estados Unidos, el Reino Unido y Australia han lanzado un nuevo estudio pidiendo geoingeniería del clima con el fin de salvar a los arrecifes de coral de un proceso conocido como "blanqueo".

Los investigadores, pertenecientes a la Institución Carnegie para la Ciencia, la Universidad de Exeter, el Met Office Hadley Centre y la Universidad de Queensland, piden geoingeniería del clima mediante una práctica conocida como Gerencia de Radiación Solar - Solar Radiation Management (SRM). Esto implica rociar aerosoles con aviones en un intento de reflejar la luz del sol con el fin de prevenir el aumento de la temperatura de la superficie del mar.

"Nuestro trabajo pone de manifiesto la clase de escenarios climáticos que ahora deben tenerse en cuenta atendiendo a que la protección de los arrecifes de coral esea una prioridad", dijo el autor principal, el Dr. Lester Kwiatkowski de la Institución Carnegie para la Ciencia , según publica la Universidad de Exeter .

Los científicos dicen que este paso puede evitar que la temperatura del mar se eleve uno o dos grados. Si las temperaturas suben, los arrecifes de coral empezarán a volverse blancos. El aumento de la temperatura altera la relación simbiótica entre el coral y las algas, haciendo que el coral pierda su color y la desactivación de su capacidad de comer algas. El blanqueamiento por sí solo no va a matar al coral, pero con un continuo rechazo a las algas si las temperaturas siguen siendo altas, el coral muere.

El blanqueo en masa se prevé para las próximas décadas, y los científicos dicen que la geoingeniería del clima podría ser la única forma de limitar los daños. El estudio examinó las diferencias entre un hipotético esquema de geoingeniería SRM y el plan de reducción de CO2 discutido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). El equipo internacional encontró que los arrecifes de coral tienen una mejor oportunidad de supervivencia con la geoingeniería.

La investigación fue publicada en la revista Nature Climate Change .

La controversia en torno a la geoingeniería crece a medida que más gente se pregunta si los programas de modificación del clima están ya activos. Esto es lo que despectivamente se le llama " Conspiración Chemtrails”. Es imperativo que se investigue los peligros de la geoingeniería y se considere la posibilidad de que los EE.UU. (y otros países) pueden estar participando ya en esquemas de geoingeniería sin informar al público. Ya sea para combatir el cambio climático, o utilizarla como arma, alterando el clima puede tener consecuencias desastrosas.

Lo creas o no, el gobierno de Estados Unidos ya tiene una historia en la modificación del clima. En un documento de 1996 titulado " El tiempo como un multiplicador de fuerza: Poseer el Clima en 2025 , "la Fuerza Aérea de Estados Unidos examinó una serie de propuestas para el uso del tiempo como un arma. El Tratado de Modificación Ambiental fue firmado por los Estados Unidos y otras naciones para poner fin a la modificación del clima global.

Pero el gobierno no se limitó a la investigación de estas ideas. En realidad, las implementó. Durante la guerra de Vietnam, el gobierno estadounidense llevó a cabo programas encubiertos de modificación del clima  bajo la Operación Popeye . El gobierno no sólo experimentó con esta tecnología en países extranjeros, también le gusta probar en casa. En 2012 se reveló que el ejército estadounidense roció productos químicos tóxicos en los cielos de San Luis sin informar al público.

La geoingeniería y, específicamente, la Gerencia de Radiación Solar, han sido cada vez más en las noticias como solución de la comunidad mundial a una serie de problemas ambientales, como el cambio climático.  Al hablar en una reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en San José, California, el profesor Alan Robock ofreció una advertencia sobre la geoingeniería. Robock discutió la posibilidad de que la Agencia Central de Inteligencia está utilizando el tiempo como arma de guerra. Robock ha realizado investigaciones para el panel intergubernamental sobre cambio climático (IPCC) en el pasado.

Robock declaró que fue llamado por dos hombres que decían ser de la CIA , preguntando si era o no posible que  gobiernos hostiles utilizaran la geoingeniería o manipularan las condiciones meteorológicas, en contra de los Estados Unidos.

Robock señaló que, " La CIA fue una importante fuente de financiación para el informe de la Academia Nacional de manera que realmente me preocupa que pueda estar controlado”. "El informe de la Academia Nacional de Ciencias examinó los efectos y la posibilidad de geoingeniería para combatir el cambio climático. El informe también fue financiado por la NASA, el Departamento de Energía de Estados Unidos y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

¿Qué piensas? ¿El gobierno está rociando el cielo en un intento equivocado para salvar al mundo? ¿Es más siniestro? ¿O es todo esto una distracción?


Comparte:

24 jun. 2015

¿Quiere el FMI causar el impago de la deuda griega?

Cuando se trata de la geopolítica, a menudo hay ruedas que trabajan dentro de las ruedas que giran dentro de otras ruedas. De vez en cuando tenemos conocimiento de lo que se cuece detrás de las escenas, pero la mayor parte de las maquinaciones de la élite global casi siempre siguen siendo un misterio. Y a veces, parece que la élite global está haciendo cosas que, en la superficie, no parecen tener mucho sentido en absoluto. Lo que está pasando en Europa es un ejemplo perfecto de esto. Si todo el mundo estaba negociando honestamente, creo que a estas alturas, se habría llegado a un acuerdo sobre la deuda griega. Que esta crisis sin fin se haya extendido  mes tras mes, ha hecho cada vez sea más evidente que aquí está pasando algo más de lo que parece. En particular, el FMI. Entonces, ¿qué quieren los funcionarios del FMI? ¿Están buscando la "rendición incondicional" de este nuevo gobierno griego con el fin de enviar un mensaje a otros gobiernos que potencialmente pueden desafiarlos? ¿O podría ser posible que el FMI realmente quiere un impago de la deuda griega por alguna otra razón insidiosa?

Cuando la última propuesta griega fue abrazada con entusiasmo por los funcionarios de la UE, muchos esperaban que esto significaba que la crisis se resolvería pronto. Pero resulta que todavía hay un jugador muy importante que no está contento, y es el FMI. Lo siguiente viene de  The Wall Street Journal :

Pero el FMI sigue estando descontento con aspectos claves de las nuevas propuestas económicas de Grecia y los funcionarios alemanes estaban irritados por la rapidez con que la comisión les dio la bienvenida, advirtiendo que todavía hay trabajo por hacer.
El plan de Grecia pide la reducción de los déficits en su sistema de pensiones y el presupuesto del gobierno, apoyándose en gran medida en el aumento de los impuestos y cotizaciones a la seguridad social, mientras que el FMI quería recortes más grandes en los gastos.
El FMI con sede en Washington dijo que la economía de Grecia ya está demasiado gravada y que demasiados aumentos de impuestos adicionales dañaría el crecimiento económico, por lo que se haría más difícil pagar la deuda de Grecia.

"Todavía se está lejos de todo lo que se debería esperar", dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde el lunes, sugiriendo que Grecia tendrá que modificar sus propuestas de manera significativa para ganar el respaldo del FMI.

Entonces, ¿qué haría que el FMI  fuera "feliz"? ¿Bastaría nada menos que la capitulación total del gobierno griego?

Mientras tanto, los miembros de Syriza están expresando un alto nivel de frustración con los compromisos que el primer ministro griego Alexis Tsipras ya ha aceptado. Incluso existe la duda de si la actual propuesta griega podría llegar a través del parlamento griego. Lo siguiente proviene de  Bloomberg:

El primer ministro griego Alexis Tsipras se enfrenta a los primeros signos de la disidencia dentro de su propio partido sobre su último plan para poner fin a un enfrentamiento de cinco meses con los acreedores.
Algunos de los legisladores más radicales y populistas de Syriza expresaron su oposición este martes a la propuesta […] "Personalmente, no puedo apoyar un acuerdo de este tipo que es contraria a las promesas electorales", dijo Dimitris Kodelas, un legislador de Syriza asociado con ex maoístas. "No me importa  las consecuencias de mi decisión".

A pesar de todo el optimismo que hemos visto esta semana, las probabilidades de un acuerdo sobre la deuda griega parece que van disminuyendo a medida que pasa el día. E incluso si el acuerdo llegara, solo significaría que la lata ha sido golpeada en el camino  durante unos meses más:

Suponiendo que Tsipras pueda forzar el acuerdo a través del parlamento griego y que los acreedores clave, tales como el FMI y Alemania lo aceptaran también, solo hará ganar un poco más de tiempo para las negociaciones sobre un nuevo rescate.
El tramo final del dinero del rescate existente debería ser suficiente para cumplir con los pagos que se le deben al FMI y al Banco Central Europeo hasta finales de agosto. Pero el gobierno griego entonces tendrá que encontrar más de dos mil millones de euros para ambas instituciones en septiembre y octubre.
"Si esta semana concluye con un acuerdo entre Grecia y sus acreedores, no pasará mucho tiempo antes de que se abra el siguiente capítulo de este drama ", dijo Angus Campbell, analista senior de FxPro. 

Comparte:

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER