Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

22 dic. 2013

A Turquía se le atraganta el conflicto sirio

Tan solo desde el pasado mes de junio Turquía suministró a los rebeldes sirios cuarenta y siete toneladas de armamento, informan medios turcos, que citan la base de datos de las Naciones Unidas sobre comercio exterior. El desenmascaramiento causó gran repercusión. Ankara explicó que proveía a Siria escopetas de perdigón y de caza no aptas para la guerra.

Sabido es que Turquía interviene de forma prácticamente abierta por el derrocamiento del régimen de Bashar Asad en Siria, apoyando a los rebeldes en el país vecino. Pero, tan pronto EEUU renunció a tal idea, Ankara se vio en una situación complicada. El respaldo a los islamistas armados puede jugarle una mala pasada a la propia Turquía. Entre tanto, no se trata ni mucho menos del primer suministro de armamento a Siria. He aquí algunos hechos. En la provincia turca de Konya fueron detenidas tres personas relacionadas con Al Qaeda. Se les decomisaron doscientos cincuenta kilos de sustancias que se utilizan en la fabricación de explosivos. Tal como el ministro de Defensa de Turquía negó el significado militar de la carga, los detenidos negaron el trasfondo terrorista, afirmando que usan estas sustancias para lavar la ropa. Durante el posterior interrogatorio se aclaró que las sustancias debían ser enviadas a Siria. Este año un total de veinticinco personas fueron detenidas en Turquía bajo acusación de reenvío de armas a Siria. Entre los detenidos había personas relacionadas con Al Qaeda. Además, se sabe que en territorio turco hay campamentos de entrenamiento de grupos armados para combatir en Siria.

Hasta ahora Turquía hacía la vista gorda a la libre penetración de islamistas radicales a través de su territorio a Siria. Además, un mes atrás la Cancillería de Turquía reconoció que ciudadanos turcos también combaten del lado de la oposición siria. El director del Centro de Estudios de Oriente Próximo y el Cáucaso del Instituto Internacional de Estados Contemporáneos, Stanislav Tarásov, considera que tras el fracaso del formato de negociaciones euro-norteameric ano, en el marco del llamado Club de Amigos de Siria, Turquía quedará a solas frente al problema de los enfrentamientos armados en su frontera:

–Turquía originariamente intervenía como apóstol de la democracia y exigía el derrocamiento del régimen autoritario de Siria. Luego se vio en la cola y, posteriormente, fue desplazada del proceso político, porque el acuerdo más importante estaba entre EEUU y Rusia. Y ahora tiene que maquillar los rabos de su fallida política.

La escalada del conflicto puede desestabilizar la situación tanto en Turquía como en los países vecinos, estima Stanislav Tarásov:

–Los enfrentamientos armados tienen lugar en las propias fronteras de Turquía. Además, esos territorios fronterizos a veces son sometidos a ataques de artillería. Si antes Ankara acusaba de ello a Damasco, ahora se trata de las tentativas de los grupos islamistas radicales de ampliar el frente de su lucha, de arrastrar a Turquía a enfrentamientos armados y lograr que el ejército turco emprenda una irrupción en territorio de Siria. Tendrá lugar una escalada del conflicto al que pueden incorporarse Irak e Irán.
La ayuda a los rebeldes, especialmente islamistas, no será para el bien de Turquía, asegura el turcólogo ruso y profesor de Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia de Ciencias de Rusia, Víktor Nadein-Raevski:

–Sin duda alguna, los suministros de armas fueron de mayor envergadura. Las escopetas de perdigones que Turquía suministraba para la caza es un fenómeno de los cuentos de hadas, porque allí ya hay a quien cazar, a excepción de los enemigos políticos. Es un fenómeno muy peligroso para la propia Turquía. La propia injerencia en el conflicto interno sirio despertó a las fuerzas políticas internas de Turquía y a esas capas de la población que permanecían en estado comprimido. Por ejemplo, los alauíes turcos, que tienen parentesco con los alauitas sirios.

 Además de los alauíes, también pueden rebelarse los kurdos, que se vieron involucrados en los sucesos en Siria. En el noreste del país vive una importante comunidad kurda, que declaró su autonomía. Víktor Nadein-Raevski opina que los suministros de armas a los rebeldes sirios representan un peligro muy serio, que incluso puede desembocar en la desintegración de la propia Turquía:

–La oposición siria armada, su parte islámica, se comporta de manera insolente y descarada en territorio turco. Los saqueos y la violencia en las regiones fronterizas e incluso en partes profundas del territorio de Turquía ya son una norma. Se ha dado una situación tal, que cualquier ayuda a los enemigos de Bashar Asad por parte del Gobierno turco obra en la desintegración de la propia Turquía y este peligro es extremadamente serio.

De tal modo, Turquía, ayudando de una u otra manera a las fuerzas opositoras en Siria, coloca una mina de acción retardada. Todas las esperanzas se cifran en los acuerdos que posiblemente ser logren en el nuevo encuentro en el marco de Ginebra-2, fijado para el 22 de enero, siempre que se cumplan, claro está.


Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER