Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

12 dic. 2013

2014 según predicciones de Isaac Asimov

Isaac Asimov, fue un escritor y bioquímico soviético, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica.La obra más famosa de Asimov es la Saga de la Fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trántor, que forma parte de la serie del Imperio Galáctico y que más tarde combinó con su otra gran serie sobre los robots. También escribió obras de misterio y fantasía, así como una gran cantidad de textos de no ficción. En total, firmó más de 500 volúmenes y unas 9000 cartas o postales. Sus trabajos han sido publicados en 9 de las 10 categorías del Sistema Dewey de clasificación.

Hace exactamente medio siglo, durante la Feria Mundial celebrada en 1964 en Nueva York, el conocido escritor de ciencia ficción y profesor de la Universidad de Boston Isaac Asimov contó cómo, en su opinión, sería el mundo dentro de cincuenta años. Su pronóstico no tardó en ser citado por el diario The New York Times y después de leer aquel artículo uno se da cuenta de que el escritor había intuido la aparición de casi todos los inventos técnicos.

Según Asimov, la mitad de la energía eléctrica en 2014 se obtendrá en las centrales nucleares, mientras que en las enormes llanuras de Arizona y Kazajstán se habrán instalado placas solares. La humanidad habrá aprendido a condensar la energía en el espacio, para enviarla luego a la Tierra y la comunicación se realizará vía satélite. Las naves espaciales habrán aterrizado ya en Marte y se pondrá en práctica el programa de colonización del planeta rojo, lo que no parece ya ninguna ciencia ficción, si nos acordamos de la misión espacial del vehículo explorador de Marte, el Curiosity.

Desde 1964 han pasado tan solo cincuenta años, pero el mundo ha cambiado y mucho. Las ideas de Asimov, que en su momento parecieron pura ciencia ficción, han cobrado forma: se pueden llevar teléfonos en el bolsillo y usarlos para leer libros, ver documentos y fotos. Los aparatos pueden funcionar sin cables, con pilas o baterías. Las películas se pueden ver en 3D y los electrodomésticos facilitan mucho las tareas del hogar. La cocina se ha convertido para muchos en una afición, dado que existen numerosos platos preparados.

En su visión del mundo, la imagen de la ciudad habrá cambiado, construyendo las casas y la mayor parte de las edificaciones bajo tierra, para ahorrar en calefacción en invierno y en aire acondicionado en verano. Y eso que ya existen aparcamientos e incluso centros comerciales subterráneos. Mientras tanto, la superficie se cubrirá de parques, huertos y pastos, un guión ya menos probable, por cierto. El transporte —siguió fantaseando Asimov— se elevará a la altura de un metro sobre el suelo y el agua, lo que le permitirá desarrollar unas velocidades más altas.

Para 2014 la población del planeta alcanzará los seis mil quinientos millones de personas, mientras que en EEUU vivirán trescientos cincuenta millones (a 1 de junio se registraron en el país trescientos dieciséis millones de habitantes). El aumento de habitantes en el mundo promoverá la exploración de las tierras árticas y de los desiertos, así como la búsqueda de fuentes alternativas de alimentos. Así, en la agricultura se impondrán los microorganismos encargados de producir alimentos altamente nutritivos en base a la levadura y las algas. La longevidad media en los países desarrollados será de ochenta y cinco años y se podrá ejercer un control eficiente de la natalidad. Recordemos que en 1964 la longevidad media no superaba los sesenta y cinco años y la natalidad ni siquiera en los países desarrollados se sometía a control alguno.

Creía el escritor que en 2014 el principal problema de la humanidad sería curiosamente el aburrimiento. Precisamente por esta razón se habrá desarrollado el campo de la psicología y los psiquiatras serán los profesionales más cotizados.

Hoy este pronóstico podrá parecer muy poco imaginativo, pero hace cincuenta años representaba ideas rompedoras, atrevidas y absolutamente irreales. Y el hecho de que algunas fantasías de Asimov no hayan cobrado forma todavía debería motivar más a los inventores.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER