Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

22 nov. 2013

El 90 % de los españoles no ve síntomas de mejora económica

Los dos años con el cinturón apretado con el Gobierno de Mariano Rajoy no han dado el resultado que se esperaba.

Mucho ruido y pocas nueces. El 90 % de los españoles asegura que personalmente no han notado síntoma alguno de mejora económica, mientras que un 75 % duda que el país esté empezando a salir de la crisis, según un sondeo realizado por la compañía Sigma Dos por encargo del diario nacional El Mundo.

El actual esfuerzo del Gobierno español por mostrar que su política económica empieza a dar frutos, aunque estos aún no sean suficientes, ha tenido por el momento escaso éxito. Rajoy dice ser consciente de que los indicadores macroeconómicos que ya marcan en positivo no inciden todavía en la vida de los españoles, pero mantiene que en el 2014 esta situación cambiará y los efectos de las medidas adoptadas durante la primera mitad de su legislatura se notarán mejor que ahora.

Ni siquiera los que votaron al Partido Popular en las elecciones parlamentarias del 2011, considerándolo una panacea contra la crisis económica, parecen estar de acuerdo con el optimismo de Rajoy. El 80 % se suma a los que no ven en su vida cotidiana señales que llamen al optimismo, y un 53 % añade no creer aún en la recuperación.

"Para saber cómo marcha la economía solo hay que caminar por las calles y ver los comercios casi vacíos y, sobre todo, bares y restaurantes casi incluso los fines de semana. En España no hay recuperación y, además, hemos perdido algo muy importante como es la alegría y el optimismo que teníamos. Yo veo a España como un país sin ilusión, triste y muy cabreado", escribió un lector de El Mundo en su comentario.

No es de extrañarse dado que el principal sacrificio del Partido Popular ha sido la clase media. Según los datos oficiales, hasta una cuarta parte de la población activa española actualmente no tiene forma de ganarse la vida. La situación es aún peor entre los menores de veinticinco años, de los que más de la mitad no encuentra trabajo.

El creciente desempleo y bajas salariales han cambiado hasta el mapa de los hogares en España y en el último año se ha llevado por delante unos ochenta mil hogares como consecuencia de la pérdida de población y del reagrupamiento familiar. Se han agrupado muchas familias o individuos con problemas para pagar su alquiler o la hipoteca. El número de hogares en los que la persona de referencia es un jubilado aumentado desde que comenzó la crisis. Hay también quien hace las maletas y emigra a otro país, quien las coge y regresa al suyo, están los que cogen sus trastos para regresar al hogar paterno y los que buscan compañeros de piso.

La disminución de los núcleos familiares adquiere la condición de anomalía. "Todos conocemos a gente que ha vuelto a casa de sus padres porque ha perdido el trabajo y no puede mantenerse, pero también pesan todos esos hogares que no se han creado por los jóvenes que, por ejemplo, no tienen capacidad para emanciparse", explica Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros, en un artículo publicado por el diario El País.

Menos consumidores implica menos demanda interna para la economía española, pero el efecto de reagrupamiento familiar sí es incierto opina José García Montalvo, catedrático de la Universidad Pompeu Fabra. "La economía de escala que se logra cuando un parado se va a vivir a casa de sus padres, por ejemplo, implica menos gasto en vivienda, alquiler, etcétera, pero también le deja más renta disponible para otros tipos de bienes y servicios", explica.

Los españoles parecen por tanto apuntarse a la tesis de que el dinero, para rendir, debe estar en manos de la ciudadanía y no en las de la Administración. En definitiva, que la mejor manera de arrancar el motor del consumo interno es devolverle el combustible de más que ahora le resta Hacienda. Dicho de otra forma, la mayoría de los votantes exige el cumplimiento de una de las propuestas estrella de Rajoy que hizo en el 2011: bajar los impuestos.

Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER