Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

20 ene. 2014

La Guerra de las Galaxias Virtual

El gasto de las unidades cibernéticas del ejército de EEUU en el año 2014 se duplicó. En general, el Ministerio de Seguridad Interior y el Pentágono gastarán para la cíber-defensa más de mil doscientos millones de dólares. En Rusia, la idea de tener unas cíber-tropas está aún en el estado de análisis: la base del mando cibernético ruso se prevé se se cree a finales de este año. 

El aumento de los gastos de la guerra cibernética por los militares norteamericanos se explica por el aumento de los ataques. El dinero va, en lo fundamental, a aumentar el número de especialistas; desde los ochocientos treinta agentes actuales, crecerá hasta las dos mil personas en un año. Las tropas cibernéticas de EEUU se dedican a detectar y bloquear los peligros que provienen de estados extranjeros y que afectan a las redes informáticas industriales y militares. También entran dentro de sus tareas la defensa ante los ataques de hackers a la infraestructura social y comunitaria del estado. Pero siempre tenemos que tener en cuenta el lado oscuro de toda maniobra  y más aún siendo militar; por lo que aunque la actividad del mando cibernético se desarrolla bajo el lema de “la defensa de los intereses norteamericanos”, no se limita solamente a la defensa.

Los detalles del trabajo de la ANS de EEUU se conocieron gracias a las revelaciones del antiguo colaborador de estos servicios, Edward Snowden. Según se aclaró, los servicios especiales no solo dan seguimiento a Internet, sino que, haciendo caso omiso a los protocolos de defensa, analizan la correspondencia, el estado de las cuentas bancarias, escuchan los teléfonos de millones de personas, y todo esto, bajo la excusa de la lucha contra el terrorismo. La personalidad de su jefe, el general Alexander, parte de la dirección del mando cibernético de EEUU, merece ser analizada. No hace mucho, la revista Foreign Policy le llamó “super-geek”. Resulta que para crear su propio centro de mando de las operaciones en el año 2005, el general invitó a un diseñador de Hollywood. Éste, bajo la petición de Alexander, recreó la atmósfera del puesto de mando de la saga de “La Guerra de las Galaxias". La criatura favorita del general, y de paso del programa de seguimiento PRISM, fue creada con ayuda de su propio “científico malvado”, James Heath, que inventó muchas de las soluciones para el procesamiento de datos. Algunos describen a Heath como “un genio loco y peligroso”. Otros consideran que Alexander, junto a su “doctor diabólico”, han gastado el dinero de los contribuyente en nadie sabe adónde.

Con respecto a Rusia, la decisión de crear un mando cibernético se tomó por el ministro de Defensa, Serguei Shoigú en el año 2013. Su base debe ser creada para finales del año 2014. Los detalles del proyecto ruso, evidentemente, no se descubren. Los senadores rusos, mientras tanto, desarrollan la “Estrategia de la Seguridad Informática” del país. Se propone, en concreto, atraer especialistas que no estén vinculados a las organizaciones criminales para detectar las vulnerabilidades de los sistemas informáticos, los conocidos como hackers blancos. Ellos trabajarán evidentemente en colaboración con los servicios especiales. Se propone los cíber-comandos comprueben regularmente la defensa de los sitios web de las estructuras gubernamentales. Después de la revisión, la “Estrategia” será objeto de examen por el Consejo de Seguridad de Rusia. Vamos que estamos en las mismas que los EE.UU.

La guerra virtual queda oficialmente declarada.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER