Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

29 may. 2015

Israel: El continuo racismo contra los Judíos negros

El estado de Israel hoy en día recibe el desprecio de algunos y es tolerado por el resto por su política de apartheid y su brutal opresión a los palestinos indígenas. Sin embargo, más allá de este conflicto notorio, existe una epidemia racista subyacente dentro del Estado de Israel.

Israel, con una población poco más de 8 millones de habitantes, tiene una minoría de etíopes Judíos (falashas) que representan aproximadamente 135.000 de sus ciudadanos. No hay ni la más sombra de duda de que los etíopes Judíos negros en la sociedad israelí son marginados y tratados de manera muy diferente al de la mayoría de Ashkenazi y Judios sefarditas.

Ha habido numerosos casos de manifestantes nacionalistas que han  acosado a ​​barrios de mayoría etíope. Esta discriminación no se basa simplemente en unos pocos extremistas, sino que incluso miembros de la Knesset israelí (Parlamento) han demonizado a los inmigrantes africanos. Un destacado miembro del ala derecha del partido Likud de Israel, Miri Regev, llamó a los inmigrantes negros un "cáncer en nuestro cuerpo”. Más allá de la retórica racista, los hechos ejemplifican la discriminación. El 30% de los encarcelados menores de 18 son etíopes. El 40% de todos los etíopes que están en el ejército israelí (todos los hombres mayores de edad en Israel son reclutados por ley) han estado en prisión.

En 1996, miles de Judíos etíopes protestaron y se enfrentaron a la policía cuando se enteraron de que la sangre que habían donado fue desechada a causa del miedo de que estuviera contaminada con el SIDA. Aún más atroz a destacar es el hecho de que se comprobó que las mujeres judías etíopes fueron administradas con Depo-Provera , un anticonceptivo hormonal, para evitar que tuvieran hijos. En un artículo de febrero de 2013 de ElPais podíamos leer:

El escándalo saltó hace unos días cuando una treintena de estas mujeres ofrecieron su testimonio en un programa de la televisión israelí que intentaba dar respuesta al descenso de más de un 20% en la tasa de natalidad de esta comunidad, tal y como denunció un informe elaborado por distintas ONG. “Nos dijeron que la gente que daba a luz muchas veces sufría. Tomábamos la inyección cada tres meses. Nosotras no queríamos”, narraba ante las cámaras una de las etíopes que llegó a Israel hace ocho años.

A la mayoría de estas mujeres, que son acogidas al llegar en los llamados “centros de absorción” durante meses o incluso años según su grado de adaptación, ya se les administraba, de acuerdo a sus testimonios, el anticonceptivo inyectable en los campamentos que la Agencia Judía gestiona en Etiopía, de paso ineludible antes del traslado a Tel Aviv.


Curiosamente, este tipo de práctica eugenésica fue generalizada por nada menos que la Alemania nazi.

El 27 de abril, se dio a la luz un video de un ciudadano etíope brutalmente golpeado por dos policías. Esto llevó a miles de etíopes manifestarse en las calles de la capital de Israel exigiendo justicia para, no sólo el incidente de brutalidad policial, sino por la opresión generalizada a los inmigrantes judíos africanos de Etiopía.


No sólo los políticos de extrema derecha israelíes mantuvieron silencio sobre estos incidentes, sino que incluso los partidos de izquierda que supuestamente apoyan los derechos civiles de las minorías se han negado a pronunciar una palabra.

Es aún más sorprendente darse cuenta de que el Estado de Israel basa su justificación para la existencia en base a la discriminación histórica de que los Judíos eran minoría en Europa, sin embargo, no parece tener  problemas cuando son ellos los discriminantes. Aquellos que no aprenden de la historia están condenados a repetir los errores del pasado.

Los recientes eventos y protestas que ocurren en Israel son un microcosmos de lo que está sucediendo a nivel internacional. Las crisis, ya sea en Ferguson, Baltimore, Kurdistán, Myanmar o Tel Aviv, son ejemplos de la violencia del Estado contra sus ciudadanos más pobres y desfavorecidos.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER