Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

17 jul. 2015

Derribo del Malaysia MH17, un año después

A la Junta de Seguridad Holandesa (OSD) se le asignó el papel principal en la investigación del accidente/derribo del Boeing 777-200 MH17 en el este de Ucrania. Las razones citadas para asignar el papel principal a la OSD fueron que la mayoría de las almas a bordo de ese avión de Malasia eran ciudadanos holandeses y que Ucrania era una parte beligerante por la guerra civil en ese país.

La OSD había publicado previamente un informe “intermedio” en el que afirmaba que el avión había sido golpeado por los objetos de alta velocidad. Estos objetos según los informes, golpearon el fuselaje desde el exterior. El 7 de junio de 2015, la OSD publicó un comunicado sobre una reunión de investigadores de Ucrania, Malasia, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, los Países Bajos y la Federación Rusa; donde reiteró su compromiso de enjuiciar a los responsables al tiempo que subraya que será legal y políticamente difícil de llevar a los sospechosos a juicio.

Los investigadores holandeses de la tragedia del vuelo MH17 de Malaysian Airlines que se estrelló en el este de Ucrania hace hoy un año responsabilizan a los rebeldes prorrusos de haber derribado ese avión con 298 personas a bordo, según informaba el jueves la prensa holandesa. Los medios se hacen eco de una información publicada por CNN que indica que el Consejo de Seguridad de Holanda, que dirige la investigación, ha distribuido su informe con esos datos a los organismos homólogos de los otros países que participan en las pesquisas, así como a la empresa aeronáutica Boeing, fabricante del aparato. El vuelo, que cubría la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur, fue derribado cuando sobrevolaba el este de Ucrania el 17 de julio de 2014, aparentemente por un misil tierra-aire, aunque hasta ahora no había sido confirmado de manera oficial por las partes que investigan.

La versión definitiva de su investigación se dará a conocer a mediados del próximo octubre. Según las fuentes citadas por la CNN, en el borrador del informe redactado por la agencia holandesa "se señala desde dónde fue disparado el misil e identifica quien controlaba el territorio" y se acusa a "rebeldes prorrusos del derribo del MH17". Asimismo agrega que "el informe indica que se utilizó un misil ruso Buk tierra-aire, que se lanzó desde un pueblo controlado por los rebeldes prorrusos".

Holanda ha solicitado a la ONU la creación de un tribunal internacional para juzgar a los responsables del derribo de ese avión, en el que además de las 193 víctimas holandesas, viajaban 27 australianos, 44 malasios, 12 indonesios, 4 belgas, 4 alemanes, 9 británicos, 3 filipinos, 1 canadiense y 1 neozelandés. La petición de Holanda a las Naciones Unidas es respaldada por Malasia, Bélgica, Australia y Ucrania, pero no ha sido bien recibida por Rusia.

Un muro contra la Transparencia.

El caso es que numerosos periodistas han hecho esfuerzos considerables para obtener una evidencia verificable de forma independiente de todas las partes involucradas. Esto incluye correos electrónicos y llamadas telefónicas a los ministerios competentes de Ucrania, EE.UU., Reino Unido, Rusia, Australia, Malasia, y la Junta de Seguridad Holandesa en los Países Bajos.

Todas las solicitudes para proporcionar de forma independiente los datos verificables han quedado sin respuesta. Eso incluye las solicitudes de una copia certificada de los datos de radar publicado por el Ministerio de Defensa de Rusia, copias certificadas de las comunicaciones entre los controladores de tránsito aéreo de Ucrania y la tripulación de vuelo a bordo del Boeing 777-200 derribado, y no menos importante una copia certificada de la grabadora de datos de vuelo del Boeing 777-200 derribado.

Por mencionar sólo algunos ejemplos que demuestran la importancia de la necesidad de una total transparencia, la OSD publicó una "transcripción" del ATC - comunicaciones de la tripulación de vuelo; pero no existe la posibilidad de ver si el audio ha sido manipulado o incluso, si las voces son las de la tripulación de vuelo.

Dennis Cimino, experto en los registradores de datos de vuelo descubrió ante una solicitud amparándose en la FOIA (Freedom of Information Act, ley de libertad de información) relativa a los datos del registrador de datos de vuelo 77 del American Airlines del 11 de septiembre de 2001 que la unidad estaba en blanco.

Es decir, los datos habían sido falsificados. Se espera que los periodistas y el público en general realicemos un acto de fe y tengamos que "creer que la OSD funciona de forma independiente y sigue las normas profesionales, las directrices de la OACI (Organización de Aviación Civil internacional así como las normas éticas".

Los datos de radar publicadas por el Ministerio de Defensa de Rusia podrían también haber sido generadas por computadora después de los hechos.

Con esto no se quiere decir que todos mientan, pero no se puede aseverar que estén diciendo la verdad.

Anatomía del blindaje informativo.

Llegados a este punto, uno podría estar perplejo por el hecho de que todas las investigaciones, incluyendo las solicitudes de libertad de información están siendo negadas por todos los ministerios y autoridades de todos los países que forman parte del equipo de investigación.

La explicación de esto es muy simple, pero plantea problemas muy complejos. La clave está en el hecho de que el OSD es la autoridad principal en la investigación y se rige por ley holandesa, y Ucrania, Rusia, Australia, Malasia, EE.UU., el Reino Unido y los Países Bajos que son partes en el equipo de investigación  están obligados por la legislación holandesa. 

La Junta de Seguridad Holandesa se financia con cargo al presupuesto nacional a través del Departamento de Seguridad y Justicia, pero la legislación nacional holandesa garantiza la independencia de la Junta de seguridad. El propio Departamento de Justicia y Seguridad holandés no tiene acceso a las investigaciones efectuadas por la Junta y el departamento no puede influir en las investigaciones ....

La información de la investigación se encuentra protegida por la legislación holandesa.  Esta ley determina que sólo la información publicada en los informes finales es pública; las fuentes y archivos que contienen información sobre la investigación no son de acceso público.  En el caso de la investigación sobre la causa de la accidente del MH17, la Junta de Seguridad Holandesa trabaja por el  acuerdo internacional de la OACI, anexo 1.3

En los Países Bajos, existe algo parecido a la FOIA, la WOB (Ley de Gobierno Abierto). Pero hay que señalar  el hecho de que la Ley holandesa en relación con la Junta de Seguridad Holandesa queda excluida de la WOB. No hay posibilidad de obtener cualquier acceso a la información de la investigación llevada a cabo  por la Junta de Seguridad Holandesa si no eres un miembro del equipo de investigación. 

Luego, debido al hecho de que los gobiernos de Australia, Ucrania, EE.UU., el Reino Unido, Malasia y Rusia han delegado en la investigación dirigida por la OSD, acordando trabajar en el marco de la Ley holandesa, se puede decir que no habrá información independientemente comprobable y verificable que sea puesta a disposición del público.

Ya que no se va a poder verificar las posibles respuestas, hay que leer entre líneas haciéndose preguntas: ¿Por qué Rusia, que fue el primero en dar a conocer los datos de vigilancia militar en el derribo de la aeronave y ha insistido constantemente en que la justicia y la verdad deben ser defendidos en el curso de la investigación, y optado por negarse a la hora de establecer un tribunal internacional?

Un número de investigadores independientes están de acuerdo con la posición rusa. Incluso han ido más allá y cuestionan toda la investigación en parte por el papel de Ucrania en la misma. Porque ¿Cómo puede Ucrania, que algunos sectores  alegan que puede haber sido cómplice en el ataque contra el avión, ser parte de la investigación? Y peor aún, ¿cómo se puede esperar que los resultados sean honestos e imparciales cuando hay un acuerdo firmado por cuatro naciones que son fundamentales para la investigación, a saber, Australia, Bélgica, Países Bajos y Ucrania, el 08 de agosto 2014, que los resultados de la investigación sólo puede ser anunciados si tienen el consentimiento de los cuatro países?

También ha sido señalado por Eric Zuesse, que la investigación ha restado importancia a lo que él llama el "punto de mayor calidad de la evidencia" disponible. La evidencia que tiene en mente es el panel lateral de la cabina al lado de donde el piloto del avión estaba sentado. Ese panel lateral "presenta una enorme herida de metralla parecida a la que ocasiona una ráfaga de ametralladora de gran calibre” – Su borde desigual muestra que no fue causada por un enorme objeto como una bala de cañón, sino no por una descarga de proyectiles mucho más pequeños dirigidos al piloto y que pudo causar la muerte de éste. Luego, adquiere peso la opinión de que un avión militar de Ucrania derribó al MH 17 en lugar de un sistema Buk desde el suelo. También hay que recordar las declaraciones, a finales de julio del año pasado, del portavoz de la OSCE, Michael Bociurkiw cuando se le preguntó si había visto algo que pudiera explicar lo sucedido: “… hay dos o tres piezas de fuselaje que están muy marcadas por agujeros, que casi parece una ráfaga de ametralladora, un  fuego muy muy  fuerte de ametralladora, que ha dejado estas marcas que no hemos visto en otro lugar del avión…”.

Llegados a este punto, por lo tanto, podemos concluir tentativamente que según la evidencia (y la falta de ella) sugiere que algo más que un misil BUK se utilizó para derribar el MH17. Entonces, ¿qué era? Las imágenes disponibles del fuselaje del MH17 apoyan las conclusiones del Sr. Bociurkiw: el  MH17 fue alcanzado por fuego de alto calibre de ametralladora, en el área de la cabina. Volando a 33.000 pies, sólo hay una explicación plausible del lugar de donde vino el fuego de ametralladora: de un avión "ucraniano" capturado en el radar civil ruso  y que volaba cerca del MH17.

A menos que todas estas y otras cuestiones se aborden en el informe final de los investigadores, no se conocerá la verdad sobre lo que realmente sucedió el 17 de julio de 2014. La justicia no será efectiva para las víctimas de una de las mayores tragedias de nuestro tiempo.

Fuentes:

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER