Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

19 jul. 2014

La invasión israelí de Gaza desata Muerte y Destrucción

La muerte, la destrucción y el sufrimiento humano causado por 11 días de ataque de Israel contra la pobre y densamente poblada Franja de Gaza aumentaron considerablemente viernes. Las tropas israelíes y columnas blindadas continuaron adentrándose en el territorio en una invasión que se puso en marcha la noche anterior, así como el bombardeo desde el aire, tierra y mar se intensificaron.

El número de muertos se elevó rápidamente a la marca de 300 el viernes, mientras que el número de heridos ascendió a más de 2.200. Lo que se está desarrollando en Gaza es un crimen de guerra calculado y salvaje contra una población indefensa llevado a cabo con el apoyo pleno y abierto de Washington y la complicidad de la Unión Europea, los regímenes árabes y del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas.

No es exagerado comparar el terror letal y el castigo colectivo impuesto por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Gaza con los métodos empleados por los nazis en el gueto de Varsovia. Potencia de fuego masiva que se está desatando en una estrecha franja de tierra rodeada por dos lados por Israel y sus ejércitos invasores, en un tercero por la frontera egipcia sellada, y en el cuarto por un mar lleno de barcos de guerra israelíes. 

En un acto de terror psicológico, Israel lanzó panfletos ordenando a más de 100.000 palestinos en las zonas fronterizas a huir de sus hogares. La realidad, sin embargo, es que no hay ningún lugar para esconderse del asalto. Los que se quedan en sus casas se designan como "terroristas" o "escudos humanos", que pueden ser asesinados sin miramientos.

Los médicos en la ciudad de Beit Hanoun, en el extremo nordeste de Gaza, informaron que la noche del viernes toda una familia de ocho fue aniquilada cuando un proyectil de tanque demolió su casa, dejando sus cuerpos en los escombros. El portavoz de los servicios de emergencia, Ashraf al-Qudra identificó a las víctimas como a la familia Abu Jurad, compuesto por dos hombres, dos mujeres y cuatro niños. Los nombres de los niños eran Hania, Ahlam, Samih y Musa - dos niñas y dos niños. Uno de ellos era un bebé de cinco meses de edad.

Funcionarios de las Naciones Unidas en Gaza informaron hoy que el número de habitantes de Gaza internamente desplazados que buscan refugio en las instalaciones de la ONU se había duplicado a más de 40.000. Pero la comida se está acabando en estas instalaciones, así como los suministros de energía eléctrica y de agua han sido cortadas para la inmensa mayoría de la población.

En un crimen claro contra la humanidad, los hospitales de Gaza, que han sido desbordados por la afluencia de heridos, incluso a medida que se agotan los suministros más básicos, han sido blanco de ataques en varias ocasiones por bombardeos y ataques aéreos desde el inicio de la invasión terrestre israelí.

El hospital Al-Quds fue golpeado durante la noche, según la agencia de noticias Maan. El bombardeo provocó un incendio que afectó a varios de los departamentos del hospital. Los proyectiles también cayeron en el Hospital de Beit Hanoun, dañando sus pisos superiores. Proyectiles de tanque también atacaron el Hospital al-Wafa, en la ciudad de Gaza.

"Los tanques israelíes están bombardeando el hospital, que han afectado a varios de los pisos, y varias enfermeras han resultado heridas", según dijo el director de la instalación, Basman Alashi, a la agencia de noticias AFP. Agregó. "Si un hospital no es seguro, ¿dónde lo es?"

Un informe del hospital Nasser en la ciudad de Gaza meridional de Khan Yunis por AFP ofrece una idea del costo humano horrible infligido por la agresión israelí. De los que llegaron al hospital la noche del jueves, dijo, muchos eran niños y al menos 11 murieron.
Entre los pacientes, una chica de 25 años de edad, Khadija Abu Hama, que fue gravemente herida cuando los tanques bombardearon su barrio. "el shrapnel –artilleria antipersona- arrasó la mayor parte de su cuerpo, incrustándose en su cerebro, rompiendo su brazo izquierdo y arrancando su ojo izquierdo", según el informe. "Al lado de ella, un chico de18 años de edad, Uday al-Astal, ahora paralizado en su lado derecho después de que la metralla penetrara en su cerebro." Él fue herido en un atentado en el que murieron cuatro de sus parientes, entre ellos dos niños, de cuatro y seis años de edad. 

 Dr. Moataz al-Jubur, quien está a cargo de la sala, dijo a la AFP: "El mundo entero está mirando mientras que los palestinos están siendo masacrados. Son personas inocentes, personas asentadas junto a sus casas, gente asentada con sus familiares. ¿Dónde deben ir estas personas? "

De acuerdo con las autoridades de salud, al menos 63 palestinos murieron en Gaza el viernes. Durante el mismo período, un soldado israelí murió, al parecer víctima de "fuego amigo" de un tanque israelí.

Hay informes de que Israel, ha convocado a otros 18.000 reservistas, con lo que el número total de soldados movilizados para la guerra en Gaza asciende a 65.000, también ha estado utilizando armas prohibidas internacionalmente, como bombas fletchette, un arma anti-personal que satura una zona con dardos letales, así como el gas venenoso.

En medio de esta masacre, el presidente Barack Obama el viernes por la mañana habló con Netanyahu, ofreciendo al régimen israelí apoyo incondicional de EE.UU. en la sangrienta operación en Gaza. En declaraciones a los periodistas de la Casa Blanca después, Obama dijo que había "Reafirmado mi firme apoyo al derecho de Israel a defenderse" Él continuó: "Ninguna nación debe tolerar que le lancen cohetes a sus fronteras". ¿Los mismos misiles, bombas y proyectiles que cayeron sobre Gaza?

Obama declaró entonces, "... que apoyamos los esfuerzos militares por los israelíes para asegurarse de que no más cohetes sean disparados a su territorio. También le he dicho que entendemos que las operaciones militares terrestres actuales están diseñadas para hacer frente a los túneles, y tenemos la esperanza de que Israel continuará abordando este proceso de una manera que reduzca al mínimo las bajas civiles".

Si la situación no fuera tan trágica, las declaraciones de Obama serían casi cómicas. La idea de que este compromiso militar masivo de 11 días se está llevando a cabo para detener los cohetes o de que las FDI sólo buscan la destrucción de los túneles, es absurdo. La sugerencia de que Israel está actuando para reducir al mínimo las bajas civiles, que constituyen el 80 por ciento de las víctimas mortales, de las cuales un cuarto son niños, es obsceno.

Del mismo modo, el secretario de Estado John Kerry reiteró el "derecho a defenderse" de Israel al tiempo que instó un alto el fuego "lo antes posible", una frase que Tel Aviv entiende correctamente como una luz verde de EE.UU. para librar la guerra contra el pueblo de Gaza o lo que considere oportuno.

El asalto a Gaza fue preparado mucho antes de que un solo cohete fue lanzado desde el territorio. Fue una respuesta en primera instancia a la aceptación de Hamás de un Gobierno de "consenso nacional" con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, que une los dos territorios separados de Gaza y Cisjordania bajo una sola entidad; restaurando por primera vez en ocho años, al menos una cierta autoridad en Gaza. Sin embargo, Tel Aviv estaba decidido a mantener la separación entre los dos territorios, aun cuando Washington reconoció al nuevo gobierno.

El gobierno de Netanyahu se dedicó a destruir el acuerdo de unidad, endureciendo el bloqueo de Gaza y evitando el pago de salarios a sus 43.000 empleados públicos. Al mismo tiempo, se aprovechó el secuestro de tres jóvenes colonos en la Ribera Occidental, que más tarde fueron encontrados muertos, como un pretexto para la represión de los miembros de Hamas en el territorio ocupado, arrestando a unas 600 personas y el lanzamiento de una oleada de represión en los que al menos 10 palestinos murieron. Fue esta violenta campaña de castigo colectivo lo que provocó los primeros cohetes lanzados desde Gaza.

Más fundamentalmente, la guerra es el modo de existencia del Estado sionista, que provoca continuamente enfrentamientos armados como medio de desviar hacia el exterior las inmensas contradicciones que se han acumulado en una de las sociedades más polarizadas socialmente en el mundo.
El gobierno de Obama, al igual que los gobiernos anteriores que se remontan a más de medio siglo, apoya el militarismo israelí como un medio de hacer avanzar los objetivos propios del imperialismo EE.UU. de afirmar su hegemonía sobre el rico en petróleo, Oriente Medio.

Elementos importantes en el seno del gobierno de Netanyahu, entre ellos el ministro de exteriores de Israel, Avigdor Lieberman –que bien se le podría clasificar de fascista-, han exigido que las FDI reimpongan el control sobre toda Gaza y matar, capturar o expulsar a todos los miembros del Hamas - objetivos de guerra que implican el asesinato de decenas de miles de palestinos.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER