Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

10 dic. 2014

No sólo baja el petróleo

Del 10-06-14 al 09-12-14  66,35  -39,67% Fuente:ElPais
Como expone Michael Snyder, no es sólo el precio del petróleo se está derrumbando. La última vez que los precios de los productos fueron a la baja fue durante el período inmediatamente posterior a la última crisis financiera. El índice de materias primas Bloomberg cayó al 110.4571 el lunes - el más bajo desde abril de 2009. Al igual que los bonos basura (o  bono estructurado, en finanzas, es un título de renta fija que tiene un alto riesgo de impago y que en contraprestación tiene que pagar un tipo de interés más alto), los productos industriales son indicadores muy fiables. En otras palabras, los precios de las materias primas industriales por lo general comienzan a moverse en una dirección particular antes de que la economía en general lo haga. Hemos sido testigos de esto en el verano de 2008, cuando una caída en los precios de los productos básicos precedió a la crisis financiera en el otoño. Y en estos momentos, estamos en presencia de lo que puede ser otro gran colapso en los precios de las materias primas. En las últimas semanas, el precio del cobre se ha reducido sustancialmente. También lo ha hecho el precio del mineral de hierro. También lo ha hecho el precio del níquel. También lo ha hecho el precio del aluminio. Así que esto no es sólo por el petróleo. Esta es una disminución de los productos básicos de base amplia, y si continúa, realmente sería una mala noticia para la economía estadounidense, “motor” de la economía “occidental”.

Por supuesto la mayoría de los estadounidenses preferiría leer noticias acerca de Kim Kardashian, pero lo que está pasando con los precios de estos metales industriales en este momento es en realidad mucho más importante para su vida cotidiana. Por ejemplo, cuando el precio del mineral de hierro baja es un fuerte indicio de que la actividad económica se está desacelerando. Y es por eso que es tan preocupante que el precio del mineral de hierro casi se haya hundido a un mínimo de los últimos cinco años. Lo siguiente viene  de un artículo de Rankia:

Ante las recientes preocupación por la desaceleración de la demanda en China, se publicó el dato de que las importaciones de mineral de hierro por parte China que cayeron durante el mes de agosto, una caída de 10 dólares por tonelada en el precio de la materia prima, el nivel más bajo desde octubre del año 2009. 

El precio de referencia del mineral australiano ha pasado de cotizar a unos 95 dólares la tonelada a principios de agosto a 84,30 dólares la tonelada a finales de agosto, cómo vemos en el siguiente gráfico, el nivel más bajo desde 2009



La reducción de las importaciones de mineral de hierro y de carbón (cayeron un 5% en los primeros ocho meses del 2014), además de unos bajos precios en algunas otras commodities a granel, ayudaron a impulsar los datos de importación de China del mes de agosto a negativo. China sólo importó 74,9 millones de toneladas de mineral de hierro en agosto de 2014. Las importaciones totales de China se redujeron un 2,4% en el mes pasado, mientras que en Estados Unidos y Europa subieron un 9,4% las exportaciones. 

Una desaceleración de la construcción combinada con el exceso de oferta por los tres grandes productores mundiales de hierro (BHP Billiton, Rio Tinto y Vale) han ejercido una fuerte presión para el precio del acero y otros metales. En concreto, el precio del mineral de hierro se ha reducido en más del 37% en lo que va de año.

A pesar de esto, BHP Billiton, Rio Tinto y Vale siguen adelante con sus planes de expansión en la producción de mineral de hierro. BHP sólo ha mostrado sus planes para aumentar la producción anual de sus minas en Australia a 290m de toneladas, mientras que Sam Walsh, director ejecutivo de Rio Tinto anunció a los inversores que ahora no es el momento para dar un paso atrás.

El cobre es probablemente un mejor indicador económico que el mineral de hierro. Los economistas comúnmente se refieren a el como "Dr.Cobre ", y hay una muy buena razón para ello. Mirando hacia atrás en la historia, el precio del cobre a menudo hace un movimiento significativo en un sentido o en el otro antes que la economía. Y ahora que el precio del cobre acaba de golpear el nivel más bajo que hemos visto desde la última crisis financiera , las alarmas se hacen notar. Lo siguiente viene de un artículo de CNBC, Ron Insana:

Los precios del cobre están ahora por debajo de 3 dólares por libra y hay una expresión que dice: "la economía está rematada con un tejado de cobre”. En términos más sencillos, el cobre tiende a bajar de precio, antes de que sea obvio que, en este caso, la economía global esté a punto de debilitarse.



Así que, ¿se dirige la economía global hacia aguas turbulentas? ¿Podría 2015 ser un año muy duro económicamente? De acuerdo con Ron Insana (CNBC), las señales están a nuestro alrededor:

* La recesión de Japón es más profunda de lo que se pensaba.
* La demanda china de materias primas, en medio de un exceso de oferta de proyectos de construcción no rentables, parece estar cayendo en picado.
* El Rublo ruso se ha derrumbado y el país está al borde, si no está ya en una recesión.
* La recuperación económica de la India está empezando a parecer débil.
* La tasa de crecimiento y la inflación en Europa, para los próximos dos años, se acaba de revisar a la baja por el Banco Central Europeo, lo que sugiere que la crisis económica de Europa está lejos de terminar. De hecho, puede  que la crisis en Europa puede estar sólo en sus primeras etapas.
* Brasil y otros países de mercados emergentes están luchando con una variedad de temas, las recesiones  y el aumento del valor del dólar, que está complicando cómo los mercados emergentes conducen las políticas económicas en el país, teniendo en cuenta lo cerca que sus monedas están vinculadas al dólar.

Además, el Baltic Dry Index [1] está ahora en el punto más bajo que hemos visto en esta época del año desde 2008:

En pocas palabras, con el colapso de los precios de las materias primas (mineral de hierro, por ejemplo) … no debería sorprender a nadie que el índice de envío se hundiera por debajo de 1000, estando ahora en su nivel más bajo desde el año desde 2008 . Por otra parte, el rebote de temporada siempre se ve en la Q3, que ha sido uno de los más débiles hasta la fecha.

[1] El Baltic Dry Index o Baltic Exchange Dry Index, también conocido por sus iniciales BDI o abreviatura BALDRY, es un índice de los fletes marítimos de carga a granel seca de hasta 20 rutas clave marítimas en régimen de fletamento de todo el mundo, administrado por el Baltic Exchange de Londres.
     
La sociedad Baltic Exchange surge en el año 1744 en un humilde café de la City de Londres donde se reunían mercaderes y capitanes de barco. En 1985 emitió por primera vez un índice relativo al transporte marítmo, el Baltic Freight Index.

El índice es un cálculo diario (a las 13:00 horas de Londres) de la media del precio del transporte por mar de las principales materias primas sólidas y a granel, como carbón, mineral de hierro, granos, azúcar... Refleja la cantidad de contratos de envío de mercancías que se cierran en las principales rutas marítimas mundiales.

En más de una ocasión podréis leer que el Baltic Dry Index es un indicador adelantado al mercado y que se revela como un eficaz termómetro de la evolución de la economía mundial.  La teoría en la que se basa esta afirmación es la siguiente:

o    Una caída del Baltic Dry Index es indicador adelantado de una recesión económica a nivel mundial, ya que se transporta menos y por tanto se bajan precios para poder competir.

o    Una recuperación del Baltic Dry Index tal vez no esté tan correlacionado con la reactivación de la actividad económica, sino con la reestructuración de las flotas navieras. Digamos que con la crisis económica se despide a gente, se jubilan los barcos más antiguos (por requerir más mantenimiento y ser menos rentables), y no se repone flota. Con lo cual, la menor oferta de barcos produce incremento de las tarifas (y por ende del Baltic Dry Index), sin que ello tenga que ver con un incremento de la demanda del servicio que se derivaría de la reactivación de la economía mundial.

Para terminar, me hago eco del artículo de Juan Carlos Barba publicado en El Confidencial, cuyo título “¿A las puertas de una nueva recesión?”, resume perfectamente el documento:

Basándose en la nueva caída del indicador adelantado del sector servicios publicado por Markit Economics, la continua bajada desde agosto del índice de confianza de consumidor del CIS y el desplome de la producción, fue cómo le puso nombre al artículo:

Indice Sector Servicios
Indice Confianza
Indice Producción

“Estamos otra vez en la fiesta de la deuda, viviendo de prestado y alcanzando los mejores tiempos de la burbuja. Ya sabemos cómo terminó entonces y también sabemos cómo va a terminar ahora”.

La vulnerabilidad del sistema financiero es extrema y solo podemos contar como ventaja con unos bancos centrales que han perdido totalmente la confianza en la robustez de este, con lo que sus reacciones no cabe duda de que serán mucho más ágiles y agresivas ante la previsible y próxima aparición de problemas.

A pesar de ello y ante una convulsión financiera con caídas en los mercados bursátiles, una de las economías que más sufrirá será la nuestra, pues somos absolutamente dependientes de los flujos financieros procedentes del exterior.

Como se ve en el cuadro, la deuda externa ha aumentado 117.000 millones de euros en un año. De ella el 73% ha correspondido al sector público y el 27% al sector privado. Estamos otra vez en la fiesta de la deuda, viviendo de prestado y alcanzando los mejores tiempos de la burbuja. Ya sabemos cómo terminó entonces y también sabemos cómo va a terminar ahora. La estrategia del Gobierno es clara. Se enfrentan no ya a la derrota electoral, sino al propio fin del sistema político nacido en 1978 y están tratando de regar con miles de millones de euros cada mes la economía con el fin de contener el descontento exponencialmente creciente de la población, ocultándole sistemáticamente la razón real de la discreta mejora económica que estamos viviendo, que no es otra que una política suicida de huida hacia delante


Esperemos que tenemos por lo menos un par de meses más de relativa estabilidad, pero, sin duda, 2015 se perfila para ser el año más "interesante" que hemos visto en el mundo financiero en un tiempo muy largo.
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER