Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

18 jul. 2013

Bank of America tambien espía al estilo NSA

Cuando Edward Snowden anunció al mundo la práctica generalizada que tenía el gobierno de EE.UU. de espiar las comunicaciones de los ciudadanos, hubo dos reacciones generales: ap`pall´ment (desmayos por el terror causado) y confirmación.

Los ciudadanos estadounidenses en todo el país quedaron consternados y furiosos ante la idea de que la élite dirigente del gobierno supervisara en secreto todas sus comunicaciones electrónicas. Además, los ciudadanos enfurecierom aún más al descubrir que las empresas (como Google, Yahoo, Skype, etc) en las que habían puesto su fe y confianza estaban más que dispuestos a cooperar con el gobierno. Y no digamos ya en los países de la UE.

Mientras muchos estaban horrorizados, todavía había otros que no se sorprendieron de que el gobierno era capaz de tales actos infames contra sus propios ciudadanos ya que ellos estaban realizando la misma práctica.

¿Quién más está espiando?

Parece que algunas empresas hacen todo lo posible no sólo para espiar a los ciudadanos sino que usan esa información para su beneficio. Las empresas utilizan esta información no sólo para asuntos de mercado y / o servicios, sino también para conocer a su” enemigo”. También utilizan esta información en un esfuerzo para distraer a las masas de malas prácticas corporativas, o (aún peor) utilizan la información en contra de esas personas. Esta es otra forma que la elite económica gobernante tiene para mantener el control a través de medios financieros en lugar de a través de la legislación. Uno de estos casos fue reportado por Barrett Brown.

Brown se centró en un Banco cuya práctica fue  contratar a un ejército de mercenarios cibernéticos de Estados Unidos en respuesta a una declaración de WikiLeaks que tenían evidencias materiales de un "ecosistema de corrupción” que podría acabar con un banco o dos.

Unos de los bancos mencionados por WikiLeaks era el Bank of America, que por miedo, pasó a la ofensiva. La compañía contrató a Booz Allen Hamilton, Palantir y HBGary Federal, todos los cuales son conocidos por ser expertos en  inteligencia y en la minería de datos. Con el equipo de soldados expertos en cyber-intetigencia, el Bank of America se propuso aniquilar al grupo hack-activista, Anonymous  y cualquiera de sus simpatizantes.

Este consorcio de firmas de inteligencia creadas por esta elite gobernante en el sector financiero, se conocía como el equipo Themis. El objetivo del equipo Themis era reunir datos de inteligencia sobre Anonymous y sus simpatizantes por cualquier medio necesario, icluidos los  ilegales. Y, parece que el equipo Themis hizo exactamente eso . De acuerdo con Anonymous:

"En cuanto a los datos queda claro que Bank of America, TEKsystems, y otros (ver los orígenes de los informes)  reunieron información sobre el movimiento Anonymous y otros activistas en diversas plataformas de medios sociales y los canales de chat de Internet Relay públicos (IRC)."

Sin embargo, HBGary iría un paso más allá de sólo la obtención de datos. Fueron cazados haciéndolo. Parece que el ahora ex jefe del ejecutivo de HBGary Federal Aaron Barr declaró al FT que planeaba revelar los nombres de algunos líderes del grupo de hackers Anonymous. Anonymous respondió pirateando el sitio de HBGary Federal robando 71.000 correos electrónicos de la empresa y su empresa hermana HBGAry así como desconfigurando la cuenta de twitter de Barr. Y fue en esos correos donde se descubrió los negocios secretos que tenía con BofA.

También descubrieron correos electrónicos que exponían que HBGary estaba trabajando en el software que "permitirá la creación de varios perfiles de medios sociales falsos para infiltrarse en los grupos de discusión y de manipular a la opinión sobre los sitios y desacreditar a las personas1).Una vez que todo salió a la luz, Aaron Barr renunció a HBGary.

A pesar de que Bank of America fue expuesto por el espionaje que cometieron contra los particulares, el número de casos de empresas y las grandes empresas que cometen tales actos no se denuncian.


Parece que el gobierno y las grandes empresas (el núcleo de la elite gobernante) están espiando activamente a las masas. Sin embargo, ¿quién vigila a las entidades? Si (como ciudadanos y consumidores) no vigilamos a los gobiernos y a las grandes empresas, entonces ambos podrán espiar libremente en nosotros. La responsabilidad recae en la gente para  poner fin al espionaje ilegal perpetrado por estos grupos de élite.
Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER