Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

6 may. 2015

Europa debe decir sobre el conflicto contra Rusia

Washington sigue siendo el motor que dirige a Europa hacia uno u otro de los dos resultados más probables en el conflicto orquestado con Rusia. O que Europa o algún gobierno miembro de la Unión Europea romperá con Washington sobre el tema de las sanciones rusas – alejándose de la trayectoria de un conflicto con Rusia, o Europa será empujada a un conflicto militar con Rusia.

En junio las sanciones rusas vencen a menos que cada gobierno miembro de la UE vote para continuarlas. Varios gobiernos ya han hablado en contra de que continúen. Por ejemplo, los gobiernos de la República Checa y Grecia han expresado su descontento sobre el tema.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry reconoció la creciente oposición a las sanciones entre algunos gobiernos europeos. El empleo de las tres herramientas del gobierno estadounidense - amenazas en política exterior, el soborno y la coerción- “advirtió” a Europa para renovar las sanciones o habría represalias. Veremos en junio si la amenaza de Washington ha sofocado la rebelión.

Europa tiene que sopesar la fuerza de la amenaza de Washington de venganza contra el costo de un conflicto continuo y el empeoramiento con Rusia. Este conflicto no tiene ningún interés económico o político para Europa, y el conflicto tiene el riesgo de estallar en una guerra que destruiría Europa.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial los europeos están acostumbrados a seguir el ejemplo de Washington. Por un tiempo, Francia fue un tanto independiente, y había algunos partidos políticos en Alemania e Italia, que consideraba a Washington más como una amenaza a la independencia europea que la Unión Soviética. Con el tiempo, el uso de dinero y las operaciones de bandera falsa, como la Operación Gladio, Washington consiguió marginar a los políticos y los partidos políticos que no seguían el ejemplo de Washington.

El espectro de un conflicto militar con Rusia que Washington está creando podría erosionar “poder de persuasión” de Washington sobre Europa. Por exagerar una "amenaza rusa", Washington tiene la esperanza de mantener a Europa bajo su ala protectora. Sin embargo, la "amenaza" está siendo exagerada hasta el punto que algunos europeos han entendido que Europa está siendo llevada por un camino hacia la guerra.

La dialéctica beligerante del presidente del Estado Mayor Conjunto, de John McCain, de los neoconservadores y de comandante de la OTAN Philip Breedlove tiene desconcertados a los europeos. En una reciente comparecencia-affaire de Breedlove  con el Comité de Servicios Armados del Senado, presidida por John McCain, Breedlove apoyó armar a las fuerzas armadas de Ucrania, la columna vertebral de lo que parece ser las milicias nazis, con armas pesadas estadounidenses con el fin de cambiar "el cálculo de decisiones sobre el terreno " y poner fin a las repúblicas que se oponen al gobierno títere de Washington en Kiev.

Breedlove dijo al comité del Senado que sus fuerzas eran insuficientes para resistir la agresión rusa y que necesitaba más fuerzas en las fronteras de Rusia con el fin de "tranquilizar a los aliados".

Los europeos tienen que decidir si la amenaza es Rusia o Washington. La prensa europea, que según doce Udo Ulfkotte en su libro, periodistas comprados , se compone de los activos de la CIA, que ha estado trabajando duro para convencer a los europeos de que hay una "Rusia revanchista" vagabundeando que busca recuperar el imperio soviético. El golpe de Estado de Washington en Ucrania ha desaparecido. En su lugar, Washington lo ha sustituido por una "invasión rusa", promocionándolo como el primer paso de Putin en la restauración del imperio soviético.

Del mismo modo que no hay pruebas de militares rusos en Ucrania, no hay evidencia de una amenaza de las fuerzas rusas a Europa o cualquier discusión o promoción de restaurar el imperio soviético entre los líderes políticos y militares rusos.

En contraste Washington tiene la Doctrina Wolfowitz, dirigida explícitamente a Rusia, y ahora el Consejo de Relaciones Exteriores ha añadido a China como un objetivo de la doctrinaWolfowitz. 

El informe CFR dice que China es una potencia emergente y por lo tanto una amenaza a la hegemonía mundial. El ascenso de China debe ser contenido para que Washington pueda seguir siendo el jefe en el Pacífico asiático. Lo que se pretende es esto: China es una amenaza porque China no impedirá su propio ascenso. Esto convierte a China en una amenaza para "el Orden Internacional". "El Orden Internacional", por supuesto, es el orden determinado por Washington. En otras palabras, al igual que no debe haber ninguna esfera de influencia rusa, no tiene que haber ninguna esfera de influencia china. El informe del CFR llama a esto para mantenter al mundo "libre de control hegemónico", excepto por los EE.UU..

Así como el general Breedlove exige más gasto militar para contrarrestar "la amenaza rusa", el CFR quiere más gasto militar con el fin de contrarrestar "la amenaza china".

Está claro que Washington no tiene intención de moderar su posición como el único poder imperial. En defensa de este poder, Washington  llevará al mundo a una guerra nuclear. Europa puede evitar esta guerra afirmando su independencia y saliendo del imperio.


Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER