Hay un nuevo desarrollo en la historia humana que se está produciendo y que no se está contando.Aquí, intentamos explicarlo

3 jun. 2013

Las "tensiones" entre Rusia y la UE

Ekaterimburgo acoge la cumbre de la UE y Rusia. 

Moscú espera conocer los pormenores de la investigación antimonopolio, efectuada por la Comisión Europea con respecto a Gazprom, y llevar a cabo una exhaustiva conversación sobre Siria. Rusia está representada en la cumbre por el jefe de Estado, Vladimir Putin, y la delegación europea por el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, y por el titular de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Esta trigésima primera edición de la cumbre se lleva a cabo de acuerdo a un libreto habitual. Los líderes se reúnen al atardecer en una cena oficiosa. Al día siguiente, continúan su labor en una reunión plenaria que deriva espontáneamente en un almuerzo de trabajo.

Rusia es para la UE el abastecedor principal de agentes energéticos, un eje que Rusia desarrolla vigorosamente. Se encuentra ya en explotación el gasoducto North Stream y, está en marcha la construcción del gasoducto South Stream. Pero, en 2009, la UE aprobó un denominado “tercer paquete energético” que restringe considerablemente el trabajo del consorcio ruso Gazprom. Bruselas se afana en recortar las facultades de Gazprom, a fin de ser más independiente de los suministros rusos, explica Vladimir Sokolov, profesor en la Escuela Superior de Economía:

—La UE, como estructura multilateral voluminosa, está animada tanto por el interés económico: dónde comprar gas más barato que el de Gazprom. Como político: para reducir la dependencia de Rusia, y de paso decir algo a los electores. Pero, por otra parte, el sector privado alemán se siente a sus anchas trabajando con Gazprom y continuará haciéndolo. Además, tiene la ventaja de ser estable y de largo plazo. Pues, existe un gasoducto y yacimientos de gas enormes. De manera que no van a romper tan fácilmente con Rusia.

Otro problema constante en el diálogo entre Rusia y la UE es el del régimen de visados. En un comienzo, se plantea aliviar el régimen de visado para, más adelante, anularlo de todo. Moscú y Bruselas se están poniendo de acuerdo en la exención de visas para los portadores de pasaportes de servicio. Fue convenido que recibirán este derecho unas quince mil personas. Ahora, algunos países europeos solicitan mayores detalles sobre cómo y a quiénes se extenderán estos pasaportes azules. Los interlocutores rusos destacan que es necesario esperar las decisiones de todos los miembros de la UE. Pero, en esto desempeña su papel no solo la opinión de los europeos, considera Valery Korovin, director del Centro de Peritajes Geopolíticos:

—El hecho que los europeos se obstinen con respecto a esas quince mil personas revela que, en realidad, ellos temen a Rusia y a quienes viajen desde el país. Y temen porque no tienen una idea clara de lo que Europa necesita de Rusia, de cuáles son sus intereses. ¿Es necesario desarrollar las relaciones o hacer caso a Washington y mantener a Rusia lejos? Mientras lo deciden, dan largas en el asunto.

 Los problemas internacionales los debatirán en un desayuno de trabajo. En el menú figura la solución en Oriente Próximo, la situación en el norte de África, en Cisdniestría y en Alto Karabaj. Pero, en primer lugar, los líderes se proponen conversar detalladamente sobre la crisis en Siria. En la víspera, el Consejo de Europa aprobó nuevas sanciones contra el país. El embargo petrolero se introduce hasta el 1 de junio de 2014 y es posible que sean congelados los activos de una serie de personas físicas y jurídicas, incluido del Banco Central de Siria. Además, la UE levantó la semana pasada el embargo de armas para la oposición siria. Y a partir del 1 de agosto, todo miembro de la UE podrá decidir, a su antojo, qué armas suministrar y a quien. Esta medida de Bruselas puede agravar aún más la situación. Es evidente que Rusia no se propone omitir la crítica, indicaba el embajador de Rusia  ante la UE, Vladímir Chiyov:

—Desde el punto de vista de la lógica elemental, poniéndose en el caso de la oposición armada siria, ¿cuál sería la reacción ante tal decisión? Es la señal inequívoca de que vale la pena esperar para que las armas les lleguen a montones, lo que dará la posibilidad de obtener la victoria militar. Dicha lógica no contribuye a los esfuerzos que se están adoptando, incluidos los nuestros, por una solución política pacífica, que comprenden la realización de una conferencia internacional.

Por lo demás, no han faltado reclamos contra Rusia. La misma UE reprocha a Moscú el suministro de armas. Ello no tiene nada de sensacional y ni hablar ya de que no se ha “atropellado” el derecho internacional. Yuri Ushakov, asesor del presidente Putin indica que Rusia no haría más que cumplir con contratos antes pactados, pero no se dispone a firmar nuevos.



Comparte:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Populares (este mes)

Populares (desde siempre)

Archivo del blog

contenidos

Buscar este blog

TWITTER