Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

19 sept. 2015

Sberbank: El brazo económico de Rusia en Europa.

Sberbank, el mayor prestamista de control estatal de Rusia
Mediante el uso del Sberbank como fuente de préstamos en el este de Europa, el Kremlin está ejerciendo su influencia en silencio de nuevo. 



Hace un cuarto de siglo, cuando los regímenes comunistas de Europa central y oriental se derrumbaron uno tras otro, la Unión Soviética económicamente devastada, no podía hacer nada más que mirar. La URSS se desintegró, y los europeos del este se apresuraron a unirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte y la Unión Europea. Rusia nunca renunció a su antigua esfera de influencia. Ahora, en lugar de enviar las tropas, está construyendo una red de lazos económicos con sus antiguos satélites. Ya sea financiando una planta de energía nuclear de Hungría o de la construcción del gasoducto South Stream en Bulgaria, el dinero ruso está comprando influencia en Europa oriental. Gran parte de la región se encuentra cada vez más reacia a la hora de actuar en contra de los intereses de Rusia. Políticos húngaros, eslovacos y checos se han opuesto abiertamente a estrictas sanciones de la UE contra Rusia, con el argumento de que sus economías tendrían que soportar una carga superior a sus vecinos del oeste. 


Los rusos están jugando al clásico juego clásico de divide y vencerás con la UE. Están asegurándose de que los intereses nacionales de los miembros individuales tengan mayor peso en la toma de decisiones dentro  del interés común de la UE. Y una de las principales armas de Rusia es el Sberbank, el mayor prestamista controlado por el Estado. En los últimos años, con casi  12 mil millones de euros (16 $ millones) en activos, el Sberbank-Europa se ha construido una fuerte presencia en Europa central y los Balcanes además de ampliar su red de sucursales, y la concesión de préstamos a las empresas fuertes en la antigua Europa comunista. En abril, el banco acordó prestar  820 millones de dólares para Agrokor, una empresa croata, para la adquisición de Mercator de Eslovenia, un acuerdo que creará el mayor minorista de alimentos en los Balcanes. 

El foco principal de Rusia es la energía. A principios de este año acordó con Hungría para construir dos reactores nucleares. Para financiar el proyecto, el Kremlin ofreció a los húngaros unos  10 mil millones de euros en un préstamo a 30 años a tasas por debajo del mercado - condiciones de ningún banco comercial de Europa occidental podrían igualar. En junio, el Sberbank anunció que proporcionaría una línea de crédito de  1200 millones de dólares a Slovenske Elektrarne, la empresa de energía controlada por eléctrica italiana Enel. La unidad eslovaca de Enel ha estado luchando para terminar la central nuclear de Mochovce de diseño soviético. El  Director Ejecutivo de Enael, Francesco Starace ha dicho que su compañía está considerando la venta de sus operaciones en Eslovaquia como parte de su programa de reducción de deuda donde Rosatom, agencia nuclear estatal rusa es uno de los compradores potenciales. Queda bien claro pues que la política de Rusia de otorgar generosos préstamos es un esfuerzo concertado para ganar influencia económica y geopolítica, y podría decirse que la política ha sido muy exitosa. Los países pequeños como Hungría, Eslovaquia o Serbia necesitan la inversión extranjera. El dinero habla. 


Francia fue criticada por sus homólogos de la UE y EE.UU. en mayo después de que decidió seguir adelante con la venta de dos portahelicópteros Mistral a Rusia; Italia y Austria han manifestado su apoyo para el proyecto de Gazprom  el gasoducto South Stream, diseñado para llevar el gas natural a Europa sin pasar por Ucrania. Este deseo de aceptar el dinero de Rusia no ha calado en Polonia y los países bálticos de Estonia, Letonia y Lituania, los únicos países ex comunistas de la UE que comparten una frontera con Rusia, que quieren endurecer las sanciones contra Moscú y más tropas de la OTAN en su territorio. Los checos, eslovacos y húngaros dicen que no hay necesidad de soldados de la OTAN en su territorio. Hacen hincapié en la importancia de los lazos comerciales con el Sberbank y otras compañías rusas.  Es por eso que vale la pena para Rusia construir lazos económicos con los países europeos que son más pobres y más pequeños que el resto, pero que todavía tienen una voz en los asuntos de la UE. 
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER