Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

16 jun. 2014

La señal WiFi afecta a las plantas

Cinco alumnas de un establecimiento de Dinamarca aseguran demostrar que el Wi-Fi bloquea el crecimiento de las plantas. Las estudiantes llegaron a la conclusión tras realizar un experimento que consistía en colocar seis bandejas con semillas de Lepidium sativum (un tipo de lechuga) en una habitación sin radiación y otro igual número en una diferente junto a dos routers. Tras doce días con constantes mediciones, las colegialas observaron que las semillas ubicadas con los aparatos tecnológicos no brotaron y que la mayoría de ellas se echaron a perder. Todo lo contrario ocurrió en la otra pieza, donde las especies se desarrollaron con absoluta normalidad. Según contaron las menores investigadoras al medio NewsLand, lo que las motivó a realizar este trabajo fue que “notaron que cuando se quedaban dormidas con el teléfono móvil cerca de la cabeza, al día siguiente se sentían cansadas y desconcentradas”. Por lo que en un principio, lo que querían poner a prueba  era el efecto de una radiacióndel teléfono celular en los seres humanos , pero su escuela, School Hjallerup en Dinamarca, no tenían el equipo para manejar este tipo de experimento. Así que las niñas diseñaron un experimento que pondría a prueba el efecto de la radiación de los móviles en una planta en su lugar.

Por esta investigación, las chicas se adjudicaron el Concurso Regional de Ciencia y se ganaron el reconocimiento de científicos europeos, pero también abrieron el debate en el ambiente sobre el inminente peligro que podría causar el uso de esta tecnología. Incluso una catedrática del Instituto Karolinska de Suecia, está interesada en llevar a cabo el mismo el experimento en un ambiente científico profesional.

Lo que no parece saber esta catedrática ni la comunidad científica es que ese estudio ya se hizo en 2010, según Muy Interesante:

Un estudio realizado en Holanda sugiere que las radiaciones procedentes de las redes inalámbricas Wi-Fi alteran el crecimiento de los árboles y producen fisuras en su corteza. La investigación fue solicitada hace cinco años por las autoridades de la ciudad de Alphen aan den Rijn tras observar problemas en los árboles de sus calles que no se explicaban por infecciones víricas o bacterianas. Los científicos de las universidades holandesas de Wageningen y TU Delf responsables del estudio descubrieron que estos mismos síntomas aparecían en muchas especies caducas de la vegetación urbana de todo occidente. En sus experimentos, expusieron a 20 fresnos a fuentes de radiación diversas durante tres meses. Y observaron que los más próximos a fuentes de ondas Wi-Fi tenían muchas hojas marchitas debido a daños en su superficie. Los investigadores también concluyeron que, a corto plazo, la radiación Wi-Fi inhibe el crecimiento del maíz. Sin embargo, advierten que, antes de llegar a conclusiones definitivas, será necesario realizar nuevos estudios. Además, la investigación aún no ha sido publicada en ninguna revista científica

Puedes ver también:


Barrera hematoencefálica: Barrera que impide que penetren de la sangre al cerebro sustancias como la acetilcolina, noradrenalina, dopamina y glicina, aunque sus concentraciones sean muy altas en la sangre circulante. Este hecho es muy importante porque todas son sustancias transmisoras sinápticas muy potentes y podrían tener efectos perjudiciales para la función cerebral. 
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER